RICARDO MONREAL / LAS CIUDADES QUE REVIVEN

CAMBIO DE RÉGIMEN

Desde Nueva Zelanda hasta Alemania, distintos países están comenzando procesos de apertura de distintos espacios públicos y privados que muchas personas están considerando un “retorno a la normalidad”. En México, el proceso de aislamiento voluntario continúa siendo recomendado para evitar la saturación de nuestro sistema de salud.

Sin embargo, en ningún país se está pensando en el aislamiento como una política eterna. En países que sufrieron grandes pérdidas humanas como Italia y España, la apertura está siendo más cautelosa, pero se está avanzando hacia una normalidad distinta, que no debemos pensar como un “regreso”.

En esta nueva normalidad a la cual México llegará en las próximas semanas, el cubrebocas debe incluirse en la rutina diaria: llaves, cartera, celular, cubrebocas. Alrededor del mundo, se recomienda como una medida para proteger de contagios, entre más personas los porten, más protegidos estaremos.

Asimismo, la sana distancia no puede olvidarse por completo, tendremos que imaginar que al corto plazo no habrá grandes eventos y hasta el mediano plazo, nuestras interacciones con extraños deberán respetar el metro y medio de separación. Socialmente, lo que vemos en Europa y en algunas partes de Asia son restaurantes con mesas de dos comensales, separadas.

En China, las niñas y los niños usan diariamente “alas” hechas en casa para recordarles la distancia que deben mantener de sus amigas y amigos. En algunas ciudades estadounidenses, se han demarcado los espacios para que grupos pequeños puedan socializar en espacios abiertos, mientras que en Europa los restaurantes que han reabierto se muestran con mucha menor ocupación y más espacio entre los comensales, generalmente solo dos por mesa. El lavado constante de manos continúa siendo ampliamente recomendado. 

Continuemos alerta y conscientes sobre la información emergente de los estados de apertura, el contagio y los brotes. Vencer esta pandemia es un maratón colectivo, no una carrera individual de corta distancia.

Comentarios

Comentarios