MINIMIZA INAH DAÑOS AL ACUEDUCTO

Respetan vestigios: En el caso específico de la ex Hacienda de Carretas, comenta que se trabaja en la conservación del casco antiguo y se respetan los vestigios encontrados. Comparte incluso que en estos momentos hay alerta por la humedad de la capilla, atribuibles probablemente a una fuga de agua o a una acequia antigua. FOTO: SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN
SERGIO A. VENEGAS ALARCÓN

Celebra la directora del Centro INAH, Rosa Estela Reyes, la preocupación de los queretanos por su principal monumento, Los Arcos, pero descarta daños en la Avenida por el proyecto Barrio Santiago y dice estar abierta a las opiniones de los colegios de profesionistas y universidades. Es más, dice desconocer los del socavón revelado por el secretario de Gobierno del Municipio de Querétaro, Apolinar Casillas.

La funcionaria federal comparte que los especialistas de la Dirección de Monumentos Históricos, a pedido suyo, vienen ya no cada mes, sino cada semana, a supervisar los trabajos que ser están realizando en el entorno de la antigua Hacienda de Carrretas y que asegura no causan ningún perjuicio físico.

Asegura estar supervisando día a día la ejecución de la obra privada que tiene autorizada una altura máxima de 19 metros, terraceados, en donde lo cercano al Acueducto debe ser abierto.

El proyecto, indica, fue autorizado por el Ayuntamiento en el 2015, pero se ha ido adaptando, sobre todo con las modificaciones al Plan Parcial de Desarrollo aprobadas el año pasado y publicadas este 2019.

No hay preocupación técnica respecto de la obra de Barrio Santiago y no aprecia tampoco daño en la Calzada de los Arcos, aunque puede haberlo en la carpeta asfáltico, remarca Rosa Estela Reyes, aceptando el interés de los queretanos por el monumento.

En opinión de la representante del Instituto Nacional de Antropología e Historia es importante que los queretanos reflexionen sobre los fenómenos del crecimiento, la modernización y la explosión demográfica, que están modificando la vida social y hasta el comportamiento urbano.

En el caso específico de la ex Hacienda de Carretas, comenta que se trabaja en la conservación del casco antiguo y se respetan los vestigios encontrados. Comparte incluso que en estos momentos hay alerta por la humedad de la capilla, atribuibles probablemente a una fuga de agua o a una acequia antigua.

Respecto del socavón que supuestamente se produjo en septiembre del  2017, hace dos años, según revelación del Municipio de Querétaro, la delegada del INAH dijo desconocer por completo esa información y que ha pedido a la administración municipal ser cuidadosos en la información proporcionada a los medios y los términos usados respecto de la obra en cuestión.

 

Comentarios

Comentarios