RECULA COMUNICACIÓN SOCIAL

FOTO: ROSSY MARTÍNEZ
FOTO: ROSSY MARTÍNEZ

Tequisquiapan.- El secretario general del ayuntamiento en Tequisquiapan, Mario Dorantes Nieto, admitió que el área de comunicación social -en la administración local- se equivocó al hacer pública la cifra de ocho personas muertas tras la explosión por pirotecnia ocurrida en Fuentezuelas. Explico en realidad son seis los decesos, se justificó diciendo que el día del trágico incidente hubo mucha movilización por parte de los cuerpos de emergencia, motivo que sirvió para confundir las cifras de los lesionados y de quienes perdieron la vida.

El funcionario explicó que, derivado al caos que se vivió en la entidad el pasado lunes 11 de diciembre, surgieron diversas versiones y especulaciones, que causaron confusión con el número de fallecidos, por lo que se dio a la tarea de corroborar de manera directa en el área de Registro Civil, y conocer el número de actas de defunción expedidas, que tuvieron que ver con el siniestro. “Fueron seis personas las que murieron, tenemos gente grave y aún existe la confusión de que son siete  incluso hasta con ocho, (…) como recibíamos información de todas partes, como hospitales, Gobierno del Estado y Protección Civil, lo cierto es que son seis con actas de defunción expedidas en el municipio, esto dando cumplimiento con la indicación del presidente municipal Antonio Mejía Lira, quien giró instrucciones de que todos los tramites serian gratuitos, en apoyo a los deudos, motivo por el cual se solicitó a la Fiscalía General en San Juan del Río, que las actas de defunción de quienes perdieron la vida en San Juan, se expidieran aquí en Tequisquiapan, para dar ese apoyo a las familias”.

Detalló que debido a la gravedad de María Félix “N” y de Ulises “N”, el área de Comunicación Social tequisquiapense, había recibido de manera extraoficial la noticia del deceso de estas dos personas, quienes en realidad se encuentran en estado grave; la primera en el Hospital General de San Juan del Río, en donde también se encuentras hospitalizadas otras 4 personas más, mientras que Ulises “N”, fue trasladado vía aérea a la Ciudad de México, a un nosocomio en colonia Tacubaya de la alcaldía Miguel Hidalgo, debido a la gravedad de sus lesiones; se dio a conocer que se encuentra internado un menor en el Hospital del Niño y la Mujer en la capital del Estado y otro más en el Hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en San Juan del Río.

Recordó que el día de los hechos se contabilizaron 55 personas lesionadas, sin embargo muchos fueron dados de alta a las pocas horas de ingresar al hospital, debido que no corría riesgo su vida, “muchos tenían algunos golpes, porque se cayeron durante la estampida humana, otros más presentaban crisis nerviosa, y esos no ameritaron hospitalización y otros fueron heridas no muy graves”.

Dorantes Nieto, subrayó que por instrucciones del alcalde Mejía Lira, se estará dando atención especializada a los lesionados, así como a familiares directos de las víctimas mortales, “vamos acercar psicólogos, trabajadoras sociales, así como ayudas adicionales que puedan llegar por parte del municipio de los ciudadanos”.

El Secretario General del Ayuntamiento tequisquiapense, comentó que la versión dada a conocer por parte de la delegada de Fuentezuelas, Liliana Ordaz Reyes; fue confusa, debido al shock al que se encuentra tras la tragedia, “seguramente se confundió porque hubo cuatro cuerpos velándose en la iglesia de Fuentezuelas, y los otros dos fueron velados en un domicilio particular (Bulmaro y María Fernanda, padre e hija), por eso toda la noche hubo cuatro féretros en la iglesia y antes de empezar la misa llegaron los otros dos que estaban en su domicilio, por eso la delegada mantuvo una confusión, porque ella pensó que los seis cuerpos ya estaban en la iglesia, y se confundió creyendo que faltaban dos cuerpos más, pero esos no existieron”.

Mientras que de la versión del trabajador del área de obras públicas quien refirió que eran siete los muertos, el funcionario dio a conocer los nombres de quienes perdieron la vida el día de la tragedia son: Margarita y Lugarda Nieves Prado; Rosalía Nieves Nieves, Ángel Ordaz, María Fernanda Reyes Trejo y su padre Bulmaro Reyes Nieves. “A petición de la familia los cuerpos de Fernanda y Bulmaro descansan en una sola cripta, mientras que el resto se encuentra por separado, lo que pudo servir a una nueva confusión, pero no, el número de pérdidas humanas a causa de la tragedia es de seis”, concluyó.

POR: ROSSY MARTÍNEZ / ENVIADA

Comentarios

Comentarios