RICARDO MONREAL / CAMBIO DE RÉGIMEN

LIC. ESMERALDA AROSEMENA DE TROITIÑO

COMISIONADA PRESIDENTA

COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS

P R E S E N T E

Estimada Comisionada Presidenta:

El Senado de la República desea compartir con la institución que usted dignamente preside, su preocupación por la actual política y prácticas del Gobierno de los Estados Unidos de América respecto a las personas migrantes mexicanas, en especial, aquellas detenidas en centros migratorios en la frontera sur de ese país, así como por las redadas masivas contra migrantes, anunciadas e iniciadas recientemente.

En particular, queremos expresar nuestro más firme rechazo a los abusos y violaciones a los derechos humanos de niños, niñas y adolescentes, incluidos aquellos no acompañados, cometidos en el marco de tales políticas y prácticas. Muchos han sido detenidos y separados de sus familias, lo que constituye un trato inhumano y cruel, con severas consecuencias para el desarrollo físico, mental y moral de las y los menores.

Igualmente, consideramos lamentables las consecuencias de la política de asilo y refugio implementada por las autoridades estadounidenses para miles de personas que huyen de sus países en busca de una vida segura.

Los derechos humanos protegidos por los instrumentos internacionales deben ser respetados, independientemente de la situación migratoria de las personas. Los Estados democráticos miembros del Sistema Interamericano de Derechos Humanos están llamados a cumplir con sus obligaciones y honrar plenamente sus compromisos.

Para ello, la actuación de los organismos y las instituciones regionales, así como la cooperación internacional son indispensables. Velar por el bienestar de las personas que tienen derecho a recibir protección internacional debe ser una prioridad.

En el contexto de los flujos migratorios actuales, es importante promover y realizar acciones para la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas migrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad, particularmente niños, niñas y adolescentes acompañados y no acompañados. El interés superior del menor debe prevalecer por encima de cualquier política.

Es así que exhortamos a la actuación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de acuerdo con las facultades que le corresponden en la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano, con el fin de que los Estados Unidos de América respeten los derechos de las personas migrantes mexicanas y se observen, en su frontera sur, las consecuencias de las políticas migratorias de refugio y asilo implementadas por ese país.

Externamos nuestra esperanza por que la visita a la frontera entre México y Estados Unidos que la CIDH realizará en días próximos contribuirá en este sentido.

Sin otro particular, Señora Comisionada Presidenta, le reitero mis consideraciones más distinguidas.

A T E N T A M E N T E

SEN. RICARDO MONREAL

PRESIDENTE DE LA JUNTA DE COORDINACIÓN POLÍTICA

Comentarios

Comentarios