JOSÉ FONSECA / EJÉRCITO: CUANDO DE MODOS SE TRATA

CAFÉ POLÍTICO 

En 1981, en medio de la turbulencia de la cercana sucesión, se agitó el mundo político porque un alto mando del Ejército, en una reunión en Veracruz, aclaró que “constitucionalmente, no hay ningún impedimento para que un militar pueda llegar a la Presidencia por la vía del voto”.

Era tal la agitación que una amiga del Presidente José López Portillo, la periodista Olga Moreno, comunicó a su amigo lo ocurrido. López Portillo luego de ordenar un informe a su Jefe del Estado Mayor Presidencial, Miguel Ángel Godínez, llamó a Sedena.

Al día siguiente citó a conferencia de prensa el titular de Sedena, general Félix Galván López. Declaró: “entre los soldados de México no hay ambiciones políticas”. Se acabó el escándalo. Otros tiempos, dirán, sí, pero también otros modos.

Peralta: ¿otra vez la disolución social?

Los veteranos del 68, tantos en posiciones relevantes en la política y los medios, recuerdan aquella exigencia para desaparecer aquel artículo 145 bis del código penal federal, el cual castigaba la “disolución social”.

Salió el subsecretario de Gobernación Ricardo Peralta con la propuesta de que las notas hirientes o la “creación de redes para difundir notas faltas” sean equiparables al terrorismo y, por lo tanto, deben ser causa para prisión preventiva oficiosa.

Por edad, el funcionario de la 4T seguro no sabe de aquel artículo “arbitrario y totalitario”, como lo calificó su compañero en Bucareli Alejandro Encinas. Por favor, ¡qué alguien le explique”! diría el clásico.

¿Quién maneja al reumático elefante?

Ayer, a la denuncia de que no ha llegado el dinero a un grupo de maestros en escuelas que forman parte de los programas nacidos con la reforma educativa lopezobradorista, en Palacio se citó, ooootra vez, al elefante reumático.

Si revisamos la situación atentamente, a lo mejor descubriremos que ya no quedan en la estructura de la cadena de mando de la burocracia de la República funcionarios de otros sexenios, que todos los que toman decisiones llegaron en diciembre de 2018.

Quizá sea hora de preguntarse quien maneja ese elefante que a tantos desvela, capaz que cuando lo averigüen se llevan la sorpresa de que los reumas también las padecen muchos de la 4T.

NOTAS EN REMOLINO

Errare humanum est. No quería el Presidente López Obrador olvidar el affaire de Culiacán, quería pasar a la ofensiva, una ofensiva ruda e implacable, pues le disgustó estar a la defensiva toda la semana pasada… Antes los delegados de Gobernación monitoreaban situaciones locales y eran como alerta temprana para el Ejecutivo Federal. Sin delegados, ¿quiénes tienen ese rol?… Mal la Auditoría Superior de la Federación. Acusa que en la pasada Legislatura se despilfarraron recursos por crear demasiadas comisiones. La ASF debiera saber que la creación de comisiones es facultad soberana de los senadores. No es cosa de contadores… ¿Compraremos granos a la Argentina para fortalecer las relaciones con el nuevo gobierno? ¿Qué le diremos a Estados Unidos cuando les compremos menos granos a ellos?… Lo que son las cosas. Durante más de una década en la Policía Federal se fortaleció una policía cibernética, sector que pasó a la Guardia Nacional. Fue el empleado para hacer el estudio de redes sociales presentado ayer en Palacio Nacional… Seguramente tomaron nota los senadores de que el aspirante a la CNDH, el oaxaqueño Arturo Peimbert, escribió que para ser elegido por el Senado debe “contar con el visto bueno del Presidente”. ¿Más claro?

Comentarios

Comentarios