Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Meade pinta su raya, pero…

Partamos de un hecho significativo de estos momentos en que el PRI celebra sus  89 años:

-El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto –priista proveniente de la rancia clase mexiquense y que logró el retorno del PRI al poder después de 12 años de malogrado panismo-, padece de los peores niveles de popularidad y de  reconocimiento a su gestión.

¿Qué hicieron al respecto los priistas ayer durante su fiesta de aniversario?

Bueno, José Antonio Meade, candidato presidencial del PRI aunque no sea priista (supongo que eso vale para tomar en cuenta su opinión aunque se haya presentado como “soy un ciudadano, así me concibo, así soy”), se deslindó de una manera elegante de Peña: evocando a Luis Donaldo Colosio.

Recordó particularmente aquella frase que los significados políticos de esa atropellada sucesión de 1994, implicaba un rompimiento del Candidato con el entonces Presidente Carlos Salinas de Gortari: “Yo veo un México con hambre y con sed de justicia.”

Claro que el discurso de Colosio (hay que leerlo completo) fue muchísimo más fuerte que el de Meade ahora. Y eso que podía haberlo suscrito casi por completo a 24 años de distancia (cuatro sexenios de por medio: dos priistas y dos panistas).

Pero el exsecretario de Hacienda, orador único en el evento, apenas si se atrevió a ser crítico y a rozar a Peña apenas con su referencia a que este país “todavía tiene hambre y sed de justicia.”

La versión entre los priistas al final del evento fue que resultó “muy pobre”, “demasiado tibio”, el intento de deslinde.

¿Y qué hicieron los más de dos mil asistentes al festejo cuando el animador mencionó a Peña Nieto?

Pues no faltó alguien de la primera fila de invitados –ahí donde sientan los picudos- que incitó a ponerse de pie y a corear a todo pulmón: ¡Peña! ¡Peña!.

Y a ese grito animado con sirenas aullantes y puños en alto, habrían de sumarse Enrique Ochoa,Aurelio Nuño, Vanessa Rubio, Mikel Arriola, Eruviel Ávila, César Camacho, Emilio Gamboa y todo el equipo incorporado de Meade, con Miguel Osorio Chong, Carlos Aceves del Olmo, Arturo Zamora, Carlos Romero Deschamps y demás.

De los ex Presidente del partido se sumarían Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, María de los Ángeles Moreno, José Antonio González Fernández.

Ausencias que llamaran la atención por indistintas razones: Luis Videgaray, Francisco Labastida, José Murat, Ivonne Ortega, Roberto Madrazo, Dulce María Sauri, Mariano Palacios Alcocer.

Pero a fin de cuentas, por asistencia por asistencia y gritería no padecieron esta vez en la zona habilitada –a una tercera parte- del estacionamiento del PRI.

-Otro hecho significativo de este 89 aniversario de la Fundación del PRI es que el partido fundado por Plutarco Elías Calles es hoy en día uno de los más repudiados del país. La razón primordial de tal repudio es la corrupción desorbitada de gobernantes y representantes importantes del gobierno actual.

¿Qué hizo Meade al respecto? Declaró en su discurso: “Pintamos nuestra raya con los que se han llenado los bolsillos a costa de todos”

¿Cómo reaccionaron los priistas ante ese apunte?

Silencio…

-0-

GEMAS: Obsequio de José Antonio Meade: “Soy un ciudadano, así me concibo, así soy”.

Comentarios

Comentarios