Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Osorio Chong quiere el PRI

Bien metido en la grilla partidista, cabeza de una de las corrientes críticas más importantes hoy en día dentro del PRI: Democracia Interna, Ulises Ruiz tiene checadísimo cómo se mueven sus correligionarios y a qué están jugando.

Por lo pronto, ve a Miguel Ángel Osorio Chong y a Beatriz Paredes tratando de alcanzar un acuerdo sobre el cual ya están trabajando.

Su interés, a decir del ex gobernador de Oaxaca, es quedarse uno al frente del partido (Osorio) y el otro –o más bien ella, Beatriz- con la coordinación de la bancada priista en el Senado de la República.

Agitadas las aguas entre la militancia del tricolor, Ulises Ruiz enumera y describe a distintos actores que hoy se quieren hacer del partido: Enrique Peña Nieto, para empezar: “No quiere soltar las riendas para tener con qué protegerse cuando deje el gobierno”. Y detrás de él, “los salinistas” y aquellos bendecidos por el “acuerdo vergonzante de Toluca”: René Juárez, con curul plurinominal en la Cámara de Diputados, y “que va a volver a pelear la dirigencia del partido, ya verás”; al que “le salió lo demócrata en su último discurso”, como si no hubiera tenido responsabilidad en el fracaso del PRI en la elección. Él, no hay que olvidarlo, fue uno de los súper delegados de Sedesol (en Guerrero) con Carlos Salinas de Gortari.

Claudia Ruiz Massieu, con un escaño pluri en el Senado. La sobrina de Salinas querrá mantenerse al frente cuando es corresponsable de la peor derrota del PRI y “no tiene la más mínima legitimidad”; Rubén Moreira, diputado pluri, operador de la derrota.

Enrique Ochoa, “priista renegado”, que se regaló a sí mismo una curul por su “desastroso” papel como presidente del partido; Luis Enrique Miranda, uno de los que “disfrazaron de funcionario” y lo mandaron luego al PRI con una pluri de moñito para protegerlo.

Ni siquiera Manlio Fabio Beltrones ni Emilio Gamboa se salvan de la ira que asoma desde esa corriente de la militancia. Figuras –ambos-, a quienes ligan también con Carlos Salinas y su obsecuencia a Peña Nieto. Es el grupo que se apoderó del PRI hace 30 años, apunta Ulises. Por lo que a él toca y a su grupo, Democracia Interna, van a esperar “a que se vaya este señor”(EPN) del gobierno.

En cuanto al calendario, esperar a que salga la convocatoria para confirmar el interinato (él cree que Claudia va a querer quedarse como presidenta del PRI) o para nombrar una nueva dirigencia que concluya el periodo de Beltrones (2015-2019). Es decir, aguardar al año entrante. Porque será entonces que Ulises Ruiz buscará –vía consulta a la base- ser el líder del Revolucionario Institucional. ¡Y nada de cambiecito de nombre! Al contrario, tratará de recuperar valores perdidos como el nacionalismo revolucionario.

GEMAS: Obsequio de Julio Scherer, próximo consejero jurídico de la Presidencia: “Vamos por los cambios a la Ley Orgánica de la Administración Pública en términos de la separación de la Secretaría de Seguridad de la Secretaría de G

Comentarios

Comentarios