QUE NO OBLIGARON A NADIE ASEGURA MARTINA PÉREZ

Todo ha sido voluntario, dijo la funcionaria de Seseq. FOTO: INQRO

INQRO

Ningún médico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) fue presionado u obligado a regresar a impartir su servicio en los centros hospitalarios, dejó en claro la directora de Servicios de Salud de la SESEQ, Martina Pérez Rendón.

“No se presionó a nadie, podría regresar quien quisiera y los que no, eran libres de quedarse con la instrucción que les diera su universidad” añadió.

En ese sentido, la funcionaria aseguró que únicamente se les pidió a cada uno de los alumnos una carta voluntaria para reincorporarse, si es que así lo decidieran, por lo que ninguno fue puesto en el área de casos con COVID-19.

“El regreso era voluntario, a quien así decidiera les pedimos que lo manifestaran por escrito”, expresó.

Esto lo comentó tras las declaraciones de la rectora de la UAQ, Teresa García Gasca, quien este jueves señaló que algunos alumnos habrían sido obligados a regresar a brindar su servicio.

Comentarios

Comentarios