JERÓNIMO GURROLA GRAVE / NADA BUENO ESPERA A LOS QUERETANOS EN 2021

ANTORCHA CAMPESINA

Siete son los partidos políticos nacionales que existen en México luego de que dos perdieron su registro en la pasada elección federal, aunque sólo tres o cuatro son los que tienen una representación importante, el resto, dicho sea con mucho respeto, representan poco, se han prostituido, están a la caza de alianzas con quien les ofrezca más para no perder su registro, aunque todos, sin excepción, son partidos sin principios ni objetivos claros, actúan según las circunstancias; lo mismo son de izquierda, de centro o de derecha, ni ellos lo saben, pues los políticos buscan el poder por el poder a costa de lo que sea y no precisamente para ponerlo a favor de los ciudadanos, como dicen, sino para lo que ya todos sabemos, para su provecho personal.

En Querétaro las cosas no son distintas. Hasta la elección pasada, los únicos competidores eran el PRI, el PAN, y ahora MORENA. En el pueblo, empobrecido y utilizado como siempre, ya ni siquiera dudan, se saben condenados a que les va a ir mal como siempre, que su situación no va a mejorar; aguantan porque se han acostumbrado a sufrir las consecuencias de los malos políticos, antidemocráticos y corruptos. Están condicionados mentalmente para aprovechar el periodo de campañas políticas para obtener, o una despensa o un tinaco, sabedores de que es su propio dinero aportado a través de sus impuestos, y que pasada la elección, no hay más. 

Las elecciones se han convertido en una rutina, en una farsa, entran unos de uno u otro partido y los que estaban saltan a otro cargo de elección popular más jugoso. Muchos políticos han transitado por el Estado, pero, ¿En que ha mejorado el pueblo? Ciertamente, en mucho. Por su ubicación geográfica, Querétaro no es de los Estados más pobres, aunque según el INEGI, los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), hasta agosto pasado se ubica entre los de mayor desocupación a nivel nacional, con 4.6% de su Población Económicamente Activa (PEA), que representa mas de 38 mil queretanos en edad de trabajar, la gran mayoría jefes de familia, sin contar que el 47.7% son empleados trabajan en la economía informal.

Si a todo esto y a las atrocidades que está haciendo el llamado gobierno de la 4T, al eliminar la posibilidad de mejorar las condiciones materiales de los queretanos del campo y la ciudad a través del ramo 23, comedores comunitarios y estancias infantiles, además de la desaparición de todos los programas creados por las pasadas administraciones federales a cambio de tarjetitas sin fondos, se suma que el gobierno estatal de Francisco Domínguez Servién no actúa con responsabilidad y sensibilidad, dejando en manos de los presidentes municipales, de todos, sobre todo los emanados de su partido, el PAN, con intereses económicos y políticos particulares, nada bueno les espera en el futuro a las familias queretanas.

Querétaro no es el único caso, pero con el actuar de la administración estatal y el de los alcaldes, León Enrique Bolaño, de Cadereyta, Alejandro Ochoa Valencia, de Colón, Guillermo Vega Guerrero, de San Juan del Río, Rosendo Anaya Aguilar, de  Amealco y ahora también Roberto Sosa Pichardo, de Corregidora, entre otros, todo parece indicar que la intención es entregarle el poder, a la administración lopezobradorista. Después de 4 años de gestiones e insistencia para que atiendan y resuelvan las necesidades más elementales de la población organizada en el Movimiento Antorchista, como regularización de asentamientos, agua potable, luz eléctrica, drenaje sanitario, pavimento de calles, etcétera, se niegan siquiera a responder por escrito, como es su obligación, las solicitudes entregadas desde el pasado mes de diciembre.

Los sabios argumentos de estos señores para negar la solución a estas necesidades son: que no van a resolver peticiones de organizaciones sociales, y que son solicitudes de asentamientos irregulares. Como hasta ahora, con los partidos y candidatos que ya se promueven, nada alentador les espera a los más de 2 millones de queretanos en la elección del 2021, en que habrá cambio de gobernador, diputados y presidentes municipales, si no se deciden, junto con los demás mexicanos, a luchar de manera organizada y decidida por cambiar las cosas.

[email protected]

@jgurrolag1

Comentarios

Comentarios