Luis Núñez Salinas

LA APUESTA DE ECALA

El PNR

Emilio Cándido Portes Gil, originario de Cd. Victoria Tamaulipas -antes llamada la Antigua Villa de Santa María de Aguayo- llega a la presidencia de la Republica por haber sido asesinado el General Álvaro Obregón, en la Bombilla, restaurante de San Ángel, el 17 de julio de 1928.

A partir de ese momento y recibiendo la banda presidencial Portes Gil duraría, 14 meses en el poder, dentro del comienzo de un periodo al que la historia de México le ha denominado: El Maximato.

Por ser Plutarco Elías Calles, el máximo dirigente de este periodo, siendo “la mano” que movía a México.

Al fundar Calles el Partido Nacional Revolucionario, juntando a los militares y generales de la revolución -tratando de apaciguar los ánimos que andaban candentes- logra una unión institucional, que permitiría un mandato sui géneris en nuestro país.

El PNR buscaba centralizar el mandato político en personas que no estuvieran ligadas a ejércitos, o como se dice coloquialmente, “a modo”, así Calles hace uso de su fuerza política y coloca a Portes Gil el 1º de diciembre de 1928, como presidente interino.

Pero…

El General José Gonzalo Escobar, Francisco R. Manzo y Jesús Aguirre, comenzaron a levantar por parte extensa del país a toda la población en contra de los abusos de Portes Gil, siendo ya un presidente en funciones, y dirigido por el propio Calles.

Renovador fue el lema de Escobar – aunque el nombre de su campaña militar era: Todos los Campesinos del País”- quien ya se había hecho de las ciudades de Monterrey, Veracruz, Torreón y gran parte de Chihuahua, Sinaloa y Sonora, es el 3 de marzo de 1929.

Su principal preocupación de Escobar era la de dotar, después de la revolución, de un reparto agrario objetivo, sin lineamientos presidenciales – sospechamos que no se llevaba así- y con las dotaciones exactas para el campesino, de igual manera, el apoyo al obrero en sus funciones y real cumplimiento de las jornadas laborales y sostener sus garantías como un trabajador, cubierto por la constitución.

El proyecto incluía un banco agrario, el cual dotaría de sustento a los proyectos agrícolas de los campesinos, y que estuviera vigilado por estructuras internacionales, para la continuidad de un crecimiento propio de cada uno de los ejidos repartidos.

En la misma fecha, el General Francisco R. Manzo proclamaba:

“Pasiones bastardas, ambiciones desenfrenadas, imposturas delictuosas y cínicas, concupiscencias criminales y actuaciones sistemáticas de farsa y de comedia, han hecho del Gobierno y de las Instituciones una escuela de mercantilismo y de corrupción y de bajezas, […] El majestuoso recinto de los Poderes Públicos se ha convertido en mercado vulgar en donde se cotiza todo, desde la moral y la ley escrita, hasta el honor y la dignidad del ciudadano y el sentir, el pesar y el querer del pueblo.”

¡sopas!

“La principal fuente de la corrupción es el mismo Calles, quien ha utilizado como un títere de manopla a Portes Gil, quien solo utiliza su labor presidencial para lograr enriquecer a quien a su espalda le sostiene”, insinuaba a sus amigos el propio Manzo.

Y continúa:

“se ha agotado toda la esperanza de mejoría nacional, mientras que Elías Calles siga dirigiendo sin ningún derecho la nave gubernativa con esos fines aviesos […]; también acusa a Calles de haber traicionado a Álvaro Obregón, a Flores, Gil, Villa, Serrano y al general Samaniego.

“Abajo la imposición. Queremos constituir un pueblo libre para pensar, para creer y para obrar de acuerdo con nuestras leyes a costa de tantos sacrificios conquistados”.

¡Este señor no tenía empacho de cosa alguna!

Con esto, sustenta a Escobar como jefe máximo de los ejércitos de sublevación nacional, y sostiene que la campaña será ardua para lograr el total de los restablecimientos de los campesinos y obreros.

Ya con el Plan de Hermosillo, 17 mil soldados saquean las arcas de los bancos, destruyeron las vías del ferrocarril – remozadas por Obregón- y daños a monumentos del gobierno federal.

¡Todo esto por más de 25 millones de pesos en daños materiales y saqueos!

Con estos saqueos lograron comprar armamento a los norteamericanos, y rearmar el ejército.

Pero enfrente se topaban con una estrategia.

¿cuál era la fuerza de Portes Gil en contra de estos embates? 400 mil agraristas armados que solicitaban al presidente, diera su permiso para lograr solventar esta rebelión.

¡Encima se les echaron estos agraristas!

En la última batalla en Jiménez de Almazán en Torreón, Escobar fue bombardeado por los aviones dirigidos por Roberto Fierro y Pablo Sidar, en una batalla sin precedentes en México, fuerzas federales y aeronáuticas, lograron la victoria, logrando disminuir a Escobar y lograr hacerle perder la batalla, resaltando a los aguerridos guardias presidenciales.

