José Fonseca

CAFÉ POLÍTICO

IP-Gobierno: no hubo choques

La semana pasada se desestimaron los augures de quienes veían riesgo en lo que creyeron eran demasiados desencuentros entre el gobierno lopezobradorista y las organizaciones empresariales. Advertían de un choque de trenes.

   Se confirmó, como se dijo en este espacio al citar a un viejo político

mexicano: “en México los trenes no chocan, porque nunca llegan a

tiempo”. Y, ciertamente no llegan a tiempo porque para que haya un

choque, como en el tango, hacen falta dos.

   La declaración determinante que la de un grupo empresarial que

calificó como improductiva una confrontación frontal con el gobierno. Y, en el gobierno, por lo visto llegaron a la misma conclusión. Por lo

pronto, todos toman la misma ruta.

No más una Presidencia acotada

   Una lectura cuidadosa de “Las facultades metaconstitucionales de la Presidencia”, escrito por el doctor Jorge Carpizo, permitiría comparar las descritas en el libro y aquellas de las cuales dispone la actual

Presidencia de la República.

    Es un hecho incontrovertible que, aún antes de la transición democrática y la alternancia de 2000, quizá a regañadientes, pero los Jefes del Ejecutivo Federal han visto crecientemente acotadas esas

facultades. Al extremo que dificultaron gobernar.

   Quien esto escribe considera que el Poder del Ejecutivo Federal

requiere de contrapesos, los cuales de alguna manera lo acotan y evitan

abusos. Y tal parece que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no quiere una Presidencia acotada, quizá prefiere la descrita por el doctor Carpizo.

Sin los militares, no hay

democracia

   En este espacio se han contado episodios históricos en los cuales los soldados y marinos mexicanos han demostrado una y otra vez su lealtad a las instituciones de la República, quizá por su origen, tan distinto a los elitistas mandos de otros militares del Continente.

   Desde que el general Marcelino García Barragán rechazó un “coup

d´etat”, como los habituales en América Latina durante los sesenta y setenta, sólo los obsesos pueden poner en duda la lealtad institucional de los soldados y marinos de México.

   Es más, la transición democrática con sus tres alternancias habría

sido imposible si no hubiera contado con la lealtad de los soldados y

marinos de México a las instituciones de la República. Así de sencillo,

pero también así de complejo.

NOTAS EN REMOLINO

   Es posible, como dijo Ruiz Healy, que el Presidente López Obrador haya decidido dar marcha atrás a la iniciativa de cambios a la ley de Pemex que fortalecía a la dirección de la empresa, para evitar otro sofocón de las calificadoras… Siete muertos en Iztapalapa en el fin de semana,

mientras en la Cámara de Diputados discuten y debaten para decidir si la portación de armas merece prisión preventiva inmediata… Ya les dijeron de Palacio Nacional a los consejeros del INAI y al titular de la CRE que sí los recibirá el Presidente, sólo hay que esperar que haya un espacio en la agenda. Puede haberlo el viernes, la semana próxima o hasta que San Juan baje el dedo… En la alcaldía de Cuajimalpa se preparan para la escala que harán ahí los 55 mil peregrinos que marchan hacia la Basílica de Guadalupe. Un desafío del guadalupanismo al fundamentalismo laico…Desde Palacio Nacional se sugirió revisar la mina coahuilense Pasta de Conchos, donde aún permanecen los cuerpos de un accidente ocurrido hace casi una década. Recordemos que en las minas de carbón la acumulación de

gases siempre es un peligro y esa es la razón por la que se suspendieron

los trabajos para sacar los cadáveres de los mineros…

Comentarios

Comentarios