LLEGAN PEREGRINAS A SAN JUAN DEL RIO

En el lugar: la delegación San Juan del Río de la Cruz Roja Mexicana, así como cientos de voluntarios, recibieron la romería ofreciéndoles alimentos, agua, al igual que atención médica gratuita. Foto: Rossy Martínez
ROSSY MARTÍNEZ/CORRESPONSAL

San Juan del Río.- El mediodía de este domingo, arribaron a San Juan del Río más de 8 mil peregrinas procedentes de la Sierra Gorda y de la capital del estado, quienes tienen como destino la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México.

Durante su llegada a la cabecera municipal, las caminantes acudieron a la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en donde ofrecieron sus plegarias, pidiendo por la bendición de su camino para llegar son bien a su destino.

En el lugar, la delegación San Juan del Río de la Cruz Roja Mexicana, así como cientos de voluntarios, recibieron la romería ofreciéndoles alimentos, agua, al igual que atenciones médicas gratuitas, con el fin de prever algún padecimiento físico, “para la entrega de alimentos y acompañamiento de las mujeres que caminan al Tepeyac, participaron 37 elementos voluntarios con dos ambulancias, 5 bicicletas y dos motos”, manifestó Eugenio Demeneghi, presidente del consejo administrativo de Cruz Roja.

El Servicio Médico del hospital de Cruz Roja San Juan del Río ofreció atención médica a las personas de la peregrinación, siendo las más comunes la toma de signos vitales, curaciones en pies, y consulta médica en general.

Mientras tanto en el municipio de Ezequiel Montes, la administración municipal que preside Elvia Montes Trejo apoya a la Peregrinación Guadalupana de Querétaro al Tepeyac a través un espacio para las peregrinas y peregrinos que el pasado viernes y sábado pernoctaron en el Auditorio Municipal además con el apoyo constante de elementos de la Unidad Municipal de Protección Civil y una ambulancia equipada de esta corporación que brindará ayuda a las y los peregrinos guadalupanos, así como con personal de la Dirección de Seguridad Pública Municipal en cuanto al operativo de movilidad.

Comentarios

Comentarios