NADIE GANA PARA SIEMPRE: BURGOS

Protagonista: Enrique Burgos García, gobernador de Querétaro en el sexenio 1991-97, habla al periódico PLAZA DE ARMAS sobre la competencia política y responde, quizá por primera vez, a las críticas de priistas por haber entregado el poder al PAN. FOTO: PDA
  • LO DEL SENADO NO ES REGLA
  • PROTAGONISTA DE LA PRIMERA ALTERNANCIA, ESPERA EL REGRESO DEL PRI
SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN

Ningún partido está en el poder para siempre, advierte el ex gobernador priista Enrique Burgos García, que en 1997 vivió la primera alternancia con el PAN y, aunque no tiene ningún nombre en mente, espera el regreso del PRI con una figura capaz de atraer al electorado.

Retirado del servicio público, el también ex alcalde, ex senador, ex diputado y ex director nacional del DIF, acude a dar clases en la UNAM, acude a los llamados de su partido, como en el reciente debate de los aspirantes a dirigirlo y hoy a esta entrevista con PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, a cuyo nacimiento asistió hace nueve años.

Es uno de los cinco gobernadores salidos del Senado de la República, pero señala que esta no es una regla formal, porque otros como Antonio Calzada, Juventino Castro, Francisco Garrido e Ignacio Loyola surgieron de otros estratos y espera que eso vuelva pasar porque, por primera vez, el PRI no tiene senadores por nuestro estado.

En ese tenor y quizá por primera vez, habla de la entrega del poder a Acción Nacional al término de su gobierno, lo que muchos correligionarios le reprocharon acremente, pero advierte que él no podía torcer la voluntad popular, que no se arrepiente y hoy lo volvería hacer.

De eso, sus conversaciones con Colosio un mes antes de que lo mataran y mucho más, habla en la serie Contrafuego 2021.

Un cafecito: Enrique Burgos García con nuestro director general Sergio Arturo Venegas Alarcón durante la entrevista para la serie Contrafuego 2021 en el resaurante del Hotel Real de Minas. Foto: PDA

PRI PUEDE RECUPERARSE

PLAZA DE ARMAS: ¿Sucesión 2001 entre el  PAN y Morena, no se ve el PRI?

ENRIQUE BURGOS GARCÍA: Lo primero que tiene que hacerse en el medio político, en el mejor sentido de la palabra, es ser objetivo, conocer la realidad, que no te guíe solamente lo que quisieras ver sino lo que es real. Pero el Partido (PRI) creo que tiene oportunidad con requerimientos importantes que deben atenderse sin duda alguna. De entrada yo te diría que el PRI no es un asunto meramente histórico, aunque tiene raíces históricas muy importantes, de gran significación. Transitó prácticamente desde la post revolución, todo el siglo XX y ya entrado el XXI. ¿Qué le falta al PRI? Tiene que fortalecerse su ideología, pulirse el posicionamiento ideológico; no puede ser un partido político alejado de una posición ideológica; independientemente de que fuera un partido de centro, de centro izquierda, de centro derecha, nace en Querétaro y eso es un orgullo para quienes militamos en el PRI, nace como un partido que recoge un movimiento revolucionario, por cierto el primer gran movimiento que vio el siglo XX, incluso anterior a la revolución rusa. El primer movimiento social de alcances grandes que ve el siglo XX fue la revolución mexicana. La que recoge el PRI. Recoge sus postulados. ¿Qué querían los obreros ya entrado el siglo XX? ¿Qué quería el campesino? ¿Cómo se veía el México de ese tiempo? Y supo el PRI entender e interpretarlo y cumplir con el propósito principal de un partido político, recoger la ideología, reflejar lo que la sociedad quiere y traducirlo en propuesta para llegar al poder. El propósito esencial de un partido es alcanzar el poder político por vías genuinas, por vías legítimas, porque si accede al poder puede transformar, puede modificar de acuerdo con sus ideas y reglas.

