MARTHA ANAYA / HORACIO DUARTE, RUMBO INESPERADO

ALHAJERO

Uno de las cosas que más extrañó cuando Andrés Manuel López Obrador conformó su gabinete fue que a Horacio Duarte Olivares no lo hubiera ubicado en el gabinete al frente de alguna Secretaría o, cuando menos, al menos al frente de alguna paraestatal.

El mexiquense –licenciado en Derecho por la UNAM y quien asumió la defensa del tabasqueño  en el desafuero que realizó la Cámara de Diputados al entonces Jefe de Gobierno de la Ciudad de México- fue situado en la segunda línea de batalla: Subsecretario del Empleo, bajo el mando de Luisa María Alcalde Luján, titular de la Secretaría del Trabajo.

Pero la capacidad y la solidez de Duarte se hicieron sentir desde esa posición aparentemente menor (aunque tuviera a su cargo el Programa de Jóvenes construyendo el futuro) en momentos críticos de la 4T.

La crisis de los migrantes fue uno de ellos.

El texcocano con máster en Prevención de Violencia de Género por la Universidad de Salamanca (España) fue enviado en apoyo de Marcelo Ebrard para tratar de controlar y encauzar el problema dentro del territorio nacional.

Logró hacer una buena mancuerna con el canciller y su equipo, y se convirtió –desde diciembre pasado- en responsable del Plan de Atención a Migrantes en la frontera Norte.

A partir de entonces, Horacio Duarte se ganó un espacio en las reuniones del gabinete de Seguridad de las seis de la mañana en palacio nacional. De hecho, es uno de los pocos subsecretarios que acude con cierta regularidad a ese cónclave en el que los temas de criminalidad y violencia se analizan día con día.

La renuncia, la semana pasada, de Ricardo Ahued como administrador general de Aduanas en el Servicio de Administración Tributaria (SAT), abrió paso de nuevo a el ex representante de Morena ante el INE. La razón para que el Presidente pensara en él, la explicó el propio López Obrador al describir lo que acontece en Aduanas:

“Lo de aduanas es una asignatura pendiente, no hemos podido limpiar… Es muy grande el problema, es como el problema de los homicidios…; (la corrupción ahí) es un monstruo de cien cabezas.

“Horacio Duarte que es un hombre íntegro, honesto, se va a hacer cargo de las aduanas porque ahí necesitamos enfrentar la corrupción, que es el principal problema. Vamos a apoyar a Horacio Duarte para limpiar las aduanas…”

Nada fácil la tiene el de Texcoco, pero por capacidad no faltará.

Inesperado rumbo, eso sí, por el que le toca andar ahora. Pensar que hace apenas unas semanas (cuando estaba en pleno el conflicto dentro de las filas de Morena) se le mencionaba como posible Presidente Interino del partido fundado por AMLO.

Se pensaba más en la capacidad política –en su mano izquierda- de Duarte, que en la mano dura que hoy tendrá aplicar como director de Aduanas.

***

GEMAS: El sitio de El Heraldo se ubica en la cuarta posición del ranking de ComScore con 14 millones 920 mil visitantes.

Comentarios

Comentarios