Martha Anaya

Martha Anaya

ALHAJERO

Anaya en peligro

La tensión se advierte en el ambiente político. Los priistas –con el equipo de José Antonio Meade a la cabeza, inmersos en el ataque; los panistas, “atrincherados”, como diría el “jefe” Diego.

No hay tregua en la “guerra de aniquilamiento” contra Ricardo Anaya. Y, por lo que advierten en el equipo de campaña del queretano, esto no va a parar. No, al menos, en las próximas tres semanas.

Marco Antonio Adame, uno de los estrategas más cercano al Candidato Presidencial del PAN-PRD-MC, expresa abiertamente sus inquietudes: -Hay una guerra de exterminio, irracional, peligrosa en contra de Anaya. Están atentando contra el sistema democrático. Las consecuencias son muy graves…, ponen en riesgo la vida del Candidato.

-¿Por qué se pone en riesgo la vida?

-En el momento en que se viola el proceso y se expone a escarnio público a un candidato, se destapan fuerzas que ya nadie controla. Lo conviertes en enemigo público. El ex gobernador de Morelos advierte que el uso de las instituciones públicas para violentar el proceso democrático, “deslegitima y pone en riesgo” la elección misma. “Pedimos responsabilidad pública, porque si el Gobierno se convierte en el Gran Elector, estará incurriendo en un gravísimo riesgo para la estabilidad y la paz social”.

Adame subraya que su preocupación va más allá de una candidatura, de un partido, de una coalición. Lo grave, indica, es que –lo percibe particularmente del domingo para acá- “estamos entrando en una zona muy peligrosa”. Y no, Ricardo Anaya no se va a bajar de la contienda. Ni nadie en la coalición está pensando en un Plan B.

Saben lo que enfrentan. Por lo pronto, el nombre de la estrategia del PRI y del Gobierno contra su candidato, es “escarnio público”. Es una manera de “inhabilitarlo políticamente”. Por lo pronto, eso les basta, apunta el Consejero de Acción Nacional. Pero puede crecer.

Califica como un “falso debate” el que se diga que lo buscan es una “carta de impunidad” para Anaya. Lo que cuestionamos –alega por enésima vez- es el uso faccioso de las instituciones.

En ese sentido, considera que Andrés Manuel López Obrador está siendo omiso respecto al significado que tiene que se utilicen las instituciones y se está comportando como cómplice del Gobierno:

“Esa posición de purismo casi angelical de sugerir que se delibere en la Procuraduría, es absurda; si lo que estamos denunciando es precisamente la participación de la PGR…”

En cuanto al papel que está jugando el Instituto Nacional Electoral en esta historia, pregunta: ¿Dónde está el árbitro?

Nadie puede ser omiso ante lo que está pasando. El INE debería señalar las acciones facciosas que se están cometiendo, pues tiene obligación de velar por la imparcialidad y la buena marcha del proceso electoral.

Tenemos que evitar –finaliza Adame– que el Gobierno se convierta de nuevo en el Gran Elector y ponga en peligro la Elección y a los Candidatos.

-0-

GEMAS: Obsequio de Diego Fernández de Cevallos: “La única manera de quitar a Ricardo Anaya de la boleta, es matándolo”.

Comentarios

Comentarios