Revisa UAQ salarios y contratos

En Sesión Ordinaria del Consejo Consultivo del SUPAUAQ, autoridades universitarias se reunieron con delegados para instalar la mesa de negociación de la revisión salarial y contractual. Saúl García, quien se ostenta como secretario general, exhortó a que no se sesionara. FOTO: SUPAUAQ
En Sesión Ordinaria del Consejo Consultivo del SUPAUAQ, autoridades universitarias se reunieron con delegados para instalar la mesa de negociación de la revisión salarial y contractual. Saúl García, quien se ostenta como secretario general, exhortó a que no se sesionara. FOTO: SUPAUAQ

FALTAN RECURSOS

La Alma Máter y el SUPAUAQ crearán un frente común para defender el presupuesto público y mejorar las condiciones laborales y académicas

 

En Sesión Ordinaria del Consejo Consultivo del Sindicato Único de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (SUPAUAQ), autoridades universitarias se reunieron con el 75 por ciento de los delegados que conforman esa instancia del gremio de profesores para instalar la mesa de negociación de la revisión salarial y contractual.

Esto sucedió a pesar de que Saúl García Guerrero -quien se ostenta como secretario general- exhortó a que dicho órgano de autoridad sindical no sesionara.

Dicho encuentro se desarrolló en apego a la solicitud que hizo el H. Consejo Universitario para que los procesos bilaterales con el SUPAUAQ se lleven a cabo a través de las instancias internas de esta organización laboral.

Fue así que por invitación, acudieron el secretario de Finanzas, Alejandro Jáuregui Sánchez; el abogado general, Óscar Guerra Becerra, y la directora de Recursos Humanos, Aurora Zamora Mendoza.

Al tomar la palabra, Óscar Guerra Becerra expuso que la complicada situación financiera de la Máxima Casa de Estudios se deriva de los recortes que la Federación hizo a educación, así como del limitado subsidio estatal que recibió la Institución a pesar del compromiso del gobernador, Francisco Domínguez Servién, de otorgar un incremento presupuestal de 17 por ciento, mismo que en términos reales se concretó en 4.4 por ciento aprobado para este año.

Comentó que sumando el ingreso federal y estatal, la UAQ dispone solo de 75 millones de pesos de incremento en su presupuesto; de ese recurso se estima que 15 millones podrían destinarse a cuestiones académicas y estudiantiles, y los 60 millones de pesos restantes podrían orientarse a la propuesta económica dirigida a los profesores y
administrativos.

“La situación es que cada punto porcentual de incremento al salario implica 20 millones. En estas condiciones solo podríamos ofrecerles un 3 por ciento de aumento salarial, sin concretar la oferta contractual. No obstante, la Universidad hará su máximo esfuerzo para allegarse de los recursos que permitan presentarles una propuesta de mejora a sus condiciones laborales y que al mismo tiempo sea responsable con la viabilidad financiera de la institución, para que esta siga cumpliendo su labor educativa y se mantenga como fuente de trabajo”, aseguró Guerra Becerra.

Reiteró el compromiso de la Institución para realizar un ofrecimiento digno a los profesores, pero aseguró que el pliego petitorio con el que García Guerrero emplazó a huelga supone definitivamente la quiebra, pues esta Casa de Estudios no cuenta con los más de 2 mil 500 millones necesarios para cumplir todas sus demandas: 15 por ciento de incremento directo a salario, adicionar tres cláusulas nuevas y revisar 57 de estas, entre las que se encuentra la petición de reducir los grupos a un máximo de 25 alumnos; lo que significa rechazar a más alumnos de los que actualmente no encuentran un espacio en la Universidad.

Por otro lado, señaló que debido a la que la Secretaría de Educación Pública (SEP) no reconoce todas las prestaciones que la Universidad brinda a su personal docente y administrativo a través de los Contratos Colectivos, la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) ha emitido diversas observaciones a la Rectoría por considerar como “pagos indebidos” el cumplimiento de los derechos laborales ya adquiridos por los universitarios.

Al respecto, detalló que lo que se pretende con tales observaciones es que la UAQ reduzca, por ejemplo, el pago del aguinaldo y de la prima vacacional y que, asimismo, se cargue a los trabajadores el respectivo pago de impuestos de tales prestaciones.

Por ello, invitó a los académicos a conformar un frente en defensa del recurso con el que se sostienen sus derechos laborales, pues lamentó que el secretario de Educación, Alfredo Botello Montes, negara haber escuchado los reclamos que el H. Consejo Universitario hizo para que se le entregue a la Universidad el presupuesto comprometido por el gobernador, sin que estos sean mezclados con los que designa la Federación a la Universidad.

“La comunidad universitaria y la sociedad en general deben estar tranquilas porque la UAQ es la primera en velar por un manejo responsable y transparente del recurso público. Fue la Institución la que en 2012, por primera vez, invitó a la ESFE a auditar las finanzas y hasta el momento ninguna observación ha sido resarcitoria, es decir, ninguna ha obligado a la administración central a reintegrar recursos por daño al erario, dado que no existe desvío ni mal uso del dinero. Y de igual forma en que nos sometimos a las auditorias académicas, también abrimos la revisión del proceso de ingreso de los estudiantes, mismo que no ha sido motivo de observación”, aseguró.

Por su parte, el delegado sindical de los profesores de la Facultad de Ingeniería Campus San Juan del Río, Luis Alberto Morales, expresó que “el panorama es negativo, pero debemos fortalecer a la Institución y transmitir esto a la bases. Si el Gobierno se empeña en decir que nos da el presupuesto aunque esto no sea cierto, que sepa la comunidad que no nos está cumpliendo y que los problemas que se generan aquí son cortinas de humo. Eso es lo que podemos hacer por nuestra Universidad, porque la parte académica la tenemos cubierta”.

Finalmente, el Consejo Consultivo acordó difundir la información y recoger las inquietudes del gremio de profesores para dar continuidad a la negociación en los días siguientes.

 

 

Redacción

 

Comentarios

Comentarios