Muere Héctor Beltrán Leyva

El Hache: Héctor Beltrán Leyva fue capturado en el 2014 en un restaurante de San Miguel de Allende en un operativo federal. Radicaba en Querétaro, en donde se presentaba como inversionista inmobiliario. Murió este domingo en Toluca, a los 56 años. FOTO: OFICIAL

COLUMNA PLAZA DE ARMAS

Sin El Hache, queretanos duermen en paz

La Hache es muda: Sabino

  • Capo sinaloense se lleva nombres a la tumba
  • Celebra Rodríguez Borgio con Ángeles Azules
  • Chávez Gastélum era cliente frecuente aquí
  • Negocia Anaya la cabeza de Damián Zepeda

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

El Hache: Héctor Beltrán Leyva fue capturado en el 2014 en un restaurante de San Miguel de Allende en un operativo federal. Radicaba en Querétaro, en donde se presentaba como inversionista inmobiliario. Murió este domingo en Toluca, a los 56 años. FOTO: OFICIAL

La ruptura.

En febrero de 2008, la Federación de Cárteles (en la que participaban El Joaquín Guzmán Loera, Ismael Zambada y los hermanos Beltrán Leyva, entre otros capos) sufrió una ruptura que marcaría irremediablemente el futuro de los sinaloenses dentro del mundo de las drogas.

Y es que por esas fechas Ignacio Coronel decidió excluir a Arturo Beltrán Leyva (quien vivió un tiempo en Colinas del Cimatario, en Querétaro con una de sus familias) del negocio de las drogas, según testimonios de ex funcionarios de la PGR que por esos años declararon ante el MP por su presunta participación en hechos delictivos.

Unas semanas antes, en enero de 2008, fue detenido Alfredo Beltrán Leyva, alias El Mochomo, en un operativo federal, lo que fue visto por esa familia como una traición de El Chapo Guzmán a su organizaciones.

Esos dos hechos detonaron la cohesión de la Federación y obligó a los Beltrán Leyva a salir de Sinaloa y mover sus centros de operación a  Querétaro, Morelos y Guerrero.

Como es sabido, Arturo Beltrán Leyva, alias El Barbas, fue abatido por un grupo aeromóvil de la Marina a mediados de diciembre de 2009, meses después de la captura de El Mochomo.

El 30 de diciembre de ese mismo año, fue capturado en Culiacán, Sinaloa, otro miembro del cártel de los Beltrán Leyva: Carlos, de 40 años.

Con la caída de sus tres hermanos en tan solo un años, Héctor Beltrán Leyva ascendió dentro de la organización familiar y junto con Edgar Valdez Villarreal, La Barbie, dirige esa organización.

Desde Querétaro, el “empresario” y “anticuario”, que había llegado a vivir a Juriquilla, se encargó de la operación directa del grupo criminal que ya controlaba el trasiego directo de cocaína desde Colombia y Venezuela, hasta Guerrero, donde a través de una escalera náutica, metían la droga hasta Estados Unidos.

A pesar del “bajo perfil” que “El Hache” trataba de manejar, un error lo puso en la mira de la Secretaría de Marina.

En agosto de 2014, un vigilante del fraccionamiento Juriquilla, fue asesinado y tirado en la carretera a San Luis Potosí a la altura de Santa Rosa Jáuregui.

Investigaciones policiacas demostraron que esa persona se habría llevado de la casa de Héctor Beltrán una mochila que estaba en el jardín. Adentro había una cantidad no especificada de dinero.

Al darse cuenta, “El Hache” ordenó a sus escoltas que interrogaran al vigilante, a quien mataron y tiraron en la autopista.

La saña con que fue asesinado, llamó la atención de las autoridades federales, quienes comenzaron a seguirle la pista al “empresario”. Según información oficial, este  hombre ya había tejido relaciones económicas con diversos sectores del estado y se movía cómodamente desde Querétaro a diversos puntos del país.

