MARCO ANTONIO LARA / ¿PARLAMENTO ABIERTO.?

POLÍTICA Y FICCIÓN

“La democracia ha fallado. Ha fallado profunda y dolorosamente. “

Eduardo Bohórquez.

De conformidad con la publicado por la Gaceta Legislativa, de esta poco honrosa legislatura local, en fecha 17 de julio del año 2019, se da cuenta de la Iniciativa de “Ley que reforma diversas disposiciones de la Constitución Política del Estado de Querétaro” presentada por la diputada local del Partido Acción Nacional, Tania Palacios Kuri. Durante el desarrollo de los “considerandos”, se omite señalar que esta forma de “modelo de desarrollo institucional”, que es como lo refiere la propia legisladora, obedece a lo que ha señalado la Organización de los Estados Americanos, como producto de la falta de confianza de las diversas Cámaras en América Latina, y que se distingue como: a) Insuficiente control parlamentario al Ejecutivo, b) Poca transparencia en las deliberaciones, c) Trabajo discrecional en las comisiones, d) Dificultad de acceso a la información, y comunicación restringida a los ciudadanos, y e) Limitados mecanismos de participación, y rendición de cuentas. De   igual forma es poco clara al momento de conceptualizar el llamado parlamento abierto y por ello me parece de gran ayuda retomar en estas líneas el concepto acuñado por la organización denominada “ParlAmericas” que está compuesta por las legislaturas nacionales de los Estados miembros de la OEA, del Norte, Centro, y Sudamérica y el Caribe, y que refiere que debemos entender como: “Una nueva forma de interacción entre la ciudadanía y los poderes legislativos que fomenta la apertura y transparencia de los parlamentos, con el fin de garantizar el acceso a la información pública, la rendición de cuentas, la participación ciudadana y altos estándares de ética y probidad en la labor parlamentaria.” Ahora bien, y una vez que podemos comprender la esencia de lo que es,  esta nueva figura de participación ciudadana, podemos tener elementos suficientes para concluir que la iniciativa de reforma a la constitución local,  aprobada no tiene los elementos indispensables  de abrir a los ciudadanos la autentica participación en el legislatura, y mucho menos dotarlos de herramientas que hagan efectivo el Derecho de Acceso a la Información Publica en lo que al desempeño legislativo se refiere, toda vez que la reforma quedo de la siguiente manera en el numeral 13: “Los Poderes reconocidos por esta Constitución, en su conjunto, conforman al Gobierno del Estado y deberán regirse bajo los principios de Parlamento Abierto, Gobierno Abierto y Justicia Abierta, respectivamente, orientando su actuación a la transparencia y la participación ciudadana en los términos de la legislación respectiva vigente, con la intención de garantizar el derecho a la buena administración.” Le parece a usted que con esta redacción se establecen elementos que garanticen la transparencia, la rendición de cuentas, la ética y probidad, la participación ciudadana? Es hecho notorio que la respuesta es un rotundo no, y que solo se trato de dotar de un nombre atractivo a la iniciativa para simular la apertura, y para muestra basta revisar el actuar de nuestro legisladores, en el día inmediato siguiente, es decir el 19 del mismo mes de julio, cuando brillaron por su ausencia en una convocatoria precisamente para realizar un Parlamento Abierto. Así las cosas.

Comentarios

Comentarios