José Luis González Garibay

José Luis González Garibay
José Luis González Garibay
José Luis González Garibay

REFLEXIONES

DESARROLLE SU CEREBRO

Recientementemente inicie una vez más  la lectura del Maravilloso libro de Joe Dispensa: Desarrolle su cerebro, en donde narra su experiencia personal después de sufrir un accidente, que lo lesiono de tal manera que quedaría en Silla de Ruedas, a pesar de ser Medico y especialista en la materia decidió que no entraría al Quirófano, que desarrollaría su propia “Técnica” y saldría adelante (Cuestión que así sucedió) .

Una vez logrado su estado óptimo y volver a competir como Tri Atleta, decidió investigar, con seres que por diversas enfermedades se encontraban en estado terminal, y quienes decidieron seguir sus métodos, alcanzaron grados increíbles de Sanación y continúo con su trabajo investigando el Cerebro, La Mente y todos sus componentes.

Incluso se filmaron documentales que decidieron denominar “Y tú que #&%% piensas, los que me atrevo, a recomendar al igual que la lectura calmada del Texto mencionado, pero sobre todo estudiar las técnicas que desarrollo para lograr devolver su propia salud sin que lo hubiesen operado, y además sirvió a otras personas.

Amables Lectores si me permiten comparto también algún pensamiento al que denominaremos: A Mover las Neuronas, con su permiso comenzamos

Si el cuerpo humano hubiese venido acompañado de un Manual de Instrucciones  uno de sus primeros consejos debería decir “Úselo con Frecuencia de lo contrario lo perderá”

Los músculos que permanecen inactivos se marchitan con el tiempo, el Corazón se debilita  si no realiza toda la ejercitación que necesita.

También el Cerebro se atrofia, pero en recientes estudios sugieren que la actividad intelectual desarrollada a lo largo de toda la vida puede detener parcialmente este proceso de inhabilitación.

A fin de probar si la actividad intelectual logra frenar el deterioro  del cerebro, un equipo de Profesionales de diversas Áreas y Ciencias, sometieron a sus colegas de la Universidad a una ejercitación mental dividida en cinco partes, comparando después cual era el rendimiento de los más Jóvenes, de Mediana Edad y los más Maduros.

Empecemos por las malas noticias: En la prueba del tiempo de reacción (Donde había que apretar una tecla cada vez que en la computadora aparecía la palabra “Ahora”) , el desempeño de los de mayor edad demostró que las neuronas sin duda se hacen lentas, con la edad, y para contrarrestar esta falla de nada sirve haberse pasado 40 años estudiando Física Teórica. Además, los profesores veteranos tenían más dificultades   para asociar los nombres con los rostros que se les presentaban.

Sin embargo, su rendimiento fue parejo al de los docentes noveles_ y mucho mejor que el de personas de su misma edad, que no eran catedráticos-al pedírseles que recordaran ciertos detalles de un párrafo que habían leído, en el que se daba información acerca de culturas trivales o gases atmosféricos. Y no fue menos expendido su funcionamiento al tener que recordar el orden en que se les habían presentado quince palabras o figuras, pese a que normalmente el rendimiento en estas dos pruebas disminuye con la edad.

La última prueba a que fueron sometidos consistía en señalar, en una serie de tarjetas cuadradas con distintas figuras que eran rebarajadas  permanentemente, las que no habían sido señaladas en la tirada previa. Los Maestros de más Edad cometieron más errores que los jóvenes, e  igual cantidad de errores que sujetos de control de su misma edad.

Los Mayores mejoraron un poco en un segundo intento, en tanto que el desempeño de los controles de más edad empeoraba.

Es evidente que por activo que se mantenga mentalmente un individuo, en alguna medida su ritmo va a decaer con el transcurso del tiempo, pero si su cerebro ha estado bien ejercitado sabrá, compensar mejor la declinación que la edad impone.

Totalmente en otro tema: Sorprendentes fueron los resultados electorales del pasado Domingo en El Estado De México y Coahuila, ahora vienen los procesos Judiciales, y nos dan un anticipo a lo que vamos a vivir en el 2018

Nos Vemos en la que sigue 

Comentarios

Comentarios