Fue el 1 de octubre, cuando Beltrán Leyva viajó a San Miguel de Allende, para conocer un fraccionamiento donde quería invertir. En un restaurante de mariscos, sin un solo disparo, fuerzas federales lo detuvieron y trasladaron al penal del Altiplano.

Según información oficial, desde ahí, el narcotraficante comenzó a hablar de todo, hasta del lavado de dinero que a través de empresas, realizaba con el apoyo de algunos queretanos. Pero le faltaban muchos datos por aportar.

Digo le faltaban porque cuatro años después, el pasado domingo 18 de noviembre, Héctor Beltrán Leyva falleció en condiciones poco claras. Según el boletín oficial, ”…este domingo alrededor de las 16:00 horas, falleció en el Hospital Adolfo López Mateos de Toluca, Estado de México, tras sufrir un paro cardiaco, el interno Héctor Manuel Beltrán Leyva, conocido por el alias de “El H”

“Los hechos se registraron aproximadamente a las 15:07, cuando el encargado de la seguridad del penal reportó que Beltrán Leyva presentaba dolores intensos en el lado izquierdo del pecho, por lo que de inmediato médicos del centro federal le brindaron los primeros auxilios conforme a los protocolos.

Al notar que no se recuperaba, las autoridades carcelarias decidieron trasladarlo, con todas las medidas de seguridad de atención a reclusos, al referido hospital donde, luego de ser atendido en el área de urgencias, los doctores reportaron su deceso.

“En todo momento, Beltrán Leyva, de 56 años de edad, recibió la atención médica que requirió y que el personal del nosocomio así como del centro federal, agotaron todos los recursos clínicos a su alcance para poder restablecerlo”.

Sea como fuera, con la muerte de Héctor Beltrán Leyva, se cierra un oscuro capítulo del narcotráfico en México.

Y por supuesto, con la muerte de “El Hache”, algunos queretanos ya duermen tranquilos.

Y están mudos.

-OÍDO EN EL 1810-

Pachangón.

Con motivo de su cumpleaños, el empresario casinero, Javier Rodríguez Borgio tuvo gran fiesta en su rancho San Javier, en Guanajuato.

El encuentro, para cientos de personas, fue amenizado por Camila y por Los Ángeles Azules (más fifís que nunca).

La mesa de postres fue montada por la chef Paulina Abascal.

Y claro, por la pista desfilaron políticos, empresarios y la crema y nata de la sociedad queretana.

¡Salud!

-¡PREEEPAREN!-

Interesante.

Fuentes oficiales han comentado a este armero la nutrida información obtenida tras la captura de Ángel Humberto Chávez Gastélum, el narcotraficante detenido en el restaurante Mochomos de la capital queretana.

Y es que las primeras declaraciones del capo que se irá extraditado a Estados Unidos, muestran la activa vida social y empresarial (mayor a la que tuvo Héctor Beltrán Leyva) que llevaba “Don ángel” en la entidad.

No solo se le veía en los mejores restaurantes de la capital, también asistía a eventos deportivos y sociales como partidos de fútbol, golf y conciertos.

Por eso, nadie cree a los funcionarios del gobierno de Francisco Domínguez, cuando habla de que “estaba de paso” cuando lo pescó la Interpol.

Tierra de narcos.

-¡AAAPUNTEN!-

Confusión.

Luego de divulgarse que se recortarán 32% los presupuestos de las universidades públicas, el equipo del gobierno de transición lo negó, asegurando que en su momento se dará a conocer la propuesta oficial.

¡Ooops!

-¡FUEGO!-

Nuevos tiempos.

Damian Zepeda dejó la coordinación de lo senadores panistas y será relevado por Rafael Moreno Valle, como producto de los acuerdos con Ricardo Anaya para el ungimiento de Marko Cortés como presidente del partido.

¡Porca miseria!

Queretanos: Felifer Macías, Toño Rangel y Memo Vega, entre otros , asistieron este lunes al acto de toma de protesta de Marko Cortés como nuevo presidente del comité nacional del PAN. FOTO: ESPECIAL

Comentarios

Comentarios