José Luis González Garibay

José Luis González Garibay
José Luis González Garibay
José Luis González Garibay

REFLEXIONES

Por que perdemos la cabeza (parte II)

Con el permiso de Ustedes y mis editores continuamos con el reto de no perder el “rumbo” Uno de los trucos que se utiliza para el fin de aquellos que fueron detectados con alguna de las variaciones de las enfermedades y alteraciones neuronales, es la identificación de la Familia de individuos tasa de enfermos son mayores, de las normales, se aíslan secciones concretas de su ADN, y las “Marcan” y se someten a un Laboratorio estando presentes las personas a las que aquejan los males.

El descubrimiento de Genes específicamente relacionados con el mal que los aqueja genera una gran posibilidad para un diagnostico más acertado y en consecuencia se abren grandes posibilidades en la curación del desorden especifico de la persona en cuestión.

Por ejemplo, el enfoque genético permite descubrir sub categorías,  de una misma enfermedades que el médico es incapaz de detectar en la auscultación clínica, y en consecuencia requiere tratamientos distintos, incluso es posible realizar rastreos preventivos que permitan al enfermo y sus familias prepararse medica y emocionalmente incluso cuidar su economía, en lo que se conoce como un brote sicótico antes incluso de que aparezcan los primeros brotes y señales dela enfermedad

Pero mientras el futuro genómico se abre camino, la medicina de nuestro tiempo ya cuenta con Laboratorios que apoyan el trabajo medico y cuando el hombre que ejerce la medicina se encuentra en el consultorio con una persona que vive algún padecimiento, es posible controlarlo de manera inicial con los medicamentos que son de nueva generación, y una vez que obtenga la certeza del pal que lo aqueja, apoyado por los diagnósticos obtenidos en los más avanzados está en condiciones de guiarlo a que se controle y se auto ayude, apoyado en las terapias que ahora en el siglo XXI existen.

Conociendo como hoy tenemos la oportunidad de hacerlo, el funcionamiento normal de las conexiones neuronales, y su influencia en el trabajo de la mente y su relación sináptica a la aparición de ciertos trastornos, hace posible la aparición el desarrollo de la Farmacopea, variada que permite actuar en diferentes fases de la sinapsis y mejora la eficacia terapéutica.

Un ejemplo muy evidente son los “Antidepresivos” hay moléculas que intervienen en la fase pre sináptica como son antidepresivos llamados “Trciclicos”.

Otros de los nuevos medicamentos intervienen de manera efectiva  en la fase possinaptica, y se convierten en bloqueadores de los receptores de la  dopamina, que tiene efectos probados anti sicóticos.

Tanto unos como otros son fruto del empeño científico por conocer las fuentes biológicas de las enfermedades mentales, esto y todos los medicamentos y tratamientos venideros conceden una esperanza para los afectados y sus familias y que habrían sido imposibles de seguir considerando la “Locura” como un padecimiento del Alma.

Uno de los trastornos mentales más estudiados desde el punto de vista desde la neurofisiología es la esquizofrenia, ya en 1960 se desarrollo el primer estudio sistemático sobre la heredabilidad del mal, pues se incluía que debía tener algún componente genético trasmisible.

Sorprendentemente hasta hace muy poco, no se ha confirmad con exactitud que la esquizofrenia sea un mal neurológico en el mismo sentido que lo son el Alzheimer o esclerosis múltiple, es decir que sea una enfermedad de origen neurológico identificable, más allá de sus manifestaciones síquicas.

En el 2002 se publicó una revisión de estudios realizados a pacientes con esquizofrenia que no habían sido tratados nunca con medicación anti sicótica, el motivo era combatir la idea de quienes opinaban que las anormalidades funcionales de las anormalidades funcionales detectadas en el cerebro de estos enfermos son causa del propio tratamiento que reciben.

Las mediciones neurológicas de estos pacientes ofrecieron la comparación más fiable realizada hasta esa fecha entre cerebros sanos y cerebros no tratados médicamente, todos los estudios encontraron alteraciones estructurales y funcionales, no solo en algunas regiones concretas del cerebro, sino en varias áreas visibles interconectadas.

De este modo quedó evidenciado que existen bases fisiológicas para este síndrome, por si todavía quedaba alguna duda, aún así las causas de la esquizofrenia siguen siendo parte de un misterio.

Poco a poco el rompecabezas de su etiología empieza a componerse, se sabe por ejemplo que el cerebro del enfermo muestra algún tipo de dificultad en la coordinación de la actividad entre distintas áreas funcionales y también se han detectado patrones irregulares en la formación de algunas células neuronales.

Concluimos con un comentario un reciente estudio apuntó la posibilidad de que el mal estuviera causado por una combinación de factores genéticos y ambientales muy específicos en concreto según los investigadores responsables del mismo una alteración genética produce defectos en el desarrollo de las células gliales del sistema nervioso, si se combina esta acción con ciertos virus podrían darse las circunstancias oportunas para que aflore el mal.

La teoría establece pues que las células en cuestión podrían padecer una susceptibilidad a comportarse de manera extraña que solo se manifestaría definitivamente si son debilitados por la acción infecciosa de dichos virus.

Hasta aquí amables lectores nuestra aportación sin embargo insisto en que los pacientes de cualquiera de estos padecimientos deben acudir de manera permanente a los grupos de auto ayuda y a una sicoterapia que permita que hombres y mujeres se sientan en un ambiente cordial, que expresen sus vivencias y encuentren respuestas a las sensaciones y malestares que los alteran.

Nos vemos en la que sigue

[email protected]

Comentarios

Comentarios