Morena, la alternativa: Gilberto

FOTO: HUMBERTO SEGURA
FOTO: HUMBERTO SEGURA

En su primera incursión en la política como aspirante al Senado de la República por Morena, el ex rector de la UAQ (2012-2018) Gilberto Herrera Ruiz se ofrece como una tercera alternativa nueva y fresca, ante las dos opciones votadas que, declara a PLAZA DE ARMAS, El Periódico de Querétaro, han cansado y desencantado a la ciudadanía.

No teme nada el académico, ni siquiera a la guerra sucia que “ha sido el estilo de este gobierno” y se declara listo para debatir con sus contrincantes del PAN y el PRI para contrastar ideas, opciones y propuestas.

El también Premio Nacional de Ciencias y ex director de la Facultad de Ingeniería y actual profesor investigador, que aceptó la candidatura al lado de Andrés Manuel López Obrador, a quien debe darse la oportunidad para permitir que este país ir por un camino diferente, habla en su nueva oficina, en la que como siempre comienza muy temprano y termina muy tarde.

Esta fue la conversación con el doctor Gilberto Herrera Ruiz, el candidato debutante.

 ROMPER EL BIPARTIDISMO

PLAZA DE ARMAS (PDA): Finalmente aceptó ser candidato por Morena?

GILBERTO HERRERA RUIZ (GHR): Así es. Vamos a iniciar trabajos para la candidatura, que iniciaré a finales de marzo, principios de abril, 90 días antes de la fecha de la elección.

PDA: ¿Será posible romper el bipartidismo?

GHR: Sí, yo creo que sí. Ya es una realidad. A nivel país. Hay una elección entre tres partidos. No creo que Querétaro sea ajeno a ello, aunque por toda la vida se haya mantenido como un estado en el que el PRI y el PAN han gobernado. Creo que hay una oportunidad. En ese sentido de que haya una tercera alternativa y yo creo que la gente también lo pide. Noto a una ciudadanía queretana cansada de los resultados que han tenido con los gobiernos de ambos partidos.

 GUERRA SUCIA, LA MARCA

PDA: ¿No teme la guerra sucia?

GHR: Seguramente lo habrá. Ha sido el estilo de este gobierno. Lo vimos desde la rectoría, pero estamos seguros de que los queretanos podrán valorar las propuestas; no solamente las mías sino de todos los candidatos y tratar de que la guerra sucia ya no sea la alternativa en cuanto a la decisión del voto, sino  más bien la propuesta y la trayectoria que se tenga.

PDA: ¿Cuál puede ser a diferencia?

GHR: Una propuesta nueva, fresca, que hable de que el país debe cambiar. Estoy seguro de que México tiene una gran riqueza y que con ella se puede mejorar totalmente el desarrollo de los queretanos y de todos los mexicanos.

PDA: ¿Cree usted que la opción sea López Obrador?

GHR; Yo creo que al final de cuentas las dos opciones votadas anteriormente, PRI y PAN, no lo han sido. Hay un gran desencanto. Y creo que es el momento de dar la oportunidad a otra opción que pueda permitir a este país ir por un diferente camino en el sentido de un desarrollo más equilibrado, equitativo para los mexicanos. No es posible que tengamos a los tres hombres más ricos que poseen más de la mitad de la riqueza y el 90 por ciento de los mexicanos no lleguen ni al 20 por ciento de ello.

 LA EDUCACIÓN, EL MOTOR

PDA: ¿El de la educación, su tema, no será su único tema?

GHR: Definitivamente no es nuestro único tema.  Tenemos toda la confianza en que la educación  es el principal motor de desarrollo de un país, en lo económico, cultural y político. Usted sabe que una familia en donde uno de los hijos concluye estudios profesionales cambia, no solamente en lo económico sino también en lo cultural y en lo político. Las discusiones cambian con el nivel de información que se lleva a familia. De tal manera que es muy importante la educación, sin embargo no debe ser el único tema. Este país, a través de otro tipo de temas, debe mejorar en todos los sentidos.

PDA: ¿No cree que el gobierno lo vea a usted como una amenaza por la dinámica que tuvieron cuando fue rector?

GHR: Esperemos que no. Al final de cuentas desde la posición que tuvimos en la rectoría no fuimos para nada considerados por ellos, sin embargo creo que hicimos lo correcto en cuanto a la defensa de la educación pública y de la Universidad.  Yo creo que ese seguirá siendo un tema. De tal manera que si ellos no le van a apostar a la educación pública, entonces si podremos convertirnos en una voz diferente, una voz disonante del discurso que ellos tengan.

PDA: ¿Está dispuesto a los debates?

GHR: Claro; son necesarios, además. Son los espacios en los que la gente puede contrastar ideas, opciones y propuestas.

PDA: ¿En la UAQ?

GHR: En la UAQ está ya acordado uno, aún sin fecha.

PDA: ¿Algo que desee agregar, doctor?

GHR: Agradecer los espacios que siempre le ha dado PLAZA DE ARMAS a la Universidad?

PDA: Gracias a usted.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS ALARCÓN

Comentarios

Comentarios