PDA: Pero ya lo perdió.

EBG: Lo perdió, pero lo puede recuperar.

PDA: Cinco de los últimos gobernadores de Querétaro, incluido tú,  salieron del Senado. Kuri espera que siga esa costumbre.  ¿Será?

EBG: En el terreno de las posibilidades, sí. Puede ser. Obviamente yo anhelaría que mi partido encontrara una buena figura capaz de atraer al electorado queretano, una figura reconocida, respetable. No tengo ningún nombre en mente, pero sería lo ideal, porque para eso son los partidos, ninguno cumpliría con su objetivo real si no tiene una propuesta ideológica y si no tiene un afán de acceder al poder.

PDA: Pero por primera vez no tiene senador el PRI en Querétaro y perdió casi todas las posiciones el año pasado.

EBG: Es una realidad y si bien es cierto que el Senado ha sido un semillero, también lo es que han surgido algunos gobernadores que no fueron senadores, como el arquitecto Antonio Calzada, recientemente fallecido, don Juventino Castro, Ignacio Loyola y Francisco Garrido. No es una regla formal.

PDA: El PRI está en un proceso para renovar su dirigencia, con una final que parece anunciada, pero aún no tomó las placas del tráiler que lo atropelló. ¿Qué deben hacer los priistas hoy para salir del hoyo?

EBG: Es un proceso de reconstitución complejo, pero debe aclarar su horizonte nítidamente. ¿A dónde quiere ir el PRI? ¿Con que posicionamiento? Aunque hoy en día se dice que las izquierdas o las derechas no dejan de tener cierto radicalismo, hay equilibrios en los centros, matizado. Es el nuestro un centro con tendencia de izquierda, yo creo que sí, porque en México la cuestión social sigue siendo tema vigente. Pensar que han pasado movimientos sociales y políticos y alternancias, sigue siendo un gran tema la cuestión social. Sigue habiendo pobreza, sí; sigue habiendo demanda de obreros o de campesinos, sí; sigue habiendo necesidad de darle un horizonte a la perspectiva del país, sí. No quiere decir que México no haya cambiado, sí ha cambiado. Hoy en día tiene universidades y tecnológicas. No es un atributo de un partido, es un atributo de los mexicanos, pero es un país distinto. ¿Agotado?, no. Todavía tiene que enfrentar nuevas tareas. Las diferencias en perspectivas políticas con el presidente de Estados Unidos, por ejemplo, te marcan un planteamiento obligado que el estado mexicano tiene que resolver. Y los partidos políticos son intérpretes  de la solución.

Es temprano para evaluar a Andrés Manuel “Todavía está una especie de alborada. Los primeros rayos de la mañana empiezan a advertirse” dijo Enrique Burgos García. Foto: Archivo

RESPETAR VOLUNTAD POPULAR

PDA: Has dicho que elecciones son lecciones. ¿El PRI habrá aprendido la suya?

EBG: Yo espero que sí ya la haya aprendido. Hace muchos años te lo dije. Cada elección es una lección. Sigue vigente el tema, pero yo agregaría ningún partido está en el poder para siempre, ningún partido es derrotado para siempre. Incluso ni las derrotas son para siempre.

PDA: Cuando ganó el PAN en 1997, muchos priistas emigraron y ahora mismo esta sucediendo con el ascenso de Morena. ¿Qué opinión te merece eso? Porque Santiago Nieto nos dijo que en San Juan del Río se gestó el germen de la pluralidad política en 1991. Su papá era alcalde y tú candidato a gobernador.

EBG: Efectivamente. Accede como alcalde un señor de apellido Olvera, pero hicimos todo el esfuerzo para aprender que la alternancia no es un mal, no es un daño. Siempre y cuando y esa sí es una condición, sine qua non, que sea el reflejo real de la voluntad popular. Hay que respetarla. Finalmente la democracia no debe entenderse solamente si beneficia a un partido con su perspectiva. La condición esencial de la democracia es que respete la voluntad popular. Si se respeta la voluntad popular, bienvenida la alternancia.

