Karla Verastegui

Karla Verastegui

TERTULIA

La evolución de Lerner

Alejandro Lerner, compositor argentino es una de las máximas figuras de la música. Poseedor de  una carrera llena de éxitos, ha editado más de 25 discos y logrado vender millones de copias en todo el mundo. El compositor de Todo a pulmón, visito la Ciudad de Santiago de Querétaro y nos permitió entrar a su intimidad, dejando expuesta su  sensibilidad, su fuerza, su paz y  tranquilidad, su alegría y su nostalgia, sus pasiones y su entrega  que se refleja en cada una de sus composiciones, mostrando al enorme artista y al maravilloso ser humano.

En esta ocasión Lerner, nos habla de la evolución que ha tenido a lo largo de los años como artista, de las nuevas fusiones musicales y de los instantes antes de subir a un escenario.

LA EVOLUCION DE LA COMPOSICION

Fue en la adolescencia cuando Lerner comienza a escribir sus primeras letras, debutando ya en el año de 1975 como compositor. Desde aquellas primeras canciones hasta el día de hoy, el compositor acepta que el proceso de componer ha sido evolutivo, lo que lo ha llevado a obtener grandes aprendizajes personales y en conjunto. “Al principio siempre era como un documento  de un estado de ánimo o por cuestiones filosóficas, espirituales o  personales. Pero siempre era algo personal. Después de un tiempo; un poco más grandecito,  empecé a tener experiencias como compositor, primero en un castillo allá en Francia, el castillo de Miles Copelan manager de The pólice y Sting y me reuní con más de 20 compositores de todo el mundo, durante diez días a componer con gente que nunca había visto en mi vida. Con personas de  distintos lenguajes, de distintas culturas y  aprendí  que es eso. Por ejemplo nosotros irnos a una habitación, una guitarra, un piano, hojas de papel y uno dice se me ocurre esta idea y otro dice, no la verdad es que tu idea no me gusta, y este acorde y empezar y dar espacio y saber escuchar la idea del otro. Saber cómo empezar a disparar ideas en función a ideas que te proponen y a partir de eso. Yo creo que hace como veinte años o más, que aprendí a componer en situaciones de encuentros de creatividad. Por ejemplo, tengo un lujo que me ha dado la vida, que es componer una canción con Carole King, es una de las compositoras clásicas más importantes de los Estados Unidos y del mundo. Compositora de temas como You’ve Got a Friend, que cantaba James Taylor, una leyenda de la cultura mundial. Y  después juntarme a componer con  Gino Vannelli. También con  gente muy variada de distintas generaciones como Mario Domm, con quien me reuní hace muy poquito a componer una canción tristísima. Porque es la historia de este muchacho que entra a una escuela y le dispara a sus compañeros. Hicimos una canción sobre eso, que terminamos súper acongojados, pero que decidimos hacer una canción sobre eso y  es una canción maravillosa. Con Reyli Barba, también me  he juntado a componer. Con Paulyna Carraz, una compositora mexicana y después con gente de toda Latinoamérica, de Europa y Estados Unidos. Por una parte lo que es autorreferencial, que es componer lo que uno tiene la necesidad de expresar, y después, este juego de encontrarse con gente y hacer canciones, que es maravilloso”.

FUSIONES MUSICALES

A si como diría La Negra, Mercedes Sosa, amiga personal de Lerner… Cambia lo superficial, cambia también lo profundo, cambia el modo de pensar, cambia todo en este mundo. También cambian las formas de escribir, de expresar y la música. Ahora se escuchan más fusiones, quizás para algunos es música más nutrida y para los conservadores y clásicos, es música saturada. Sobre las fusiones actuales, Lerner manifiesta son enriquecedoras. “Las mezclas no están mal. Aunque siempre va a estar tu gusto subjetivo. Si esto te gusta o no te gusta, y creo que eso es lo que vale. Porque no hay una regla; nadie puede decir esto es lo que es bueno o es malo. Siempre va a ver un hombre en cualquier compañía discográfica que  determine… A este le voy a dar todo el apoyo, a este le voy a dar menos o a este no le voy a dar. Y siempre va a ser subjetivo, como un cuadro, una película, una persona. Cada uno dice a mí me cae bien, a mí me cae mal, a mí me gusta esté o a mí no me gusta nada. Sí, creo en las fusiones porque son enriquecedoras. Cuando se fusiono el jazz con el rock y se creó esto que se llamaba fusión, era interesante. Cuando se fusionaron los folclores con el rock,  el tango con el rock o los ritmos latinoamericanos con música electrónica. Es rico eso. Después puede haber cosas que a uno le gusten o no le van a gustar”.

MEDITACION

Adentrándonos un poco más en la intimidad del compositor, platicamos sobre los instantes antes de salir al escenario, esos momentos de espiritualidad que lo lleven a expresarse y conectar en el escenario con su público. Alejandro Lerner, confeso que si le gusta realizar más que un ritual, una momento de meditación. “Me gusta meditar un poco, trato de generar un campo de energía que me sirva para dárselo a la gente. Trato de ejercitar el agradecimiento que me permite  poder subir al escenario y de poder volver a cantar. También caliento un poquito la garganta, ya que está un poquito cascada. Caliento y no hago ejercicio, para salir a darlo todo”.

Y en una próxima tertulia nos internaremos a sus temas más clasicos en México.

Comentarios

Comentarios