Son niños y adultos mayores suceptibles a tener meningitis

FOTO: CESAR ORTIZ / CORRESPONSAL
FOTO: CESAR ORTIZ / CORRESPONSAL

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro, en el marco del Día Mundial de la Meningitis, informó que con la llegada de algunas vacunas se ha generado una reducción en las manifestaciones clínicas de esta enfermedad, un ejemplo de ello es la vacuna contra la influenza tipo B, que ayuda a prevenir y disminuir el riesgo de presentar cuadros meníngeos.

La meningitis es un proceso inflamatorio agudo de las meninges —capas que recubren al cerebro—, asociado a un proceso infeccioso que puede ser de origen viral o bacteriano, donde diferentes microorganismos pueden permear hasta el cerebro y ocasionar síntomas que pueden comprometer la vida del paciente.

“Los síntomas son agudos, como fiebre súbita, dolor de cabeza, vómito, rigidez en la nuca y pérdida progresiva del estado de conciencia; en las personas jóvenes la evolución de la enfermedad es mucho más rápida que en los adultos mayores, pero con la misma gravedad a corto plazo”, señaló el doctor José Luis Bañales Vázquez, neurólogo adscrito al Hospital General Regional (HGR) No. 1 del Seguro Social.

Diabéticos, pacientes con inmunosupresión por procesos infecciosos crónicos o por el uso de ciertos medicamentos, así como personas que hacen uso de drogas intravenosas, son más propensas a presentar meningitis, “la cual suele manifestarse con mayor frecuencia en los extremos de la vida, niños y adultos mayores; sin embargo, la susceptibilidad de cada organismo va a hacer que la persona tenga mayor o menor predisposición a desarrollar la enfermedad”, añadió el especialista del Seguro Social.

La meningitis es mortal, sin embargo, si no se trata a tiempo puede traer consecuencias severas a la persona como crisis convulsivas, además, el proceso inflamatorio puede ocasionar infartos cerebrales que ocasionan secuelas en alguna parte del cuerpo.

El IMSS exhorta a la población a acudir al médico de forma inmediata si la persona presenta los síntomas antes mencionados y evitar buscar alternativas o la automedicación para aliviar las manifestaciones, pues esto retrasa el tratamiento y a su vez, complica la inflamación, comprometiendo la vida del paciente.

REDACCIÓN

Comentarios

Comentarios