Karla Verastegui

Karla Verastegui

TERTULIA

El juez de la maestranza

La presencia de un juez de plaza en un coso taurino, aparte de autoridad, es la representación de la ética, la moral, el conocimiento y la honestidad. En exclusiva para el periódico de Querétaro, “Plaza de Armas”, tuvimos el honor de platicar y aprender del Presidente (Juez de Plaza) de la Plaza de Toros La Real Maestranza de Sevilla, Don Fernando Fernández- Figueroa Guerrero, quien es Licenciado en Derecho, con Diplomado en Ciencias Políticas y de Administración. Master en Desarrollo Local y en Alta Dirección de Instituciones Sociales.  Ha publicado seis libros de Derecho Administrativo y numerosos artículos en revistas jurídicas. En  el tema taurino, fue novillero sin picadores y actualmente es Presidente de la Plaza de Toros en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla; miembro de la Asociación Española de Presidentes de Toros de España y del Consejo Andaluz de Asuntos Taurinos de Andalucía y es autor de dos libros referente al tema taurino.

Fue elegido como Presidente de la Real Maestranza para que vele por los intereses de los empresarios, los aficionados y los toreros, debido a su gran conocimiento y rectitud. Hoy nos habla de esta importante responsabilidad en los festejos taurinos.

NOMBRAMIENTO COMPLICADO

Sobre como considera su nombramiento como Presidente (Juez de Plaza) de la Maestranza de Sevilla, Don  Fernando Fernández nos comenta “Es un nombramiento complicado. Yo tenía antecedentes. Mi padre fue veterinario taurino en diversas ganaderías de toros. Yo he visto el toro en el campo desde pequeño. Quise ser torero hasta que en la  carrera universitaria. En la mitad de mi carrera, mi familia decidió que tenía que estudiar y dejar los toros. Y   lo que es la paradoja del tiempo y de la vida, al cabo de los años  he vuelto a la Maestranza,  pero ya prescindiendo los festejos de Sevilla”.

ARTE DE APRECIACION

Sabemos que la tauromaquia es un arte y sobre la dificultad que representa ser el Presidente de la Plaza y que los asistentes salgan satisfechos; Fernández-Figueroa Guerrero afirmo que la dificultad se encuentra en el equilibrio. “Lo más difícil es el equilibrio del gusto del público y del gusto de los aficionados. Porque no todo el público es aficionado. Decía el Mtro. Domingo Ortega que el público va a los toros a divertirse y los aficionados van a emocionarse. Por lo cual, equilibrar cuando te piden orejas que a lo mejor no son de la valía que tu consideras como aficionado y tienes que darlas porque el reglamento te dice que sí, si la petición es mayoritaria…Ese equilibrio entre lo que hace el torero con el toro que le toca y lo que pide el público es lo más difícil, es con diferencia”.

RESPETO Y CREDIBILIDAD

A diferencia de España donde los Presidentes, se han ganado el respeto y la credibilidad de los aficionados debido a su profesionalismo. Y hablando en específico de Querétaro, donde el actual juez no ha logrado obtener  de la afición ni el respeto ni la credibilidad. Le cuestionamos a Don Fernando Fernández como se logra el reconocimiento y aprecio de los aficionados, a lo que enfáticamente respondió. “Un juez de plaza en primer lugar tiene que ser un gran aficionado. El que no ha visto toros o el que no ha sabido ver toros nunca desde chico, prácticamente no puede valorar lo que hace un hombre jugándose la vida en una plaza de toros. Tiene que ser aficionado y en segundo lugar tiene que ser una persona formada. La Presidencia o ser Juez en una plaza de toros,  No es un capricho, no es una vanidad, es una obligación. Donde se está  jugando con la vida y profesión de familias, de muchachos que se están jugando la vida delante de un toro  y ¡eso es muy serio! Entonces hay que ser un buen aficionado y estar bien formado”.

OBJETIVO Y SUBJETIVO

Lo objetivo de lo profesional se mezcla con lo subjetivo del aficionado, sobre como mezclarlo siendo Juez de Plaza, Don Fernando con una gran sonrisa afirmo: “Decía un filósofo francés que Si yo fuera un objeto, seria objetivo. Pero como soy un sujeto…Soy Subjetivo. Sobre mi preferencia…pues me gustan muchos toreros. Pero me gusta mucho el toreo de Arte. En Sevilla, el  toreo artístico, el toreo de la naturalidad, el de hacer fácil lo difícil. Es lo que más me emociona”.

ESCUELA PARA JUECES

Es notoria la falta de ética, de profesionalismo y de conocimientos en los biombos mexicanos  y la diferencia de criterios que existen con los diversos jueces de plazas de toros en nuestro país. Esto representa un peligro para la fiesta, un desencanto para los aficionados y una falta de respeto  para las trayectorias de los matadores debido a la falta de responsabilidad, compromiso y autoridad  del  juez de plaza.

Sobre si deberían de existir una preparación para los designados para ejercer como jueces o una escuela para su preparación,  en México. El Presidente de la Maestranza comento que en España si existen. “En España hay escuela para jueces. Yo formo parte de la Junta Directiva de la Asociación de Presidentes de Plazas de Toros de España. Hemos creado una Asociación todos los presidentes, que no había. Para unificar los criterios,  para homologar cursos de formación,   visitar ganaderías. Para que todos vayamos teniendo un mismo nivel de conocimientos y que el que ejerza de juez sea parecido y lo más homogéneo al compañero de otras plazas de toros y estamos organizando unos cursos de formación para todos los presidentes de las plazas de España”.

Sobre la asistencia de los niños en los cosos taurinos y las figuras del toreo mexicano, nos platica en la próxima tertulia…

Comentarios

Comentarios