PDA: Y los migrantes de un partido al otro.

EBG: Están en su derecho. Yo no lo haría. Yo me quedo donde estoy, donde he estado desde las primeras oportunidades. Yo no me cambiaría. Si desean cambiar, están en su derecho, pero hay fenómenos que no resisten el análisis. Por ejemplo, déjame salirme del tema, ¿qué ocurre hoy en el estado de Baja California? Que hay un reclamo de partidos político con sus legisladores en el Congreso local, por una razón muy fácil de entender.  No se necesita ser abogado para entenderla. La elección fue convocada para elegir al gobernador. La elección, con la convocatoria, señalaba que el periodo sería de dos años. Pasada la elección, cuando el pueblo habló, por cierto es el único caso en donde el pueblo habla directo, porque no hay un referendum ni plebiscito. Por eso digo que figuradamente el pueblo habló y ¿qué quiso?, quiso dos años. ¿Qué hizo el Congrego local? Cambia la voluntad popular y dice q      ué te parece que en lugar de dos sean cinco. Con una perspectiva de inconstitucionalidad de lado a lado. ¿Qué va a provocar eso? Que haya un rechazo natural al partido. Hubiera sido legítimo si desde el principio dicen va por cinco años, pero aquí hubo un engaño manifiesto a la voluntad popular. Porque están truqueando, como dicen los muchachos, la voluntad popular.

Enrique Burgos protesta como candidato al gobierno de Querétaro. Lo acompañan Luis Donaldo Colosio(+), el entonces gobernador Mariano Palacios, Emilio González y Silvia Hernández. Foto: Archivo

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

PDA: ¿Cómo has visto la Cuarta Transformación y el desempeño del presidente López Obrador?

EBG: El presidente de la República llega genuinamente. El presidente, no obstante que no es integrante de mi partido, llega legítimamente. Por lo tanto el arribo de López Obrador es legítimo y es genuino. Van siete meses. Es temprano para hacer una calificación. Todavía está una especie de alborada. Los primeros rayos de la mañana empiezan a advertirse. No puede uno tampoco ser tan egoísta, ni tan frívolo para desear que le vaya mal. No se puede. Porque eso sería de malnacidos, porque es el tripulante del avión, es el capitán del avión.  Ese avión tiene que llevar un buen vuelo, porque sino los que vamos a pagarla somos todos y después no habrá vuelo. Entonces, deseamos que aterrice y que cuando aterrice haya un cambio de piloto. Y que los que estén en tierra para cambiar sean buenos pilotos, en sentido metafórico.

PDA: Dice Alito que Morena nació ayer, gobierna hoy y se irá mañana.

EBG: Creo que debe ser el propósito. Sí debe ser eso. El propósito del partido es buscar el acceso al poder, vía legítima, vía voluntad popular. Me parece que sería altamente regresivo que el PRI dijera me espero otros dos sexenios. Su naturaleza es buscarlo de inmediato y tiene que decir eso. El partido que hoy gobierna, Morena, como lo dijo el licenciado Mariano Palacios, más bien es un movimiento Coincido con Mariano, es un movimiento, pero no será para siempre.

PDA: ¿Qué diferencias encuentras entre el Querétaro que gobernaste y el actual?

EBG: Cambios importantes. Empezando por el número de habitantes. Cuando yo era gobernador había un millón 500 mil. Hay 800 mil más, que te demandan empleo, seguridad pública, uno de los temas que el país reclama, además de acceso a la salud y a la educación, que siguen siendo los pilares. La necesidad social no ha cambiado. Y no se puede hacer al voluntarismo, sino por la vía de la democracia y el federalismo. Tienen que ser los verdaderos pilares de la República. Si tienes esas dos columnas, puedes decir que la República tiene su forma. Y nuestro federalismo no es el norteamericano, es el mexicano.

