“Presta” Marcos $120 millones a empresa de leds

Millonada: El 30 de junio de 2016 inicio la iluminación led promovida y contratada por el entonces presidente municipal de Querétaro Marcos Aguilar Vega. FOTO: FERNANDO VENEGAS

Cuando una entidad pública como la alcaldía de Querétaro comente por error una transferencia electrónica de, digamos, mil pesos, quien la recibe está obligado a devolverla inmediatamente y lo más seguro es que el área administrativa del gobierno municipal se comunique a las pocas horas o días del movimiento con el “beneficiado”. Ello, por no mencionar la cantidad de firmas y filtros que se deben sortear para liberar tan importante recurso.

Por eso sorprende que la empresa Panavi, responsable de cambiar las lámparas leds en el municipio de Querétaro, haya recibido por “error” un depósito de 120 millones de pesos en su cuenta y que esa cantidad haya sido devuelta a la administración municipal de Querétaro 15 días después y que el gobierno no se haya dado cuenta en sus arqueos del faltante.

Y es que la auditoría 2017 de la Entidad de Fiscalización del Estado (Esfe), arroja ese preocupante dato y por ello destaca el incumplimiento de varios artículos de la Ley para el Manejo de los Recursos Públicos del Estado de Querétaro, “en virtud de que sin obligación contractual ni legal,  se transfirieron recursos en dinero a la empresa con Registro Federal de Contribuyentes PAN 090512 T55, la cantidad de $120´211,276.88 (Ciento veinte millones doscientos once mil doscientos setenta y seis pesos 88/100 M.N.) que fueron depositados en su favor el 28 de febrero de 2017 y reintegrados por dicha empresa a las cuentas del Municipio de Querétaro el día 14 de marzo de 2017, evidenciando un manejo irregular de sus recursos públicos”.

La empresa en cuestión,  se dedica al arrendamiento e instalación de luminarias led “y mobiliario de iluminación”.

Fuentes cercanas a las investigaciones confirmaron a PLAZA DE ARMAS que Panavi se vio beneficiada por la administración de Marcos Aguilar con importantes contratos relacionados con el alumbrado público.

El principal fue dentro de la licitación pública Nacional LPN 014/2016 que implicó recursos superiores a los mil 200 millones de pesos por el cambio de las 62 mil lámparas de luz led.

Ya en su informe 2016, la Esfe revelaba irregularidades en la entrega de documentos sobre esa licitación y ponía el acento en que la administración de Marcos Aguilar había “omitido proporcionar al persona de la Esfe documentación y/o aclaraciones debidamente requeridas durante el proceso de fiscalización superior: obstaculizando con ello el proceso y en otros casos se incurrió en dilación para su entrega” en relación con:

1) Contrato de arrendamiento

2) Relación de luminarias reemplazadas, detallando tipo de luminaria y su ubicación.

3)Relación de luminarias instaladas en puntos nuevos

4)Relación de los 5 mil 800 brazos instalados y su ubicación

5)Censo georeferenciado con coordenadas de cada una de las luminarias reemplazadas 

Ya en 2017, cuando se estaba concluyendo la instalación del nuevo sistema de alumbrado, el gobierno panista informó de algunos beneficios con el cambio del sistema de iluminación.

Según el entonces responsable de Servicios Públicos Municipales, Alejandro González Valle, el flamante sistema de leds “tiene varios beneficios, el principal es la seguridad, ya que tenemos mayor iluminación, nos da mayor certeza de seguridad, otro es cuidar el medio ambiente, puesto que al cambiar las luminarias de vapor de sodio a luminarias led, reducimos altamente la contaminación, el bióxido de carbono, estamos hablando de una reducción de hasta 6 mil toneladas de bióxido de carbono, lo que viene siendo el ahorro económico para el municipio, esperamos que sea para fines de este mes vamos a estar el próximo año teniendo un ahorro de un 50% en lo que pagamos del consumo a la CFE”, explicó.

Y arrojó un dato del ahorro: 72 millones de pesos al año.

De hecho, las nuevas luminarias no fueron aceptadas por vecinos del centro histórico, quienes en redes sociales criticaron la nueva iluminación, por considerarla “fría, que quita color y vistosidad” a las casonas y andadores del Centro Histórico, por lo que en algunas calles se mantuvieron los focos ambarinos.

Ahora, la auditoría del año fiscal 2017 está en poder de la Cámara de Diputados, quienes lo más que podrían hacer es inhabilitar a quienes considere responsables de este galimatías que resulto ser el cambio de lámparas en la Ciudad de Querétaro, en el que, de pilón, se le prestó durante 120 millones de pesos a la empresa ganadora de una licitación de mil 200 millones. El diez por ciento. La misma cantidad que, dicen los que saben, es le moche promedio que se pide en movimientos como el de las lámparas leds.

 

 

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

Comentarios

Comentarios