PROHÍBE INAH LUCES

Y todo a media luz: En primer plano puede advertirse la ilumninación de las nuevas lámparas que está colocando el Ayuntamiento en el Centro Histórico y al fondo las tradicionales. FOTO: ESPECIAL
Y todo a media luz: En primer plano puede advertirse la iluminación de las nuevas lámparas que está colocando el Ayuntamiento en el Centro Histórico y al fondo las tradicionales. FOTO: ESPECIAL

Ha ordenado el Instituto Nacional de Antropología e Historia el retiro de las nuevas luminarias colocadas por el Ayuntamiento de Querétaro en el Centro Histórico por atentar en contra de la imagen urbana.

Así lo informó a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, la delegada Rosa Esthela Reyes García, mientras supervisaba la suspensión de los trabajos de aplanado en la la fachada de Casa de la Corregidora.

Dijo haber enviado un oficio a la Presidencia Municipal exigiéndole ajustarse a la licencia expedida hace tres años para colocar las luminarias tradicionales, porque las que están colocando no son del tipo adecuado para la zona monumental.

Las nuevas lámparas de leds han sido muy criticadas en las redes sociales, por considerar que no solamente afectan el estilo colonial de la ciudad, sino que iluminan menos que las que están siendo desplazadas.

Rosa Esthela Reyes García coincidió en ello y está ordenando a la administración de Marcos Aguilar se detenga el procedimiento y presentarse una solicitud para su revisión y dictamen por parte del INAH.

La delegada federal fue entrevistada mientras daba instrucciones a funcionarios de la Oficialía Mayor de Gobierno sobre las correcciones que deben hacer en los trabajos erróneos que se hicieron en el Palacio de Gobierno, monumento histórico nacional de primer orden.

Como se informó, se retirará el aplanado de cemento y pintura vinílica aplicado esta semana en el muro principal, para hacerlo con el método y elementos tradicionales a base de mortero a la cal viva apagada en baba de nopal.

Una semana dio de plazo al gobierno estatal para quitar los materiales que dañan la fachada del edificio en donde se gestó el movimiento de independencia nacional y que se dispusieron sin licencia del INAH, que sólo había dado permiso de pintura y, por supuesto, no vinílica.

Los funcionarios de la Oficialía Mayor del Estado ofrecieron tener este lunes un informe amplio de atención a las indicaciones del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios