Karla Verastegui

Karla Verastegui

TERTULIA

Con sabor a historia

Llego el mes de agosto, y con el llegaron los vientos que nos hacen apreciar hermosos papalotes, esos vientos que desafían a las aves y nos hacen volar la imaginación, pero también llego el  color, el aroma y el sabor de uno de los platillos más representativos de nuestro país… Los Chiles en Nogada. Para muchos un manjar, para otros el mejor platillo mexicano; pero lo que es cierto que para todos aquellos que lo hemos degustado y disfrutado, es el platillo que  lleva como sazón parte de la historia de México.  Este año no podía ser la excepción de la temporada de los tradicionales Chiles en Nogada, que ofrece a sus comensales Hoteles Misión con la original receta de la chef Juliana Tamayo (QEPD) y que fuera parte del equipo y de la gran familia de la Cadena Hotelera. Una receta con sabor a tradición e historia que podrán disfrutar del 1 de Agosto al 16 de Septiembre.

La historia, los olores, los sabores, los colores  y su exquisita combinación de ingredientes como las manzanas, granadas, nueces y jerez, hacen de este platillo mexicano algo simplemente interesante, exquisito y fascinante. 

HISTORIA Y ORIGEN

Aunque existen varias versiones sobre la historia y la creación de este platillo de origen poblano que son  los chiles en nogada, es verdaderamente interesante. Por ejemplo el escritor Salazar Monroy asegura en su libro  “La típica cocina poblana y los guisos de sus religiosas”,  que la verdadera receta data del siglo XVIII. Otra de  las historias sobre su origen es de la familia Traslosheros, de Atlixco,  que afirma que este platillo es de tradición familiar,  con registros detallados anteriores a 1821.

Sin embargo la más conocida es la que dice que por petición del  Obispo Antonio Joaquín Pérez Martínez y del Ayuntamiento que al enterarse del paso del Ejercito Trigarante por Puebla, decidieron recibirlos con  flores, oficiaron una ceremonia en la catedral, para más tarde en la casa del obispo, disfrutar de un gran banquete creado por las  monjas Agustinas del Convento de Santa Mónica en Puebla en 1821,  para celebrar tanto la reciente Independencia de México,  los Tratados de Córdoba y también festejar el Santo del nuevo emperador, Agustín de Iturbide el 28 de agosto. Las monjas aprovecharon la temporada de la  granada y la nuez de Castilla para preparar un plato que llevara los colores del ejército Trigarante: verde, blanco y rojo.

HISTORIA ROMANTICA

También la receta cuenta una historia basada en el amor. Según documentos por el escritor Artemio de Valle-Arizpe. Quien relato que dentro del poderoso ejército Trigarante, había tres soldados con novias radicando en la Ciudad de Puebla. Comento que estas tres señoritas enamoradas y ansiosas por volver a ver a sus amados y una alegría mayúscula por la reciente Independencia de México,  al enterarse que el ejército pasaría por Puebla, se organizaron para recibir a los jóvenes valientes, con un platillo diferente; creado por ellas para festejarlos. Así que decidieron que cada una de ellas elegiría un ingrediente que representara el color del ejército y se encomendaron a la Virgen del Rosario y a San Pascual Bailón, para que fuera de su agrado. Y se  dispusieron a cocinar un platillo donde representara el amor por ellos y el orgullo por su ejército.

COLORES PATRIOS

Este platillo tradicional, tiene como referencia para adornar la parte superior, los colores de la bandera del Ejército Trigarante,  los cuales representaban las tres garantías; el verde, blanco y rojo. El verde con el aromático perejil significa la independencia, el blanco, con la crema de nogada (nuez) representa la religión y por último el rojo con la granada, fruta originaria de Asia y que fue traída por los españoles, representa la unión.

INGREDIENTES DE LA CASA MISION

Algunos de los ingredientes de esta maravillosa receta son: manzana, pera, pasas, almendra y acitrón son las que le dan cuerpo; la dulzura de la nogada se obtiene de la vainilla, el jerez y la nuez de castilla mientras que el retro gusto viene del perejil, el orégano y el tomillo. Sin olvidar que se pueden preparar los chiles  capeados o sin capear, según como el comensal lo prefiera.

MENU DE INAGURACION

Para inaugurar la temporada se ofrecieron dos exóticos cocteles para abrir apetito; el tradicional coctel Misión y un delicioso Ponche de granada. La entrada consistió en una deliciosa sopa de hongos con chile huaje, cebada perla y epazote fresco. Como plato fuerte, el majestuoso Chile en Nogada, a elegir capeado o sin capear. De postre se sirvió una refrescante crema de limón, con frutos rojos y tierra azucarada. Y para acompañar estas delicias se sirvió vinos de  L.A. CETTO, el tinto Petit Sirah y un rosado semidulce White Zinfandel.

HOTELES MISION PARTICIPANTES

En el estado de Querétaro podrás degustar los chiles en nogada en los hoteles: Misión Grand Juriquilla; Misión San Gil (San Juan del Río, Qro.) y Misión La Muralla (Amealco, Qro.);

En el resto de la república, podrás encontrarlos en los Hoteles Misión Aguascalientes Sur; Misión Comanjilla (Silao, Gto.); Misión Colima; Misión Ciudad Valles (SLP); Misión Grand Casa Colorada; Misión Grand Chautla (Puebla); Misión Grand Cuernavaca; Misión Grand Valle de Bravo; Misión Guadalajara; Misión Guanajuato; Misión Mérida Panamericana; Misión Oaxaca; Misión Orizaba; Misión Palenque; Misión San Miguel de Allende; Misión Toreo y Misión Torreón.

TEMPORADA

La tercera temporada consecutiva de Chiles en Nogada de Hoteles Misión será hasta el día 16 de Septiembre en sus restaurantes de El Pueblito, con un costo de $210. Se pueden degustar capeados o sin capear.  Un platillo que únicamente se sirve en el mes de agosto y parte de septiembre, así que amigo lector, definitivamente no puede dejar de degustar los Chiles en Nogada que son un patrimonio en la  gastronomía mexicana.

Comentarios

Comentarios