¿Qué pasará cuando muera la reina Isabel?

Pocos son los que conocen en que consiste la ‘Operación London Bridge’, uno de los códigos mejor guardados por las autoridades británicas, que explica el protocolo que deberá seguir el gobierno inglés, la diplomacia, la familia real, la BBC y las fuerzas armadas cuando muera la reina Isabel II.

El diario británico The Guardian reveló este martes en qué consiste la operación, describiendo que la respuesta será “monumental”, incluso mayor a la muerte de la princesa Diana en 1997.

A través de una línea telefónica reservada, el primer ministro será avisado de la muerte de la reina con la palabra clave ‘London Bidge is down’ (El puente de Londres ha caído). Siendo el secretario privado de la reina, en este caso Sir Christopher Geidt, el encargado de hacer la llamada.

Mientras que desde el Centro de Respuesta Global del ministro de exteriores, comenzarán las comunicaciones a los 15 gobiernos de los países en los que Isabel II es jefe de Estado y de los otros 36 países del Commonwealth.

Por otro canal será avisada la BBC, que desde 1930 activó un ‘Radio Alert Transmission System’ (Sistema de Transmisión de Alertas de Radio, RATS por sus siglas en inglés), que difundirá a detalle la noticia.

En el palacio de Buckingham un sirviente colgará en el portón un aviso luctuoso, el cual también estará disponible en la página web de la realeza. En tanto todas las transmisiones del país serán interrumpidas con la frase “This is BBC from London” (Esta es la BBC desde Londres).

Las radios serán avisadas a través de una señal especial, la mesa de control de las estaciones se encenderá una luz azul que indicará que las radios deberán pasar la línea a las noticias y poner música “inofensiva”.

La ‘Operación London Bridge’, prevé distintos escenarios según el lugar en el que se encuentre la Reina cuando muera. Si fuera en Escocia, su cuerpo sería llevado a Londres en tren. Si fuera en el exterior, su cadáver volverá a bordo del Royal Flight, el avión BAe 146 del 32 escuadrón de RAF, de la fuerza aérea británica.

El día de la muerte será llamado ‘D’ y los siguientes días serán D1, D2, D3… El funeral comenzarán a las 11 de la mañana del D9 en la Abadía de Westminester, con 200 invitados elegidos entre la realeza y los jefes de Estado de todo el mundo.

Será la primera vez desde 1760 que un rey británico tendrá la ceremonia fúnebre en ese lugar. Luego el féretro recorrerá 40 kilómetros hasta el castillo de Windsor, donde será sepultada la reina que hasta el momento lleva 65 años en el trono, viendo pasar 12 primeros ministros de su país, 13 presidentes de los Estados Unidos y 6 papas.

Al día siguiente de la muerte de la reina, Carlos se convertirá en rey con el nombre de Carlos III. Los hijos deberán besarle la mano en signo de obediencia y pocas horas después prenunciarían su primer discurso como nuevo Rey del Reino Unido.

Comentarios

Comentarios