Karla Verastegui

Karla Verastegui

TERTULIA

Aurelio & Co

Aurelio, es un joven amante del béisbol y de la buena gastronomía, es un hombre pleno, un artista comprometido, honesto y muy feliz. Lo hemos escuchado en los espectáculos de Emmanuel, Mijares y Cristian Castro. Hace unos días visito la Ciudad de Querétaro para darnos a conocer una propuesta musical fresca, romántica y honesta.

Comenzó por abrir su interior, su principio y los problemas que tuvo que enfrentar, para llegar a grabar su primer EP.

AURELIO & CO.

José Aurelio Loyo Ochoa, nació el 19 de julio de hace cuatro décadas, al sur del Estado de Veracruz, en el pintoresco municipio de Agua Dulce. Su familia está conformada por sus padres y una hermana menor. Su mundo musical ha estado presente desde que nació, por pertenecer a una familia de músico, y a pesar de que su padre fue el único de 5 hermanos que decidió estudiar  la carrera universitaria de Ingeniero en Petrolera, siempre conto con su  apoyo incondicional cuando Aurelio decidió su futuro. Desde niño su primer amor musical fue Cri Cri y en la adolescencia, su padre le compartió su gusto por los The Beatles y su mama le mostro la parte emotiva de las letras, con las canciones de Silvio Rodríguez y de Joan Manuel Serrat. Sus recuerdos musicales, que se transformarían en influencias los recuerda cuando vibraba con la música de  José José, o que  su primer casete contenía canciones de Phil Collins; Elton John y George Michael, Ya para los años ochenta sus gustos se ampliaron con la música de Céline Dion;  Mariah Carey; Whitney Houston y Michael Jackson. A pesar de todos ellos, Aurelio tiene un amor inevitable así el Jazz, gracias a sus tíos.

Al terminar su educación media superior y radicando en la Ciudad de Villahermosa; Aurelio fue cuestionado por su padre si se dedicaría profesionalmente a la música, a lo que él se negó por considerarla  en ese tiempo como una carrera de muchos altibajos. Así que opto por ingresar a la Universidad a estudiar Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones.

A pesar de no tener problemas con materia exactas como Física y Matemáticas, Aurelio decide cambiar de Universidad y trasladarse a radicar a la Ciudad de México, bajo la condición impuesta por su s padres de vivir en casa de su abuelita paterna.

Y fue ahí donde Aurelio encontró un mundo diferente que sería el comienzo de una nueva vida, al toparse con los instrumentos musicales, partituras y un piano.

Recién llegado a la Capital y sin compromisos sociales, Aurelio llegaba de la escuela y se distraía en aprender a leer música, armar acordes y secuencias. Pero con tan solo 18 años y cursando su primer semestre de la universidad, Aurelio se enamora en su clase de Matemáticas 1 y escribe su primer canción, la cual desafortunadamente no recuerda.

Al poco tiempo reconoce la emoción que le provoca la música y apoyado por sus padres, abandona la universidad y emprende un nuevo ciclo  de 1996 al 2001 al estudiar la carrera de Música Popular Contemporánea en la Academia Musical Fermatta, donde le enseñaban música  popular del siglo XX, recibiendo clases del Mtro. Mario Santos, quien en su tiempo, también fue pianista de Manuel Mijares y a la par se introduce en estudiar Piano.

Durante este tiempo y a pesar de llevar clases académicas de composición y con 22 años de edad y con experiencia en relaciones amorosas, comienza a componer letras y música influenciada por la música de Billy Joel; Phil Collins; Peter Gabel y Sting. Empieza a tocar ocasionalmente en bares, apoyado por su padre cuando se  requería algún instrumento extra,  porque su padre le aconsejaba que tenía que ser un buen músico.  Su primer concierto con salario fue en 1998 acompañando al grupo Pandora como Pianista, posterior a ello, forma una pequeña banda y se dedica a componer música para radio, jingles y televisión. Participa en el musical “Hoy no me puedo levantar” y recibe invitaciones eventuales como pianista para acompañar a grandes artistas en sus giras como tal es el caso de Cristian Castro.

Y así es como Aurelio emprende una carrera desando ser Productor, compositor y arreglista de Orquesta, sin imaginar que su vida profesional estaría repleta de contrastes, de caminos distintos, de pasos lentos y firmes y de diversos matices, de desilusiones y satisfacciones y a pocos días de presentar su primer material discográfico en solitario.

EN UN PRINCIPIO

En un principio con los sueños de juventud y con incontables, Aurelio nunca pensó en ser cantante. Sus ideales estaban enfocados a ser productor, compositor y arreglista de grandes Orquestas. Así que inicio escribiendo canciones, con la intensión de que fueran grabadas por reconocidos artistas, sobre todo por aquel que admiraba y de quien coreaba sus canciones… Luis Miguel.

Este trabajo de composición le forjo un estilo de composición, una mezcla en lo que interpretaba Luis Miguel con tintes personales de Aurelio. Llevándolo a participar en diversos concursos para que sus temas fueran elegidos y grabados por “El Sol”, llegando a obtener  buenos lugares, pero sin el éxito esperado.

LA MAFIA

La mafia y la corrupción en el mundo artístico fue descubierta a tiempo por Aurelio, cuando recibió propuestas de que sus composiciones fueran cedidos los derechos a otras personas o intérpretes o registrarlas en coautoría y solo así fueran aceptadas para que fueran grabadas. Esto lo desilusiono, y recordando la enseñanza de crianza de sus padres de tener una vida honesta y al no poder asimilar esas peticiones, decido dejar la carrera de compositor y arreglista y se concentró en sus estudios de piano.

En la próxima Tertulia, Aurelio nos invita a introducirnos en cada una de las facetas que lo han llevado a construir “Cometas”.

Comentarios

Comentarios