Obtiene queretano primera patente de presas subterráneas

Orgullo. El queretano Miguel Ángel Sánchez vio rendir el fruto de 42 años de trabajo. FOTO: LUPITA NAVARRO
Orgullo. El queretano Miguel Ángel Sánchez vio rendir el fruto de 42 años de trabajo. FOTO: LUPITA NAVARRO

Luego de 42 años de trabajo en la ingeniería e infraestructura de al menos 24 estados del país, el ingeniero queretano, Miguel Álvarez Sánchez, presentó públicamente su patente MX-347027 Presas Subterráneas, un esquema 100 por ciento sustentable de recolección, almacenaje y distribución de agua probado en zonas rurales que no contaban con el vital líquido.

Álvarez Sánchez, ganador del Premio a la Sustentabilidad 2017 que entrega la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción CMIC, recibió el pasado 18 de abril el certificado de patente avalado por el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial IMPI, el cual definió como un esquema que cambia vidas y es un parteaguas en su carrera.

El Museo de Arte Sacro de Querétaro fue el recinto donde se presentó la patente, ante el respaldo de autoridades de la Comisión Estatal de Aguas (CEA); Municipio de Querétaro y Municipio de El Marqués; presidente del Colegio de Ingenieros Civiles, Óscar Hale Palacios; presidenta de CMIC Querétaro, Alejandra Vega Reyes; Andrés Govela Gutiérrez; y rector de la Universidad De La Salle Bajío, Andrés Govela Gutiérrez, entre otros.

Las presas subterráneas parten de estudios de suelo para encontrar agua en comunidades rurales que carecen de este servicio y tienen alto grado de marginalidad, como Charape de Los Pelones la localidad más alejada de la capital queretana, donde fue la prueba piloto con éxito y hoy cuentan sus habitantes con agua potable y para riego de sus cultivos los 365 días del año.

Posterior al hallazgo y extracción de agua, la propia comunidad trabaja con el equipo de Álvarez Sánchez para crear barreras impermeables y cortinas 100 por ciento sustentables a manera de presas para el almacenaje del líquido; la línea de conducción opera a través de tuberías que distribuyen el agua sin contaminarla y con descargas en puntos accesibles para la comunidad o bien en zonas de cultivo, para el ganado y huertos de traspatio.

Con el derecho de exclusividad de su creación, el ingeniero Miguel Álvarez creó la empresa Presas Bajo Tierra S.A. de C.V., a través de la cual ha llevdo agua los habitantes de Aguas Buenas, en Silao, Guanajuato; El Pilón, en el municipio de Peñamiller. Actualmente se encuentra en planeación a creación de presas subterráneas en las localidades de Matanzas y La Laborcilla en El Marqués y en el municipio de Tolimán.

Óscar Hale Palacios, presidente del Colegio de Ingenieros de Querétaro, al igual que Alejandra Vega, presidenta de CMIC, reconocieron el trabajo de Miguel Álvarez Sánchez, porque se trata de un esquema consolidado sustentado en conocimientos prácticos y probados “tecnologías que cambian vidas, una solución para las comunidades y las grandes ciudades”, dijo Hale Palacios.

En representación del vocal ejecutivo de la CEA, Enrique Abedrop Rodríguez, el representante de la Comisión Estatal de Aguas, señaló que esta dependencia del gobierno estatal respalda y reconoce como útil la patente de Álvarez Sánchez porque están convencidos de su beneficio en específico para las zonas del semidesierto, “felicitarlo y reconocerlo por su constancia”, dijo. 

POR: REDACCIÓN

Comentarios

Comentarios