Karla Verastegui

Karla Verastegui

TERTULIA

Don Felipe Cabello Leyva

Don Felipe Cabello Leyva no tuve el honor de conocerlo, pero sí, he tenido el privilegio de saber a través de su nieto, sus ideales, sus logros y el gran amor a la vida que a través de sus actos, no solamente contribuyo para el engrandecimiento de la ciudad de San Juan del Rio, si no que gracias a su iniciativa y empeño, se siguen salvando vidas…

Don Felipe Cabello Leyva, fue fundador y comandante del primer cuerpo de Bomberos en San Juan del Río. Pero es su nieto, el escritor y promotor cultural, Felipe Cabello Zúñiga,  quien en sus propias palabras nos introduce a esta etapa de la vida de su abuelo, que si bien a él no le toco verlo  como bombero, debido a que nació años después de que Don Felipe de Jesús Cabello Leyva se retirara del H. Cuerpo de Bomberos, se ha dado a la tarea de investigar y conocer la labor altruista de su abuelito; como un homenaje, al hombre que amo y admiro. 

DON FELIPE CABELLO LEYVA

Don Felipe de Jesús Cabello Leyva,  originario de la ciudad de San Juan del Río, Qro. Nació el 5 de febrero de 1936. Y sobre su historia, su sueño, su esfuerzo y su  visión, nos platica, Felipe Cabello Zúñiga.

“Fue el fundador y 1er comandante del H. Cuerpo de Bomberos de dicha ciudad junto a Francisco Martínez (Secretario), Lorenzo Hernández (Vocal II), José Olvera (Tesorero), Juan Aguilar (vocal I) y Jesús Hernández (2do comandante), además del primer cuerpo de bomberos que lo integraron 25 voluntarios y un comité de 6 damas que organizaban eventos para generar recursos para el naciente cuerpo, uno de los grupos que acudían para este apoyo eran “Los Diplomáticos” de Querétaro. Mi abuelo fundó este heroico cuerpo el 29 de Enero de 1969, es algo que heredo no solo a mi familia, sino a esta bella ciudad de San Juan, recuerdo que de niño platicaba este faceta en su vida, recuerdo que le pregunte porque no estaba con ellos, a lo que me respondía que lo habían olvidado, ya sea por el monopolio que hubo en su momento o de querer borrar la historia, pero que no lograron, yo hace 3 años cuando él muere, me doy a la tarea de buscar más datos que me dieran más certeza, para mi sorpresa encontré más de lo que pensaba, por esta razón encontré la forma de publicar en “La Crónica de San Juan del Río” con el municipio de San Juan del Río, en colaboración con el cronista Ubaldo Neftalí Sáenz acerca de la historia de los bomberos, algo que incluso los vulcanos ignoraban, pero que también le dan gran importancia, esto sin olvidar los eventos que organiza y la publicación de otro libro acerca de ellos la presidenta del consejo directivo de Prevención y Ayuda A.C. Aunque mi abuelo duro tan solo un año como comandante y presidente de la mesa directiva de ese grupo, fue un granito de arena que ya ha perdurado por casi 50 años. Mi abuelo de carácter fuerte, bromista a la vez, pero un abuelo maravilloso. Un personaje que varios tienen en su memoria, varias anécdotas que encontré de ese momento, inolvidables. Un personaje que rescate del olvido, incluso en un festejo donde se le entrego un reconocimiento post mortem que organizo el consejo directivo ya mencionado, para muchos fue una sorpresa, no imaginaban que ese señor era el fundador y la razón de esa celebración, un honor para mí como nieto haber rescatado esa parte de su historia, ahora nuestra. Con gran amor y cariño para el abuelo, el comandante, para el amigo, nunca te olvidaremos”.

EL ABUELO

Fue su nieto, Felipe Cabello Zúñiga, quien nos permitió conocer algunas anécdotas y recuerdos íntimos compartidos con su abuelo, y así introducirnos en la parte  humana de quien dejó un legado invaluable a la sociedad sanjuanense.

“De niño siempre iba a la casa de mi abuelo , era un hombre formal, estricto, pero esto no quiere decir que no era bueno, muchos llegan a confundir el significado de la esa palabra, él era muy ocurrente y divertido porque cualquier cosa que hiciera era pretexto para contarme sus historias, en su casa tenía muchas cosas que llamaban la atención, desde un Cantinflas del mundial de México 85, que salió pero fue retirado del mercado al dejar de ser la figura que representara a nuestro país, esa historia me la conto por ejemplo. Tenía muchas fotografías, que me dejaba ver, supongo que una parte de mi amor por la historia viene de mi abuelo. Una de las fotos que le gustaba mostrar era la del cuerpo de bomberos, veía como sus ojos se iluminaban y se sentía orgulloso de haberlo hecho cuando nadie creía en ellos, supongo que de ahí viene mi seguridad y necedad en querer hacer las cosas sin esperar nada. Mi abuelo cuidaba mi alimentación desde pequeño, me daba consejos de cómo conservar mi físico, lo hacía de una manera muy vaciada, trataba de no reír (tenía 5 o 6 años), pero me quería mucho, me cuidaba como a sus hijos, es un orgullo para mí haber sido su nieto, tener esa rectitud que llevo hasta la fecha, ese amor y sinceridad que no voy a olvidar nunca. Quiero mandar un abrazo hasta donde se encuentre a mi abuelo Felipe Cabello Leyva, porque más que el nombre, me heredo una forma de ser, de vivir y de disfrutar cada instante”.

A Don Felipe Cabello Leyva, en donde este… ¡Gracias por todo, Gracias por tanto!

Comentarios

Comentarios