Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

¡No nos arruguemos!

Bullía la explanada del PRI. René Juárez Cisneros, nuevo presidente del tricolor, devolvía ánimo a los suyos, a los priistas de hueso colorado tocando la tambora y al grito de “¡no nos arruguemos, salgamos a construir la victoria!”

Candidatos de a pie, de tierra, se hacían presentes al lado de sus generales. Mikel Arriola (por la Ciudad de México) y José Yunes (por Veracruz), entre ellos.

Emilio Gamboa, jefe de jefes desde la sombra, sonreía complacido. Cree que aún están a tiempo de remontar las encuestas y encaramarse al primer lugar. Para eso precisamente, señala, fue el cambio en la dirigencia del partido:

-Fortalecer las candidaturas del partido, para empezar; recuperar a los nuestros, hay muchos lastimados…; y hacer un trabajo de reconstrucción en torno a (José Antonio) Meade. Lo que hoy ves es el compromiso de la militancia para que Meade sea el ganador.

Gritería, matracas, chalecos rojos por doquier. Arturo Zamora, dirigente de la CNOP, mira en torno y comenta: “¡Ahora sí todos de chaleco rojo, todos con la camiseta puesta!. Desde abajo, desde los seccionales vamos a trabajar y de eso nos vamos a encargar los sectores. Vamos a fortalecer el voto duro…”

Faltaban unos minutos para la una de la tarde y ya estaban casi todos los de la plana mayor. En la primera fila, los ex Presidentes del Partido: Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Jorge de la Vega, Roque Villanueva, José Antonio González Fernández, Carolina Monroy; el coordinador de los candidatos al Senado, Miguel Osorio Chong.

También al frente, la familia –Juana Cuevas y don Dionisio Meade–  y miembros del equipo cercanos del Candidato Presidencial: Aurelio Nuño, Eruviel Ávila, Vanessa Rubio, Ana Lilia Herrera, Carolina Viggiano, Enrique Jackson, Augusto Gómez Villanueva, Eduardo del Río.

Del gabinete: José Antonio González Anaya, Gerardo Ruiz Esparza; gobernadores: Alfredo del Mazo, Alejandro Moreno, Alejandro Murat, Miguel Riquelme, Héctor Astudillo, Rolando Zapata. Más rostros: César Camacho, Ismael Hernández, Claudia Ruiz Massieu,  Joaquín Hendricks, Manuel Ángel Núñez, Enrique Burgos, Eduardo Sánchez, José Encarnación Alfaro, Manuel Añorve. Vaya con decir que hasta silla de invitado tenía Ulises Ruiz (aunque no alcanzamos a ver si llegó).

Se trataba a fin de cuentas de cerrar filas y curar heridas lo más pronto posible para, como diría Roque Villanueva, “fortalecer las estructuras electorales y operativas”.

Y relanzamiento, a la vez, de la campaña de Meade. A fin de cuentas, como diría el nuevo dirigente nacional del PRI, “hoy, el partido y la campaña somos rieles de una misma vía”.

En ese entorno, pues, y bajo un ánimo renovado entre las filas priistas, José Antonio Meade llamó a los del Revolucionario Institucional “a defender nuestro legado” en la educación, en lo social, en la seguridad. Una apuesta por la estabilidad.

Ah, y una idea más agregada por Meade al estilo de Mikel y a la que sólo le faltó una lluvia de escapularios: “Este partido (el PRI) es el que va a defender a las familias y sus valores”.

-0-

GEMAS: Obsequio de José Antonio Meade: “El PRI estará dispuesto a jugársela a muerte para defender la estabilidad, la transformación y la seguridad del país”.

Comentarios

Comentarios