PDA: ¿Seguridad y movilidad tienen solución?

EBG: Sí, pero creo que hay que anticiparse. Hoy el gobierno de la República no solamente tiene que atender lo de hoy, hay una prueba con el surgimiento de la Guardia Nacional. Hay novedades. El gobierno no solo tiene que ir resolviendo sobre la marcha. Tiene que ser un previsor. Es decir, el gobierno prototipo, derivado de las lecciones mundiales y nacionales, tiene que anticiparse. Te comentaba antes de la entrevista que hoy me dedico a dar clases en la Universidad Nacional Autónoma de México. Cuando llegas a ella, ves sus instalaciones y  te preguntas cuándo surgió todo eso. Se le ocurrió a un presidente, Miguel Alemán, hacer la Ciudad Universitaria, que hoy en día sigue siendo uno de los soportes del Estado Mexicano  y sigue siendo una universidad viva, vigente, dinámica, crítica como decía Hugo Gutiérrez Vega, cumpliendo con su función. Y fue resultado de un hombre que se anticipó a fines de los 40, principios de los 50. ¿Movilidad tiene solución? Sí, si sabes anticiparte.

PDA: El presidente enarbola desde su campaña el tema del combate a la corrupción y hoy vemos esta controversia Duarte-Chong. ¿No tiene remedio el país en eso?

EBG: Sí tiene remedio y parte de eso, además de las medidas preventivas y correctivas, es tener los instrumentos que tenemos. Si tu le das un vistazo a la Constitución, que tuvo modificaciones importantes en los últimos 10 o 15 años. A  partir del artículo 108 te da toda la herramientas, los instrumentos jurídicos y políticos para hacer las correcciones necesarias. El punto es cero impunidad. En la medida en que apliques la ley, es igual que una medicina. Si no te la pones.

PDA: Tus principales satisfacciones como gobernador. ¿Qué volverías a hacer y qué no?

LA PRIMERA ALTERNANCIA

EBG: Mira, una de las satisfacciones fue que en las condiciones en las que prácticamente cerrábamos el siglo XX, 91-97,  me queda la satisfacción, a pesar de que tuve señalamientos de integrantes de mi partido porque cambió el partido en el poder, pero mi compromiso en ese momento era respetar lo que decía el electorado. Tú no podías torcer la voluntad popular. Eso era lo único que no podías hacer.  Si el pueblo te dice ahora quiero esto tú no podías cambiarlo. Hubo críticas y algunas fuertes ¿porque perdiste el poder? Y yo les decía ¿y qué querían, que alterara el proceso? ¿Que modificara violentando la voluntad popular? Eso nunca lo haría. Si volviera a ser gobernador, tampoco lo haría. Entonces fue una de las decisiones y uno de los escenarios más duros. Pero no era mi decisión. Era del pueblo. ¿Qué más me queda? En el sexenio 91-97, con aciertos y desaciertos tuve un equipo que se comprometió también. Gentes que estaban vinculadas con Querétaro. Un procurador como Gustavo García, secretarios de Gobierno Jesús Rodríguez y Alejandro Espinosa, Enrique González en Finanzas, presidentes municipales el doctor Ballesteros y Chucho Rodriguez. Tuve un equipo de trabajo y la sociedad fue generosa. Ayudó mucho, sobre todo en la crisis económica 94-95 en donde los presupuestos se van a la mitad. El proyecto de obras, a la mitad. Y nos salvó que la sociedad fue solidaria. Y aquí hago un reconocimiento a la sociedad. Algunos ya no están. Chucho Oviedo, Roberto Ruíz Obregón, Pepe Roiz, el señor González del Fénix, Pepe González Olvera ganadero, Amable Osores, gente solidaria que nos ayudaron no con dinero sino con materiales y fueron generosos. Ellos y otros.

