Martha Anaya

Martha Anaya
Martha Anaya

ALHAJERO

Mensajes de la elección

Hay de victorias a victorias, y la del PRI en el Estado de México –si llega a confirmarse- demerita más por la manera como se “gana”.

En el PRI tienen motivos para celebrar, sin duda, si se confirma la ventaja de sus candidatos en Coahuila y en el Estado de México.

Después de todo –particularmente en el Edomex- los pronósticos eran de derrota.
Pero aún entre los priistas, hay quienes están conscientes de que estos posibles triunfos para el tricolor podrían ser “pírricos” si no se analizan en serio los errores cometidos y que pusieron en aprietos a sus más fuertes maquinarias electorales.

Porque no hay que perder de vista –indican- que el PRI, como partido, perdió frente a Morena en el Edomex (quedaron un punto abajo: 29.81 frente a 3081) y que fue gracias a la alianza que hicieron con el PVEM, el Panal y el PES, que Alfredo del Mazo encabeza el Programa de Resultados Preliminares (PREP); y que en Coahuila la situación está aún más complicada.

Inclusive, hay quienes sostienen que el PRI, aún ganando, termina perdiendo por la manera como se “gana”.

Se refiere a la estrategia que siguió su partido en estas elecciones:

-La fragmentación del voto opositor, después de rescatar todas las viejas mañas del fraude, de cuando el PRI era un partido “prácticamente único”; y operar elecciones con una visión de Estado, no de una competencia democrática.

-Demonizar al adversario político, tratándolo, no como adversario, sino como enemigo.
Con esta clase de “victorias”, sostienen, el ganador “pierde más y se demerita por la manera como se ‘gana’”.

¿Qué más debe el PRI reconsiderar después de la jornada del domingo pasado?

Añaden: La forma de elegir candidato; los recursos gastados; el terrible enojo de la gente; y que se piense que ya se puede ir al 2018 así nada más.

-0-

LAS ALIANZAS HACEN LA DIFERENCIA.- Para los de Acción Nacional algo quedó clarísimo: “En elecciones tan competidas, las alianzas funcionan y terminan haciendo la diferencia”, destacan.

En Veracruz ganaron en alianza. En Nayarit ganaron en alianza. En Coahuila –esperan se confirme la ventaja que le dio el Conteo Rápido del Instituto Electoral –contra lo que hoy se ve en el PREP-  a su candidato, Guillermo Anaya Llamas y se confirme así otro triunfo con una alianza.

Ricardo Anaya declaró ayer que tienen el 100% de las actas y según sus datos, están dos puntos arriba del priista Miguel Riquelme: “No quieren contra todos los votos porque nosotros ganamos”, advirtió, “pero no nos vamos a dejar”.

¿Algo más? Sin duda. Para Rafael Moreno Valle el desastre en que se convirtió la candidatura de Josefina Vázquez Mota en el Edomex –dejándolos en cuarto lugar- les dice con todas sus letras que las encuestas abiertas (de conocimiento) NO son el mejor instrumento para decidir las candidaturas.

Mucho menos la presidencial.

-0-

GEMAS: Inicio de la crónica de Jacobo García en el diario español El País: “La noche electoral el PRI consiguió lo que parecía imposible: ganar perdiendo, bailar sin moverse y reír llorando en una fiesta-velorio esquizofrénica”.

Comentarios

Comentarios