PROPONE EL PRI ELIMINAR ASIGNACIÓN DE RECURSOS PÚBLICOS A PARTIDOS POLÍTICOS Y LEGISLADORES PLURINOMINALES

San Lázaro: César Camacho Quiroz, coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional. FOTO: COMUNICACIÓN SOCIAL
San Lázaro: César Camacho Quiroz, coordinador de la bancada del Partido Revolucionario Institucional. FOTO: COMUNICACIÓN SOCIAL

Ante el pleno de la Cámara de Diputados, el coordinador de la fracción del PRI en San Lázaro, César Camacho, presentó a nombre de su bancada, la iniciativa de reformas constitucionales a fin de desaparecer definitivamente la asignación de recursos públicos a partidos políticos, así como de eliminar la figura de diputaciones locales, diputaciones federales y senadurías, todas por el principio de mayoría relativa.

Camacho Quiroz reiteró que el PRI ya renunció al ciento por ciento de sus recursos correspondientes a lo que resta del 2017, lo que suma 258 millones de pesos, los cuales deberán ser aplicados en la reconstrucción nacional y para el apoyo de quienes han resultado damnificados y afectados por los fenómenos naturales recientes, los sismos del 7 y el 19 de septiembre.

Desde la tribuna de San Lázaro, César Camacho dijo que “el PRI acredita su vocación de servicio con y sin recursos públicos; el más importante de los recursos del PRI, es la gente, sus militantes, sus simpatizantes, quienes convergemos en un mismo proyecto de país”, afirmó.

Por ello, al presentar y argumentar su iniciativa de reformas constitucionales, señaló que México es otro y de ahí la necesidad “de que la política valga más de lo que cueste” y que las actividades de los partidos políticos, no le cuesten al pueblo, sino a los propios políticos; para ello, que se bancaricen todas las aportaciones de militantes, dirigentes y particulares a fin de conocer de manera transparente el origen de los recursos.

Asimismo, ante el pleno camaral, donde están representadas ocho de las nueve fuerzas políticas con registro nacional, el coordinador parlamentario del PRI convocó a todos los dirigentes partidistas a que dejen de recibir recursos públicos.

Recordó que en 1977 se creó la figura de los diputados plurinominales para que la pluralidad de México se moviera “a sus anchas” en el Congreso de la Unión; sin embargo, la democracia ha evolucionado y 50 años después de la creación de los diputados de partido, es que el PRI hace esta propuesta.

En la iniciativa, a la que se adhirieron, con su rúbrica, decenas de legisladores de diversos grupos parlamentarios, por considerarla trascendente y necesaria, el diputado César Camacho propone reformas a los artículos 41, 52, 53, 54, 56, 60, 63 y 116, en sus diversas fracciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

La argumentación de la iniciativa señala que los partidos políticos, tanto en sus actividades ordinarias como de campaña, dispondrían de hasta seis mil 788 millones de pesos en 2018 para destinarlos al financiamiento de dichas actividades, lo que representa el monto más alto del que se ha echado mano en la historia.

En su iniciativa detalló que de 2008 a 2017, el financiamiento para las actividades ordinarias permanentes ha incrementado en más de mil 400 millones de pesos, en tanto el financiamiento para campañas electorales también se incrementaría de 2012 a 2018, en más de mil 645 millones de pesos, a pesar de que con la reforma se acortó su duración para reducir los gastos.

El Partido Revolucionario Institucional, consciente de los problemas que aquejan a la población afectada por los fenómenos naturales referidos, renunció al total de los recursos que le fueron asignados, para el ejercicio de 2017, por un total de 258 millones de pesos.

Sin embargo, considero que conforme se han actualizado los datos de los censos sobre la población afectada, resulta evidente que este único esfuerzo no será suficiente, “por lo que tenemos la obligación, con la sociedad, de ir más allá y buscar los mejores mecanismos para atender estas necesidades”, dijo.

Con el respaldo de más de 200 diputados de su bancada, César Camacho señaló que de esta manera es como el PRI asume el reto de pasar de los dichos a los hechos, evitando la demagogia, porque la sociedad “no nos evaluará por la demagogia, sino por los resultados”, concluyó.

Comentarios

Comentarios