MARCO ANTONIO LARA / LIBERTAD, PANCHO, JUAN Y EL DEBIDO PROCESO

POLÍTICA Y FICCIÓN

Continuando a manera de sarcasmo, con la línea discursiva y de argumentación a la que ya nos tienen acostumbrados nuestros representantes populares, tanto de los municipios como del gabinete legal y ampliado de este gobierno estatal; los días anteriores han resultado ser atípicos para la salud mental del titular del ejecutivo, Francisco Domínguez Servien, quien a partir de la detención de quien fuera Directivo del ente jurídico denominado como “Libertad, Servicios Financieros, S. A. de C. V. S. F. P., su nombre salió a relucir notas periodistas, lo anterior, fue una vez que se filtro a diversos medios de comunicación lo que muchos atribuyen como la orden judicial o la determinación que sirvió de sustento para que un Juez Federal, decidiera girar orden de aprehensión en contra del también abogado litigante y defensor de personajes tan controvertidos como el innombrable Carlos Romero Deshamps, y es que en aquel supuesto mandamiento judicial dictado por el Juez De Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal, en la Ciudad de México, se encuentra la supuesta declaración de la persona ofendida en dicho proceso penal, quien se duele de forma toral por conductas que fueron encuadradas en los tipos penales de delincuencia organizada, y operaciones con recursos de procedencia ilícita, y es ahí en donde se dice, que el hoy gobernador del estado de Querétaro, es propietario de acciones de la ya referida empresa, lo cual motivo que inmediatamente saliera una vez más nuestro gobernadlo viajero a desmarcarse de los vínculos con estos personajes que no gozan de la mejor de la reputación, no por lo menos en el imaginario colectivo.

Pero lo que en realidad, es motivo de reflexión en esta participación, es el manejo que se le dio a la información y en donde en transgresión al debido proceso, se ventilaron datos de identidad del referido personaje de nombre “JUAN”, lo anterior, en contravención a lo dispuesto de forma esencial en los numerales 6, 20 del Texto Constitucional, que enmarcan la el derecho a la intimidad y el principio de presunción de inocencia, respectivamente; al mismo tiempo que fueron ventilados datos sensibles de la víctima, lo que en un extremo puede traer resultados adversos tanto a la victima como al imputado.

Así las cosas, regresando al posicionamiento reiterado de nuestro señor gobernador con nombres cosas y empresas de dudosa reputación, se afianza esta percepción en la forma en la que se hace política en este Estado, o en la que mejor dicho se hacen negocios al amparo del poder público, es decir al margen de la legalidad y la transparencia, o por lo menos ese es el mensaje que se le queda al ciudadano que todos los días vive y padece el supuesto orgullo de México, es decir este Querétaro Chingon ¡

Comentarios

Comentarios