Karla Verastegui

Karla Verastegui

TERTULIA

En constante movimiento

En constante movimiento de aprendizaje y creación se encuentra el Maestro Rafael Mendoza, que a lo largo de poco más de 30 años de trayectoria, con una gran cantidad de discos grabados y sus temas interpretados por grandes voces, sigue recorriendo el país realizando conciertos en diversos foros culturales y comunitarios, universidades y presencia en radio, televisión y prensa escrita, debido a que su música y composiciones siguen tan actuales que continúan en el agrado y reconocimiento del público. El compositor de ¿Quién parara esta locura? Y Este donde este, platico en exclusiva para el periódico de Querétaro Plaza de Armas, sobre su lado profesional.

DIFERENCIAS GENERACIONALES

El Mtro. Mendoza ha tenido la fortuna de conocer y compartir en encuentros y  festivales como el Trovafest, con las nuevas  generaciones de cantautores. Jóvenes con otra visión de la vida, del mundo y con poca experiencia, pero que han logrado conquistar al público. Sobre si existe diferencia entre los compositores de su generación con las actuales, comenta: “Hay diferencias que tienen que ver un poco con el sentido emocional, de cómo conciben la canción y con el origen de cada uno de nosotros. Lo que alcanzo a percibir en esos encuentros masivos, en donde nos reunimos de repente veinte y tantos cantautores es que hay mucha riqueza. Hay mucha diversidad, y la diversidad generalmente expresa riqueza. Hay cantautores que yo respeto mucho; son  jóvenes que tienen ingredientes que yo no tengo. Pero que valoro mucho. No sé, si se puedan considerar light como se dice. Yo creo que la mirada a cerca del mundo va cambiando. Y el mundo tan complejo como el de ahora y sostengo… ¡tan feo como el de ahora! De repente entiendo que la gente quiera mirar el mundo más ligeramente porque es muy denso”.

PROPUESTAS O PROTESTAS

Al referirse al mundo “denso” en el que nos está tocando vivir y si es el tiempo de proponer o protestar. “Tengo la idea de que el juego de las palabras de protesta o propuesta no me convencen. La canción de protesta es un asunto muy mal mirado actualmente. Pero considero que hay muchas razones por las que hay que protestar hoy; como las hubo antes. La forma de la protesta, que en realidad es una crítica, tiene maneras, formas y estilos de hacerla. En realidad para mí, el mundo que me toca vivir, no es el mundo que quisiera. Y procuro decirlo… que no me gusta. Yo no sé si sea protesta, pero es algo muy parecido. La propuesta para mi es asumir el rol de trovador que es un observador privilegiado. Yo me asumo como un tipo que mira su tiempo y que lo canta y esa es la tarea del trovador. Mi tiempo tiene la dimensión colectiva de lo que pasa en el mundo; en nuestro país y en nuestras ciudades. Y también lo que me pasa a mí, a mi vecino o a las personas cercanas. Entonces yo intento cantar todo ello. Entonces mi propuesta,  es que la canción aborde la vida por un lado, y en términos de forma de canción, digamos en términos estéticos”.

FUSIONES

El cantautor inicio con su guitarra, sin embargo al pasar el tiempo incursiono en otros géneros y aquel instrumento con cuerpo de mujer se fue uniendo con diversos instrumentos como son la batería, el bajo, las guitarras eléctricas, el piano y los alientos. Sobre la necesidad de fusionar y arriesgar lo acústico, beneficia o perjudica en el gusto del público, aseguro “Yo creo que la guitarra sola con el cantante o compositor, en nuestro caso es muy poderosa. Yo  tengo discos grabados con banda;  con grupos;  con músicos y de repente la versión acústica me parece más convincente, pero la tentación de grabar con fusiones se da. Porque cuando yo escribo una canción me suenan de repente muchas cosas en la cabeza; aparte de gritar únicamente con mi voz y la tentación de llevarlas a la realidad en un disco, también  es grande. Y me gusta mucho también acompañar mi canción con otros elementos y otros instrumentos. Pero la realidad es que una canción bien echa suena bien desnuda y si la vistes con cualquier vestido le queda bien. Pero la fusión de repente es una entelequia; es decir, es una construcción conceptual vacía. Pero la música siempre se fusiona. Toda la música es una fusión en realidad. El bolero, el rock, el jazz o lo que hacemos de repente ahora o lo que veo en el concepto de fusión;  es una superposición postiza digamos, de cosas de diferentes orígenes. Yo creo que la música siempre ha sido fusión y mi propuesta va en la medida de encontrar las relaciones digamos más esenciales entre las diversas formas de música. Por eso, compuse una canción que se llama Que me pasa. Tiene unas líneas melódicas de blues y tiene el ritmo del son; por ejemplo. Para mi es algo natural. No es un invento o un huapango que tiene un trabajo de guitarra más armónico, más amplio que el huapango tradicional. Son propuestas que hago, y que he visto y escuchado de compositores como Guadalupe Trigo o Chico Buarque, que hace Vals; blues; bossa nova y boleros. En algunos de mis colegas, encontramos esas propuestas, pero yo les llamo fusión; nada más la tentación de asumir la evolución posible de la canción. Ese es un poco mi trabajo”.

Para concluir esta platica repleta de experiencia y sabiduría, Rafael Mendoza nos cuenta en la próxima tertulia sobre su visión de vida y próximos proyectos.

Comentarios

Comentarios