MATAN A QUERETANO EN N.L.

Nuevo León. En la foto principal, el lugar del asesinato.
Nuevo León. En la foto principal, el lugar del asesinato.

Autoridades de Nuevo León identificaron a los tres hombres que fueron asesinados la noche del miércoles pasado en San Pedro, Nuevo León. Entre los fallecidos se encuentra el abogado queretano Carlos Sánchez Pliego Mier, quien fue ultimado junto con otras dos personas, por un comando armado.

Carlos Sánchez Pliego Mier era ampliamente conocido en los círculos de la abogacía local y sostenía amistad con políticos, líderes sociales y reconocidas familias queretanas.

Al momento de su asesinato, iba llegando al estacionamiento del bar La Única, con José Herrera Aispuro, un contador de 51 años originario de Sinaloa. También estaba Michael Raziel Almela Martínez, de 41 años de edad, abogado originario del Estado de México.

El triple homicidio se registró en la concurrida zona conocida como Centrito Valle. Eran las 23:54 horas

-a unos 300 metros de donde se ubica un punto fijo de vigilancia de la Policía de San Pedro instalado en esa zona, en la que abundan los bares y restaurantes-, cuando el comando armado llegó detrás de los occisos quienes iban a cenar en el bar, ubicado en la colonia del Valle.

En el estacionamiento del lugar, varios sujetos dispararon desde un Jetta gris y una Ram blanca contra las tres personas.

Cuando las víctimas cayeron, dijo un informante, uno de los pistoleros bajó y disparó a quemarropa al hombre de Sinaloa, asegurando la ejecución.

“Se escucharon varios balazos y luego los autos salieron a toda velocidad por Río Amazonas hacia la Calzada San Pedro”, narró el velador de un negocio cercano.

“Ya de ahí, no supe para dónde se fueron”, dijo el informante a la policía estatal.

En la refriega, también hirieron a un escolta de otra persona que arribaba al sitio. Este último se encuentra fuera de peligro.

Al iniciar las investigaciones, la madrugada del jueves, las calles como Río Amazonas, entre Tamazunchale y Calzada San Pedro, fueron cerradas a la circulación por la Policía municipal. Por esas horas, un grupo de militares se sumó a la tarea de investigación.

El procurador de Justicia de Nuevo León, Bernardo González Garza dijo que el triple asesinato fue captado en diferentes escenas por cámaras de seguridad.

“Sí hay algunos avances”, aseguró.

“Iban llegando al negocio” cuando fueron alcanzados por las personas armadas. “Hay –reveló el funcionario- cámaras del C4 que nos están entregando… las procesaremos de acuerdo a los horarios, no me adelantaría a decir si es crimen organizado”.

Confirmó que las víctimas eran originarias de la Querétaro, Estado de México y Sinaloa.

“No son personas de Nuevo León, se encontraban aquí haciendo una actividad comercial”, resaltó.

“Se está interrogando a todos los testigos de los hechos, eran muchos”, informó

En tanto, el polémico alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, no se esperó siquiera a que concluyeran los interrogatorios y adelantó lo que a su parecer es el móvil de estos asesinatos: “se dieron debido a pugnas entre grupos criminales ajenos a San Pedro”, sentenció.

Fernández Garza dijo que los hechos ocurrieron a las 23:57 horas del miércoles, afuera del bar “La Única”, en el cruce de Río Amazonas con Grijalva, de donde escaparon los ejecutores en un auto Jetta, gris, y una camioneta Ram, blanca.

Aseguró que los fallecidos no eran de San Pedro , y supuestamente los ejecutores tampoco, debido a lo cual insistió en un conflicto entre “bandas criminales de otras entidades”.

Advirtió que ante los sucesos violentos en Tamaulipas podrían refugiarse aquí delincuentes que pueden generar mayor violencia.

Destacó que pese a lo sucedido, San Pedro es el municipio más seguro de Nuevo León, y de los más confiables del mundo.  Afirmó que desde hacía un año no había ejecuciones en esa ciudad.

Descartó que su corporación municipal haya fallado en la prevención de la triple ejecución y la posterior persecución de los implicados.

Sostuvo que es muy difícil tener una patrulla para cada área de San Pedro , en el momento exacto de un ataque armado.

“Es un caso aislado, vinieron a ejecutar a esas personas, las venían siguiendo (de otro punto del área metropolitana. Mucha gente viene a los restaurantes y bares (sampetrinos)”, dijo.

“Es un problema (de inseguridad) que se presenta en todo México”, insistió.

Al cierre de esta edición, las autoridades continuaban con las indagatorias y aunque no se descarta ninguna línea, nadie secundo las afirmaciones del alcalde Fernández de la Garza.

POR: SERGIO ARTURO VENEGAS RAMÍREZ

Comentarios

Comentarios