MARICRUZ OCAMPO / El AMLO-metro

VOCES DE MUJERES

La marcha del domingo contra AMLO resultó en lo que siempre supimos que pasaría, la confrontación de posturas divididas en dos extremos antagónicos que muestran de manera clara la polarización que existe entre ciertos grupos del país. Las redes sociales explotaron en comentarios que de manera intestina defendían a los que se se sumaban con ellos y eran despiadados en sus críticas de los de enfrente como si entre estos extremos, el de la apología rígida y el de la reprobación extrema, existiera un vacío total. No es así.

En el centro del debate nos encontramos millones de mexicanos y mexicanas que consideramos, en mayor o menor medida, que el gobierno federal ha cometido errores pero que también ha tenido aciertos. En el centro habemos personas críticas dispuestas a sumar. Es cierto, también hay miles y miles de mexicanos y mexicanas a quienes la situación de nuestro país les tiene sin cuidado entre otras cosas o porque están inmersos en privilegios o porque la pobreza les abruma y no tienen cabeza para otra cosa.

Desde la elección y la llegada de MORENA al gobierno federal han surgido toda clase de memes, parodias, chistes y cartones que hacen burla de los dos extremos del AMLO-metro. Solo ayer me llegaron tantos que decidí hacer una lista de los que me parecieron más cómicos sobre la marcha del domingo en contra del Presidente. Y ¡oh sorpresa! Inmediatamente comenzaron las carcajadas cibernéticas pero también llegaron los comentarios, algunos soeces, de personas que se sintieron ofendidas o identificadas por los chistes sobre la marcha y que a manera de insulto me llamaron “socialista de izquierda”. Esas misma personas, justo una semana antes se habían reido sin parar de una carícatura que compartí sobre AMLO y la 4aT, mismas personas que me defendieron de quienes me señalaron con rudeza como “reaccionaria de derecha”.

Estamos pasando por un momento crucial para nuestro país. Estamos viviendo un reacomodo de los grupos de poder y de la delincuencia. Hay un embate fuerte desde la derecha y desde la izquierda que frecuentemente violenta los derechos humanos de diversos grupos de personas; los gobiernos de oposición se están atrincherando; muchos no entendemos las iniciativas de reforma ni los proyectos y nos sentimos atrapados entre dos fuegos.

Constantemente escuchamos a políticos de todos los partidos hablar de la reconciliación, de movernos como sociedad en una sola dirección, de unidad. Y sin duda la unidad es algo que todos y todas deberíamos desear, algo por lo que todos y todas deberíamos trabajar pero es claro que no es algo que se obtiene por decreto.

Por eso creo que nos toca a los de enmedio buscar ser el lazo que une los extremos. Es una chamba enorme, titánica, por eso les pido, por lo menos vamos a reírnos, no perdamos el sentido del humor aunque a veces tengamos ganas de llorar. De otra forma el trabajo de crear unidad se nos va a hacer eterno. A todos.

Comentarios

Comentarios