Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Los “buena onda” y los “mudos” de AMLO

Cuando los reporteros de la fuente le han preguntado al Presidente electo por qué sus futuros funcionarios los eluden y no hablan, Andrés Manuel López Obrador les ha contestado: “Yo ya les he dicho que salgan, que promuevan lo que están haciendo…”.

Y sí, hay quienes se han animado a salir al ruedo y a hacerlo bien. De ahí que formen parte de la lista de los “buena onda”. Entre ellos están algunos inesperados, como Marcelo Ebrard, próximo canciller, quien en su etapa como jefe de Gobierno del DF tenía fama de “pedante y elitista” en su trato con la prensa de a pie.

Pero parece que el exilio le sentó bien y hoy es uno de los “consentidos” de los reporteros, pues no sólo los trata bien, sino que les da buenas notas.

Caso semejante es el de Rocío Nahle, próxima secretaria de Energía. Su trato con los reporteros fue tan difícil cuando ocupó una curul en la Cámara de Diputados –hasta los regañaba por sus preguntas- que ellos solían llamarla La Virreina. Ahora, les explica todo y de forma amable.

Javier Jiménez Espriú, designado para la Secretaría de Comunicaciones, se ha ganado con creces a los periodistas. Él no sólo está entre los “buena onda”, sino que es uno de los más consentidos.

“Es el abuelito que te explica todo con manzanas y palitos…,¡y da nota!”, refieren. A doña Olga Sánchez Cordero, enfilada para la Segob, la ubican como la apagafuegos, pues cada vez que aparece por la casa de transición hay alguna protesta. Entonces López Obrador le pide que los atienda.

Y ya en ello, es accesible a las preguntas de reporteros.

A Alfonso Durazo, futuro titular de Seguridad, le encantan los medios y trata muy bien a los reporteros. El sonorense encabeza su lista de funcionarios consentidos.

Otros personajes inscritos como “muy accesibles” son Miguel Torruco, de Turismo; Manuel Bartlett, de la CFE, y Victor Villalobos, que estará al frente de la Sagarpa.

El problema con el ingeniero agrónomo es que es tan técnico en sus explicaciones que David Monreal, coordinador de Ganadería, termina ganándole la nota.

De Román Meyer, que encabezará la Sedatu, refieren que es educado y “al menos contesta el teléfono”.

Cierran la lista “los mudos”.

Se refieren a quienes consideran “educados”, con un trato de fino a finísimo, pero que no responden a sus preguntas.

En ese rubro ubican a María Luisa Albores, de Bienestar (Sedesol), que no tiene experiencia ante los medios; a Jorge Alcocer Varela, de Salud; a Josefa González Blanco, de Medio Ambiente (mea culpa, se retrajo luego de la entrevista de los aluxes).

Eréndira Sandoval, de la Función Pública. Su caso es sui géneris pues se escabulle con tal facilidad que termina pasando de noche para los reporteros. Y eso sí que es difícil.

GEMAS: En la alineación de Cuauhtémoc Blanco para el gobierno de Morelos: Germán Villa, Isaac Terrazas, Gilberto Alcalá Pineda y Francisco Reyes Olvera.

Comentarios

Comentarios