De visita en Querétaro Luis Donaldo Colosio mitiga el calor con una paleta de frutas junto al gobernador Enrique Burgos García durante su gira a nuestro estado. Foto: Archivo

EL ASESINATO DE COLOSIO

PDA: Te tocó en 1994 recibir al candidato Colosio, cuando se hablaba de cambiarlo. ¿Cómo lo sentiste en ese momento?

EBG: Lo sentí preocupado, Efectivamente en tu casa de Carretas comimos él, Diana Laura, mi esposa Yolanda y tu servidor. Luego me pidió que le mostrara la casa y platicamos. Habíamos sido senadores, cuando don Emilio González era el líder del Senado y Luis Donaldo presidente del partido. Había confianza. Y me decía ¿cómo ves? Y yo le contesté tú en lo personal tienes buen ambiente. Sí creo que el factor distractor pero real es Chiapas, te está robando cámara. Y en efecto. Y él sentí que las cosas no despegaban, por lo económico, lo financiero, lo social, lo político tenía la mirada clavada en Chiapas y el sentía que era una especie de ancla que no le permitía el despegue. Finalmente sigue adelante, Querétaro fue el segundo estado que visitaba, era febrero, al mes siguiente lo mataron. Lo que no imaginábamos era que en la conclusión del siglo XX, en un mundo modernizado pudiera haber un magnicidio, como el de Obregón. Yo estaba en México ese día 23. Maro Antonio León, presidente del partido en Querétaro avisó del atentado. Empecé a hablara oficinas y me lo confirmaron, pero aún no se conocía lo de su muerte. Convoqué a todo el gabinete estatal y pedí que los alcaldes estuvieron concentrados en su oficina. Era bun asunto mayúsculo. Ya para entonces se veía como candidato con posibilidades  y como futuro presidente. Por la noche sale Liébano y anuncia la noticia por la televisión. Una conmoción tremenda. Unos días más era semana santa y el presidente Salinas convoca a la clase política para convocar al partido a deliberar. Se hablaba de nombres. Al final se resuelven las cosas por el doctor Zedillo. En mi opinión personal él no era un aspirante; no tenía en su mira serlo, se hablaba más de Pedro Aspe, por ejemplo, pero tenía el inconveniente de no haber renunciado oportunamente. Y Fernando Ortiz Arana. El presidente nos reúne. Zedillo era el coordinador y vimos un video en el que Colosio designa a Zedillo su coordinador de campaña, destaca que es u amigo, un hombre preparado, que ha sido secretario. Le da definiciones y atributos que, quién lo iba a decir, estaba definiendo al próximo presidente.

EL BOTE PRONTO

PDA: Y don Fidel dijo que les adivinaron el pensamiento.

EBG: Don Fidel era don Fidel.

PDA: El bote pronto.

EBG: Sí.

PDA: PRI.

EBG: expectativa y esperanza.

PDA: PAN.

EBG: Partido en el poder.

PDA: Morena,

EBG: Movimiento social.

PDA: Querétaro.

EBG: Gran estado, con futuro.

PDA: Familia.

EBG: Punto primordial.

PDA: Política.

EBG: Debe prevalecer en la mejor expresión. Política, no politiquería.

PDA: Pancho Domínguez.

EBG: Está haciendo su trabajo.

PDA: Gilberto Herrera.

EBG: Explorando un camino, en donde cambia de lo académico a lo político. Fue un buen rector. Ahí está.

PDA: Mauricio Kuri.

EBG: Tiene experiencia, fue presidente municipal, hoy en día es senador, de buen talante.

PDA: Cartas del PRI para el 2021.

EBG: No lo sé.

PDA: 2021.

EBG: Oportunidad de que el Congreso, vía Cámara de Diputados, sea un factor de equilibro para el poder.

PDA: Algo que desees agregar.

EBG: Muchas gracias.

Comentarios

Comentarios