Querétaro no pedirá rescate: Aguilar Vega

FERNANDO VENEGAS RAMÍREZ

Luego de que el gobernador Francisco Domínguez advirtiera que su administración no rescatará este año a los Municipios que flaquean de sus arcas, Marcos Aguilar Vega aseguró que la capital no requiere un rescate financiero, y añadió que el Ayuntamiento presenta números negros.

“Me atrevería a decir que estamos en el mejor momento de nuestra historia en materia de finanzas. La recaudación que hemos recibido ya supera el 65 por ciento en materia de Impuesto Predial. Las participaciones federales se están recibiendo en tiempo y forma. El impuesto de traslado de dominio deriva en todo lo que hoy se está generando en el tema de desarrollos inmobiliarios”.

El edil capitalino estimó que el proyecto del presupuesto se podrá alcanzar antes de que termine el año, por ello, dijo, se esperan remanentes que les permitan ejecutar obras adicionales.

Aguilar Vega aseguró que tanto Standard & Poor’s y Moody’s han otorgado al Municipio la calificación más alta que se les puede dar, y dijo que ambas empresas analizan elevar a la ciudad a categoría de Estado.

“Esto nos colocaría a un nivel superior. De Standard & Poor’s vino la gerente de Brasil porque no identificaban la manera de alcanzar nuestra recaudación y manejo de finanzas”.

El alcalde optó por no pronunciarse respecto a la situación y manejo que se está dando en otros Municipios.

Aseveró que se ha concentrado en liquidar la deuda que heredaron de otras administraciones para que se pueda entregar a la próxima administración un Municipio sin boquetes financieros. La deuda actual del Ayuntamiento asciende a 120 millones de pesos.

Vacíos legales se generaron en Gobierno de José Calzada

Cuestionado sobre los vacíos legales que impiden actuar en contra de exservidores públicos que hayan cometido delitos desde sus cargos, se generó en el Gobierno de José Calzada al no haber sido refrendada por el secretario en turno cuando fue aprobada por el Congreso local.

“Muchos despachos de abogados han aducido esto como un agravio. Ello implica que en los términos de forma, una ley no cuenta con los requisitos para su aplicación y en consecuencia su contenido no tiene efectos. No fue en la administración de Francisco Garrido. Fue en el Gobierno de José Calzada”.

Comentarios

Comentarios