Pence busca calmar inquietud de la Unión Europea respecto a Trump

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, expresó hoy a las autoridades de la Unión Europea (UE) el “fuerte compromiso” de Washington para “continuar trabajando y colaborando” con la mancomunidad.

En su primer encuentro con los presidentes del Consejo Europeo, Donald Tusk, y de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, Pence trató de disipar las animosidades provocadas por las diversas declaraciones del nuevo presidente estadunidense, Donald Trump, en contra de la UE.

“En nombre del presidente Trump, expreso el fuerte compromiso de EE.UU. con una cooperación firme y duradera con la UE”, afirmó dos veces, en sendas ruedas de prensa con Tusk y Juncker.

“Sean cuales sean las diferencias entre nuestros dos continentes, compartimos la misma herencia, los mismos valores, y por encima de todo el mismo propósito de promover la paz y la prosperidad a través de la libertad, la democracia y el Estado de derecho”, declaró.

Los periodistas presentes en ambas ruedas de prensa no tuvieron la ocasión de hacer preguntas, al contrario de lo que es habitual durante visitas de líderes internacionales a Bruselas.

Circunspecto, Tusk dijo que aprovechó esa “muy necesaria cita” para hablar “claramente” con Pence y compartir las “preocupaciones y esperanzas” que afloran en la UE con respecto a la actitud de la nueva administración estadounidense.

“Han pasado demasiadas cosas los últimos meses. Se han expresado demasiadas opiniones nuevas, y a veces sorprendentes, sobre nuestras relaciones y nuestra seguridad común como para pretender que todo sigue igual”, sostuvo.

En ese sentido, el líder europeo se mostró satisfecho con las explicaciones recibidas de Pence, a las que calificó de “prometedoras para el futuro”.

Por su parte dijo haber afirmado al vicepresidente que la UE continúa “contando con el apoyo sincero y inequívoco de EE.UU. a la idea de una Europa unida”.

“El mundo sería decididamente un lugar peor si Europa no está unida. Es del interés de todos prevenir la desintegración del Oeste y, para nuestro continente, en ese sentido, no inventaremos nada mejor que la Unión Europea”, defendió.

La previsibilidad y estabilidad que emanan de la cooperación entre los países occidentales es “la garantía, o al menos la esperanza, de que el caos, la violencia y la arrogancia no triunfarán en una dimensión global”, afirmó Tusk.

Antes de encontrarse con Tusk y Juncker, Pence se reunió con la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, con quien discutió cómo reforzar la cooperación en la lucha contra el terrorismo.

Por la tarde, el vicepresidente se reúne con el secretario general de la OTAN, en la sede de la Alianza, en Bruselas, antes de regresar a Washington.

Su visita a la capital belga ha sido marcada por una serie de manifestaciones contra el gobierno Trump.

Homepage

Comentarios

Comentarios