El ejército de Escobar tuvo que huir a los estados unidos, no sin antes saquear el Banco de México y Londres, siendo sus propios generales quienes atestiguaron ante el secretario de Guerra Plutarco Elías Calles, acerca de los montos robados, los bancos saqueados, y aquella suma sospechosa de 28 mil pesos que Escobar no había declarado a sus superiores.

Huye Escobar a Estados Unidos, con una cifra de dinero, de aproximadamente 2 millones de pesos, resultado de sus saqueos, pero que le fueron incautados uno de ellos, en un ejercicio del propio Banco de México y Londres – que después sería Serfín- y la presidencia de Portes Gil, se dedicó a exagerar la nota en los periódicos de aquel entonces, para hacer ver garantizada las acciones de lograr terminar de una vez y con todo, la famosa rebelión Escobarista.

Con un ejército depurado por haber terminado con los generales desleales, Portes Gil consolida la alianza con Calles y logra sostener las bases de una República, que dejaba claro que no iba a permitir levantamiento más, fuera de tipo militar o político.

Por otra parte, el congreso estaba lleno de Callistas, en las épocas en donde el PNR era quien mandaba, tomado del propio secretario de Guerra Interino: Calles.

Dividido en “rojos” los de Calles y “blancos” los de Ortiz Rubio, las elecciones extraordinarias se perfilaban hacia una contienda clara, hacia el General, Geógrafo e Historiador, el Ing. Pascual Ortíz Rubio.

El PNR preparó toda la logística para que el candidato Ortiz Rubio, tuviera una sólida recepción en todos y cada uno de los más de 200 poblaciones que haría su presencia, según la logística perfectamente planeada.

En aquél entonces las votaciones locales eran ganadas, con ventajas considerables, por el PNR y en algunas, al no haber oposición, las votaciones iban con candidatos únicos.

Una vez que México trataba de apaciguar el hervidero militar, las poblaciones a donde iría el candidato eran arregladas y se trataba de mostrarle al “posible” presidente, que México no estaba del total arruinado.

Calles, por razones personales, trataba de hacerle ver a Ortiz Rubio, que ser candidato le permitía conocer el país, acercarse a la gente, tener una disposición hacia las necesidades primordiales y evitar a toda costa, se siguieran levantando más poblaciones.

A su vez, en cada una de las poblaciones a visitar, los jardines eran arreglados, las bardas se resanaban y pintaban, las plazas principales en donde habría mitin, se dejaban como si hubieran sido recién construidas.

Las multitudes eran llevadas a los tapancos en donde se dirían los discursos y se arremolinaban sobre el candidato, con papelitos de colores, banderitas, confetis y orquestas del propio pueblo, así como pancartas de apoyo de los gremios obreros, campesinos, e inclusiv,e de la liga de las mujeres.

¿De donde salió todo este dinero? ¡fácil!, Calles descontó de los trabajadores de gobierno una cantidad considerable para esta ocasión, argumentando que “o cooperas o pierdes tu trabajo” que se leía en los memos a los burócratas federales.

A raíz de esto, se creó una cuenta especial para el PNR, en el Banco de México – que comparando datos aún existe-, cuenta que fue la encargada de financiar todos estos arreglos a las poblaciones y tener una cuenta concreta de los movimientos en todos y cada una de las 200 ciudades a visitar.

Con su lema: “Patriótico Llamamiento a la Cordialidad”, el Ing Ortiz Rubio se dio a la tarea de, en tren, recorrer el país, llenando de júbilo y emoción a los miles de personas que le aclamaban y vitoreaban en cada ciudad que visitaba.

“… vengo a una liza de Civismo y de nobles emulaciones y ¡No! a un mercado de Corrupciones Políticas…” El Nacional, 27 de mayo de 1929, eran las palabras con las que comenzaba sus discursos.

Ortiz Rubio iría a las boletas contra José Vasconcelos del Partido Antirreeleccionista, y por el General Pedro Rodríguez Triana del Partido Comunista Mexicano -que había sido consolidado por el triunfo de la revolución rusa y que tenía sus partidarios marxistas en México- ya luego fue declarado partido ilegal, en el propio 1929, y luego Lázaro Cárdenas le daría su registro en 1935-

El 17 de noviembre de 1929, con 1.947.848 votos del padrón electoral, y con un 90% de ventaja a sus contrincantes, gana la presidencia el Ing. Pascual Ortiz Rubio.

Vasconcelos se molesta y acusa de fraude, y trata de unirse al General Escobar, situación que no fructifica, y también sale de México con rumbo a Estados Unidos.

El 5 de febrero de 1930, toma posesión Pascual Ortiz Rubio presidente no. 47 quien dirigió fuertemente sus trabajos para procurar terminar con la CROM… a quien la acusó de haber atentado contra Obregón…

¡Que me cuentas a mí que se tu historia!

Luego entonces amigo lector, no nos quejemos del México que estamos viviendo, porque en ello quede claro: ¡Tenemos el País que queremos!? Esa es mi apuesta ¡y la de Usted?…

Comentarios

Comentarios