SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN

Querétaro está muy atrasado en el tema del agua porque los gobiernos prefieren invertir en obras suntuarias, no en infraestructura hidráulica y la CEA no reconoce a los ciudadanos el derecho constitucional al servicio, afirmó el urbanista y analista Gonzalo Ruiz Posada al celebrar la exclusiva del periódico PLAZA DE ARMAS sobre la realización del Foro Regional de la Cuenca Lerma Chapala, a efectuarse a partir del jueves en la UAQ.
En su opinión, falta mucha atención al problema hídrico, porque no hay retención para aprovechar las escasas lluvia, las cuencas están descontroladas y ni siquiera hay programas de desazolve en la zona metropolitana. Advirtió también que es tal la desatención en el tema, que en todo Querétaro no hay un solo bebedero público, pues el que puso el alcalde Roberto Loyola Vera en el Jardín Guerrero está inutilizado.
Para el arquitecto Ruiz Posada, colaborador de Radio Universidad, es necesario establecer una nueva ley de aguas nacionales, como se pretende con el foro regional, sino también el Código Urbano de Querétaro, en el que no existe siquiera el término usuario ni tiene derechos.
Habló también de la disparidad en el abastecimiento de agua en la ciudad, porque no es lo mismo el que se ofrece en la zona monumental , en donde está lo turístico, lo religioso, lo cultural y el comercio selecto, que en las colonias populares, sometidas al tandeo.
Criticó que en el gobierno de Francisco Garrido se haya entregado la propiedad del líquido a la empresa constructora del Acueducto II, que es dueña del agua en bloque y se la vende a la CEA.
Las últimas administraciones han preferido hacer obras de relumbrón en lugar de la Presa de La Cañada o la Del Salto, tan necesarias, además de que en los trabajos de la Avenida Constituyentes no se hizo drenaje pluvial  y tenemos cuencas desperdiciadas, como la de la Cuesta China.
Querétaro es un desastre en avenidas de agua porque hemos construido en zonas inundables y en lugar de detener la desertificación se siguen tirando árboles bajo la presidencia de Luis Bernardo Nava en el Boulevard Bernardo Quintana y en la Avenida Belén. “Hay que conservar el arbolado; la vegetación es la piel de la ciudad” sentenció. Del periodo de Marcos Aguilar lamentó que no haya desazolvado el Bordo Azteca y no haber hecho la Presa del Salto.
Alertó igualmente sobre el apabullante crecimiento urbano y que desde la época del gobernador Antonio Calzada Urquiza se hayan permitido empresas con alto consumo de agua, como Kimberly Clark, que secó Tequisquiapan.
Con estos planteamientos, el arquitecto Gonzalo Ruiz Posada destacó la importancia de que en Querétaro, con la presencia de altos funcionarios federales, se vaya a celebrar el Foro Regional del Agua, promovido por la Cámara de Diputados federal, en donde espera asistir y compartir ideas.

Comentarios

Comentarios