Lucero del medio día

Lucero del medio día

BUENAS NOTICIAS

APRENDE A NO JUZGAR

Si todos fuésemos un poco más humanos… si todos fuesen un poco más inteligentes, y menos criticones, es decir dejar de ser un rebaño….gente que sin saber la realidad de cada uno ya están JUZGANDO…cuando quizá ellos deberían mirarse más adentro y corregir sus propios errores.
Pasan los años, todo cambia, pero hay personas que no cambian y tienen poca tolerancia a la frustración. No juzgues mis caídas sin saber las piedras que tuve en mi camino. No juzgues mis victorias sin saber el esfuerzo que puse para lograrlas. No juzgues mis acciones sin saber el porqué. No juzgues mis lágrimas sin saber mis golpes. No juzgues mis palabras sin saber mis pensamientos. No juzgues por la apariencia sin saber que tienes que mirar mejor en  ver el interior.. No juzgues mis caídas sin saber las piedras que tuve en mi camino. No juzgues mis victorias sin saber el esfuerzo que puse para lograrlas. No juzgues mis acciones sin saber el porqué. No juzgues mis lágrimas sin saber mis golpes. No juzgues mis palabras sin saber mis pensamientos. No juzgues por la apariencia sin saber que tienes que mirar mejor en  ver el interior. Realmente el día a día me hace más fuerte, pero no quiero decir con ello que no hay momentos en los que como hoy en la oscuridad solitaria de la noche, mientras una foto a la luna nueva hacía, unas lágrimas corrían por mis mejillas, por qué no entendía y preguntas me hacía…en ese momento pedía a gritos unos abrazos. Unos brazos en el que sentirme reconfortada. Tan solo la gélida brisa. Me envolvía….y en mi imaginación sentía esos abrazos. Siempre hay una historia detrás de cada persona…pero aunque veas  mis fotos, no soy lo que vez…no soy un caramelo…no soy un objeto. Soy una persona… Recorre los años que he recorrido Con todo lo que en estos días he analizado, estoy firmemente convencida que no soy perfecta, y ni pretendo serlo, pero lo que si me he dado cuenta es que no hay comentarios sino gente , que comentan sin saber, en el que desconfiados vemos el mundo como un campo lleno de trampas, donde menos te esperas qué nos hace pensar que somos todos enemigos de todos?… Todos tienen una historia como tú y como yo y no siempre conocemos las dos caras de una moneda. A saber por qué ocurren estas cosas… Tengo una solución, quizás sea porque nos sentimos más seguros ridiculizando, riéndonos e incordiando en lugar de preocuparnos por conocer la verdad, aunque eso tan solo sea una pequeña parte de lo que lleva a juzgar sin conocer. “Cuanto mejor es una persona, más difícilmente sospecha de la maldad de los demás”.   No juzgues, comprende. No te sientas engañado, comprende. Ayuda, y si no lo haces, no juzgues, comprende. La desconfianza oscurece la luz de la bondad que tenemos dentro de nosotros. Comprende pues, no juzgues. Y si no eres capaz de comprender, no juzgues. y Vivirás en paz. Porque lo insólito para mi es precisamente vivir lo que acontezca cada día, sin salir a buscar nada más.  Vida, aquello que ocurre mientras discurrimos que es la vida. Pienso que una imagen no es buena o mala, sino que tan sólo es….y así ocurre con las personas. Es injusto llegar a conclusiones sobre acciones de otras personas; más peligroso cuando además de juzgar, estas ideas son incorrectas o no tienen la información suficiente o correcta para entender la situación, por lo que generalmente estos juicios terminan lastimando a la persona que ha sido juzgada. Es importante aprender a no juzgar, precipitarse y crear ideas falsas e incompletas, realmente juzgar es peligroso. Cuando una persona critica o hace sus propias conjeturas, básicamente limita la verdad, impone su punto de vista y lejos de darse una oportunidad para comprender lo que sucede, cierra la posibilidad de dialogo. Sería bueno pensar que de alguna manera, todos estamos expuestos a ser juzgados, por esta razón es conveniente tener, compasión, prudencia y mucha discreción antes de juzgar. Cuida tus juicios ya que estos reflejan tus pensamientos y tus propias acciones Aprendiendo a no juzgar INGREDIENTES 1 vaso de precaución; cuidado, prudencia con los pensamientos precipitados 1 cucharada de generosidad; bondad y aprecio por las personas 2 tazas de comprensión; investigación, explicaciones y análisis real 3 gotitas de empatía; capacidad de sentir la incomodidad y el dolor ajeno 1 manojo de claridad; ver la verdad tal cual es, sin complicarla o contaminarla 1 pieza de beneficio de la duda; no dar nada sobreentendido Añadir sentido común según sea necesario. RECOMENDACIÓN DEL CHEF Reconozco que los juicios precipitados pueden causar mucho dolo y grandes problemas, es mejor averiguar y recordar que antes de hablar hay que ponerse en los zapatos de la otra persona, solo así se puede entender verdaderamente las acciones y los motivos de los demás. MODO DE PREPARACIÓN 1 Juzgar precipitadamente generalmente lleva a la conclusión equivocada. Es imposible conocer todos los detalles de acciones que se ven a simple vista. Hay muchas razones que llevan a las personas a actuar. Cada situación es única y se tiene que examinar por separado y con cuidado. 1 Cuando se juzga a los demás se corre el riesgo de juzgarse a uno mismo. Toda persona tiene la obligación de comportarse como un ser responsable y encontrar compasión, prudencia y sobretodo ser favorable con los otros. Algún día podría encontrarse en la misma situación. 1Juzgar es un acto que requiere compasión, sabiduría y bondad. Un juicio es una declaración que puede incriminar o agrandar a la persona que lo recibe, es por eso que Hay que tener mucho cuidado al emitir un juicio, no se debe ser cruel o tajante.

Mi adorado Don Roberto Ruiz Obregón que el día 3 de junio era su cumpleaños; de él aprendí a no juzgar y a disfrutar cada etapa de la vida y vivirla intensamente. Don Roberto usted sigue en los corazones de tanta y tanta gente agradecida
Mi Xavier García Santana actor en su blanco y buen personaje de Porfirio. Aquí con su querido tío César Santana. Los amo
Con mi gran maestro Rafael Flores terminé el curso de “aplicación mental”. Ahora estoy en el de “Piensa Bien” aprendí que todo te lo generas tú, no culpes, no juzgues, eres tú y sólo tú, tú propia causa. Gracias por tanto querido maestro.

Comentarios

Comentarios