PRIMER MUERTO TRANSPORTABA LAS MUESTRAS

La víctima: A través de este mensaje la Sección 32 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud dio su pésame por la muerte de José de Jesús Moreno Mendoza. FOTO: SNTSA

Algunos de los insumos que están repartiendo a los médicos no cumplen la norma para enfrentar la pandemia que hoy nos aqueja

FERNANDO VENEGAS R.

Personal del sector salud reveló al periódico Plaza de Armas que el primero de sus compañeros fallecido el lunes, José de Jesús Moreno Mendoza, era uno de los encargados de transportar las muestras de laboratorio sin el equipo necesario para protegerse del contagio.

El hombre de 61 años de edad, con antecedentes de hipertensión, era promotor en San Juan del Río pero en esta contingencia apoyaba como otros empleados en funciones extraordinarias, para las que había pedido los insumos necesarios, sin ser atendido. Su nombre fue dado a conocer por la Seccion 32 del sindicato al dar el pésame a la viuda, Maria Mercedes López Cruz, jubilada de la misma área.

Es tal la vulnerabilidad de los médicos y enfermeras que ya son al menos 40 que han dado positivo al COVID-19, según reconoció este martes la directora de Servicios de Salud de la SESEQ, Martina Pérez Rendón, indicando que 25 fueron dados de alta y se han reintegrado al trabajo.

En ese marco se inscriben también las cuatro demandas de amparo presentadas por 39 profesionales del sector salud y la suspensión de plano otorgada por jueces federales en contra del gobernador Francisco Domínguez Servién -que ayer transmitió un mensaje de motivación por el Día Internacional de la Enfermera- aunque no les provee del equipamiento indispensable.

Los quejosos mostraron documentos en los que el jefe del Ejecutivo ordena al secretario Julio César Ramírez Arguello cumplir con la orden judicial federal y proporcionar los insumos, equipo e instrumental médico al personal del Hospital General de Querétaro y del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, pero resulta que algunos de los materiales eran de poca calidad y fueron rechazados por no estar dentro de la norma.

Al hacer un recuento de su viacrucis sanitario y jurídico, indicaron que a partir de sus demandas de amparo, un juez ordenó al gobernador entregar los insumos para enfrentar la pandemia.

Recordaron que el 1 de abril del 2020, se publicó en la Sombra de Arteaga, un acuerdo por el cual en el apartado Décimo Cuarto se declaró que el Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer atendiera casos de COVID –19. Desde esa fecha y derivado de la reconversión del nosocomio, hasta el día de hoy no se les ha proporcionado los insumos, equipo e instrumental de protección médico necesarios para atender a los diversos pacientes con el coronavirus.

Como consecuencia de esto y ante la falta de sensibilidad por parte de las autoridades los trabajadores interpusieron cuatro demandas de amparo donde un total de 39 profesionales de la Salud adscritos al Hospital General y al Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer solicitaron el amparo y protección de la justicia de la Unión, ya que los responsables (en este caso el gobernador del Estado, secretario de Salud y los directores de los Hospitales en ese orden) no les han entregado los insumos básicos para la protección de su salud mientras ellos al estar en la primera línea de batalla atienden pacientes con COVID – 19.

Los números de expedientes son: 305/2020 radicado en el Juzgado Cuarto de Distrito, el cual fuera presentado el pasado 23 de abril, 315/2020 presentado el 16 de abril y 307/2020 del 15 de abril ambos del Juzgado Tercero de Distrito y por último el presentado el pasado 8 de mayo en el Juzgado Sexto de distrito, en ellas el Juez ha otorgado la Suspensión de Plano, ordenando al Gobernador y al Secretario de Salud a entregar los mínimos insumos necesarios para que los trabajadores desempeñen su trabajo sin mayor riesgo.

Lo anterior contrapone lo señalado una y otra vez por las autoridades, ya que los profesionales de la Salud señalan lo siguiente: ¿Por qué se tiene que llegar a esta instancia y hacerlo a través de un Juez, estos insumos deben de entregarse a todos lo que laboramos”.
Para colmo algunos de los insumos que están repartiendo no cumplen la norma para enfrentar la pandemia que hoy nos aqueja y han sido rechazados en el Hospital de Especialidades del Nilo y la Mujer, en donde enfermeras se han negado a firmar de recibido, como consta en documentos de los que este periódico tiene copia.

Finalmente dijeron que esperan que el gobernador Francisco Domínguez además de mandarles mensajes motivacionales, también cumpla con la orden de los jueces federales y les proporcione el materia de protección apegado a la norma para protegerse y no morir como su José de Jesús Moreno Mendoza o enfermar como los otros 40 compañeros.

La realidad que enfrentan los trabajadores del sector salud en Querétaro es muy distinta a la que pretende proyectar el gobierno de Domínguez: Operan llenos de carencias y desprotegidos. FOTO: ESPECIAL

Comentarios

Comentarios