Mario Carranza

STREAM

Damian Alzcázar comanda El Complot Mongol

El cine mexicano tiene un gran potencial para entregar productos de calidad alejados de las típicas comedias recicladas que mes con mes nos presentan en las salas de cine. Sí, posiblemente llegará solamente un par al año, pero llegan; una prueba de ello es “El Complot Mongol”.

Contexto

La película se basa en el libro homónimo publicado en 1969 por Rafael Bernal. En dicho año, las críticas destrozaron al texto. Grandes como Carlos Monsiváis la calificó como “novela malograda”, ya se imaginarán el resto. No fue hasta 1985 cuando se publicó su reedición y su valor se fue al cielo, al grado de consolidarse como la principal novela policiaca en México. Hoy la puedes encontrar prácticamente en cualquier librería, en varios idiomas e inclusiva hay una novela gráfica.

La historia #SinSpoilers

La trama gira entorno al agente Filiberto García, quien es encomendado por las autoridades del país para que investigue un supuesto complot para asesinar a Kennedy en su próxima visita a México. Las sospechas apuntan a la China comunista.  Por supuesto que en la película no faltarán asesinatos, traiciones, intriga, amores y hasta Chabelo… sí, aparece Xavier López Rodríguez.

Hablemos de la película

Damián Alcázar encabeza un reparto que para donde voltees te toparás con una estrella: Barbará Mori, Eugenio Derbez y Roberto Sosa por mencionar algunos (ya habiendo dicho que aparece Chabelo).

De entrada hay que mencionar que no deben esperar una producción convencional. Este film noir cuenta con todas las características de este amplio género cinematográfico que puede llegar a no agradar a más de uno: Uso de luces y sombras muy pronunciadas, presencia de colores saturados, momentos sobreactuados (deliberadamente) y toques de comedia negra.  Dicho lo anterior, si le das una oportunidad, lo vas a
disfrutar.

Sin lugar a duda Alcázar –de lo mejor que tiene el cine nacional- se adueña del papel gracias a una gran actuación y repetidas ocasiones en que rompe la cuarta pared (muy al estilo de Deadpool). Si bien no es de las grandes representaciones de Damián (ahí entraríamos en debate), sí es suficiente para refrendar lo grande que es.

Recomendable para ver cualquier día de la semana y esperar algo diferente a lo que el cine mexicano nos tiene mal acostumbrados. Al cine mexicano hay que apoyarlo cuando es bueno, no porque es mexicano, y esta producción necesitará de todo el apoyo posible, pues ya llega “End Game”, y contra ese coloso nadie va a poder.

Comentarios

Comentarios