JERÓNIMO GURROLA GRAVE / IGNORANCIA, RAPIÑA Y CORRUPCIÓN

ANTOCHA CAMPESINA 

Nadie en su sano juicio puede alegrarse de los males y sufrimientos que padecen otras personas, sobre todo si tiene que ver con la vida. Sin duda después de esta pandemia del COVID-19 que golpea al mundo entero, los gobiernos tomarán más y mejores medidas para evitar que se replique este terrorífico mal. Quizás se escuche demasiado rudo pero aquí aplica aquel refrán que dice: “no hay mal que por bien no venga”, en relación a que a pesar de lo grave de este mal que mata a miles en poco tiempo, la gente conozca la inteligencia, sensibilidad, humanismo, capacidad y liderazgo de sus gobernantes para enfrentar con responsabilidad, la vida de sus respectivas poblaciones, y premie o sancione con su desprecio a los gobernantes más ignorantes y demagogos.

Mientras el virus que se desarrolló en Wuhan, capital de Hubei, China, en diciembre pasado, ha matado hasta ahora a casi 33 mil personas en el mundo: más de 10 mil en Italia, 6 mil 700 en España, 3 mil 300 en China, 20 en  México de 848 casos confirmados, y casi 2 mil 500 muertes , de 140 mil personas infectadas en los Estados Unidos de Norteamérica, el país más afectado, los presidentes de algunos países han tomado serias medidas de emergencia para combatir la pandemia, contribuyendo a aliviar las consecuencias de salud con la construcción de más hospitales, haciendo todas las pruebas necesarias y dotando de medicamentos a todos los enfermos, además de apoyar en las consecuentes dificultades económicas de sus gobernados, como suspender los pagos de servicios públicos, créditos contraídos con empresas particulares, etcétera.

No sorprende que los presidentes, Trump de EEUU., Bolsonaro de Brasil y López Obrador de hayan tomado con desprecio e irresponsabilidad, hasta las medidas más sencillas de higiene recomendadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el lavado de manos, evitar aglomeraciones y el contacto físico de las personas o quedarse en sus casas, ya no digamos tomar medidas extremas como el encierro obligatorio, cierre de fronteras o restringir viajes internacionales, además de realizar pruebas a las personas que presenten síntomas de portación del virus. Al contrario, fieles a sus ideologías anticientíficas, jugando con la salud de las personas, continúan realizando sus masivos con saludos, abrazos y mordisco de niños, confiando en sus estampitas y amuletos de “detente”, con el idiota argumento: “los vacíos se llenan”.

Increíblemente el Subsecretario de Salud del País, Hugo López-Gatel, quien está al frente del combate del virus, declaró a un noticiero internacional, sobre la posibilidad del cierre de las fronteras: «estas medidas no tienen fundamento científico sólido, en toda la historia de las epidemias no hay demostración de que estas medidas extremas puedan ayudar a disminuir el riesgo de transmisión», aseguró. «Y tampoco ayudan, porque tienen gravísimas consecuencias económicas y sociales. La restricción de movilidad puede ser una medida de salud pública, pero se reserva a las situaciones hipotéticas en que se perdiera la capacidad de control. Lejos estamos de ello».

Y bueno, se juntaron “el hambre con las ganas de comer”, Andrés Manuel y el distinguido miembro del otrora grupo de “la mafia del poder”, Ricardo Salinas Pliego, presidente del Grupo Salinas, dueño de TV Azteca, Elecktra y Banco Azteca, entre muchos otros negocios, además de asesor del presidente en materia económica (juez y parte), reunido con sus directivos y “líderes”, colérico, se lamentó de las calles, hoteles, restaurantes y parques vacíos. ¡“No puede ser..!, rabió. “La vida tiene que continuar; el 90% de las personas infectadas no sin mortales” (el 10% sí). “Nos han metido miedo a morir por el virus. Es contagioso, pero si te da y te recuperas, desarrollas inmunidad. No es cierto que virus es igual a muerte, lo que sí es mortal es el aislamiento y la crisis económica que dejaría a millones de personas sin empleo y eventualmente sin comida. No vamos a morir de virus pero si vamos a morir de hambre.

“En México, la inmensa mayoría de la población no vive de un sueldo, de sus ahorros o del gobierno, vive al día, y si la población no genera ingresos hoy, mañana no tiene qué comer, se paralizará la actividad económica de tajo, se desatará la delincuencia, la rapiña, y el caos”. Salinas Pliego opina que las medidas tomadas por López Obrador son correctas y llama “a tomar calma porque el pueblo es fuerte y tiene muchas reservas. La oposición al presidente quiere pegarle diciendo que no ha hecho lo suficiente para aislar a la población. Tenemos que apoyar al presidente con ánimo y con la calma. Que la oposición fifí se modere porque la alternativa del aislamiento es la rapiña y la violencia social. ¿Se había visto tanta ignorancia, rapiña y corrupción como en estos individuos?

[email protected]

@jgurrolag1

Comentarios

Comentarios