José Luis González Garibay

José Luis González Garibay

REFLEXIONES

CONCLUSIÓN

Como ya lo mencioné en esta entrega ofrecí concluir este ensayo de la tertulia entre filósofos

Con el permiso de ustedes continuamos:

Marx: perdóneme profesor Hegel, pero he deducido de la lectura de sus obras que según usted, el espíritu determina el orden social y político en cada momento histórico, y permite la realización plena del ser humano en dicho orden. Ahora bien, la existencia del proletariado contradice esta idea ya que el destino de un obrero no es la realización de sus potencialidades humanas, sino la enajenación y alienación de ésta. En el estado la libertad de la que usted hablaba se convierte en esclavitud. Ese espíritu al que usted se refiere es ficticio, para comprender como funciona una estructura política hay que estudiar sus condiciones materiales. Solo así podrá abrirse paso la igualdad e instaurarse la verdadera libertad, donde cada uno es dueño de si mismo.

Moderador: aprovechando la oportunidad de su comentario, le ruego se presente antes de continuar a partir de ahora y con brevedad.

Marx; acortaré el complicado relato que exigiría presentar todas mis andanzas, mencionando tan solo que nací en Tréveri en 1818 en una familia burguesa acomodada y he vivido en Bonn Berlín, París, Bruselas, Viena y Londres, fui periodista, político y escritor. Considero que la verdadera esencia del ser humano, a pesar de lo que aquí se ha dicho es la capacidad que posee de producir mediante el trabajo, su medio de vida dentro de un conjunto de relaciones sociales. El ser humano, además es el sujeto de la historia, pues es un proceso material y no espiritual que el elabora; ningún espíritu ni Dios alguno rige la historia.

Nietzsche: afortunadamente ya en la filosofía contemporánea de  Marx cabe decir Dios ha muerto, sin embargo es mía la frase, paradójicamente mi padre y mis abuelos fueron pastores protestantes, yo, un gran ateo, soy germano, nacido en Roecken, Turingia en 1844 aunque cambié mi nacionalidad por la Suiza cuando fui nombrado, contando con 24 años y antes de publicar un solo libro, catedrático extraordinario de la Universidad de Basilea, en 1874 sería elegido además Decano pero ese mismo año empezarían también los problemas de salud, terribles dolores de cabeza y con ojos que con el tiempo derivarían en locura, les comparto que mi concepto de súper hombre lo expreso por boca de Saratustra que cree en una de mis obras, este profeta expone 3 metamorfosis del espíritu: como el espíritu se convierte en camello, como el camello se convierte en león  y como el león se convierte en niño, aclaro el camello simboliza a las personas que se contentan con obedecer ciegamente y solo tienen que arrodillarse recibir la carga, soportar las obligaciones sociales y obedecer, el camello que quiere ser más se transforma en león, que simboliza la gran negación y al que rechazan los valores impuestos pero también tiene necesidad de transformarse en niño para poder vivir libre de prejuicios y crear una nueva tabla de valores al servicio de los instintos vitales del ser humano. La moral superior que resulta se revuelve contra el cristianismo el cual ha domesticado al hombre para convertirlo en un animal aprisionado.

Moderador: su turno Sr. Sartré

Sartré: bien, me gustaría presentar mis ideas en relación a otras que han expuesto mis colegas, me tienen por uno de los principales filósofos denominados existencialistas, en efecto a diferencia de Hegel, considero que lo verdadero no es un todo como el espíritu o el estado sino la realidad individual, la existencia particular de la persona. Ahora bien la existencia de la que hablo tampoco es la de un yo pensante. Como el de Descartes, sino la de un yo concreto y mundano, por tanto, la estructura de dicho yo no se funda en la razón sino en la libertad y se encuentra completamente indeterminado en el mundo, sin metas ni valores prefijados.

Moderador: Sr. Sartré usted murió en  1980 así que ya sabrá que pocos años antes, durante mayo del 68 francés el anarquismo abanderó la figura de Nietzsche, las interpretaciones que se han hecho de su filosofía son múltiples y a veces opuestas.

Nietzsche: estoy estupefacto con este asunto de una guerra mundial que mi filosofía inspiró, pero me lo van a tener que explicar a fondo.

Sartré: yo viví la segunda guerra mundial, incluso fui hecho prisionero por los alemanes, aunque me liberaron y pude regresar a Paris, ciudad en la que había nacido en 1905. Mi vida fue siempre la de un intelectual activo en todas las manifestaciones de la vida cultural, social y política. Fui filósofo  además de autor literario y teatral comprometido, apoyaba al marxismo, y tengo que mencionar a la que fue mi compañera y con la que compartí intereses filosóficos y políticos: Simone De Beauvoir, una gran promotora del feminismo.

Aristóteles: de nuevo el tema ese

Moderador: lo siento pero nos tenemos que despedir gracias  a todos por su participación y a ustedes amables lectores por habernos seguido.

San Agustín: pero yo esperaba un nuevo turno, una oportunidad más para hablar sobre la razón y la fe

Nos vemos en la que sigue.

Comentarios

Comentarios