Jerónimo Gurrola Grave

ANTORCHA CAMPESINA

Gobierno estatal, tacaño con la UAQ

 

México es el país que menos invierte en educación, reveló el estudio “Panorama de la Educación 2015” de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Aunque los países integrantes de este organismo gastan en promedio 10,220 dólares por cada estudiante al año desde educación primaria hasta nivel superior, México no rebasa el umbral de 3,600 dólares de gasto por estudiante y ocupa la última posición, seguido por países como Hungría y Brasil. En el extremo opuesto, Luxemburgo, Estados Unidos y Austria invierten más de 22,000, 15,400  y 13,000 dólares respectivamente.

Gabriela Ramos, directora general de la OCDE, dijo que la tarea de inyectarle más recursos a la educación en México sigue pendiente pues, el gasto total por estudiante es uno de los menores de los países que conforman el organismo. En educación primaria, México destina 2 mil 600 dólares cuando el promedio es de 8 mil dólares. En educación secundaria el gasto es de 3 mil dólares por alumno y el promedio de la OCDE es cercano a los 10 mil dólares y en educación universitaria, 8 mil dólares, menos de la mitad de lo que destinan los demás países, que asciende a más de 20 mil dólares. También la Organización de las Naciones Unidad para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ha señalado que México debe invertir en educación por lo menos 8 por ciento, y 1 por ciento en ciencia y tecnología de su PIB y sólo invierte 6 por ciento y 0.30 por ciento respectivamente.

Por eso mucha razón tiene el rector de la UAQ Gilberto Herrera Ruiz, al insistir en que el subsidio estatal es muy bajo, apenas 17 mil pesos por alumno, que representa el 1.78% mientras universidades de España reciben hasta 30 mil pesos por alumno y en la UNAM el subsidio alcanza los 100 mil pesos por estudiante. El titular de la máxima casa de estudios en estado señaló que siguen trabajando con el gobierno en el monto del presupuesto 2017, para decidir si se entrega 17% -como se había ofrecido- o 4.4%, que finalmente proyectó el gobierno, y se revisa también la entrega de becas prometidas en campaña por el gobernador Francisco Domínguez, que había ofrecido dos apoyos por cada becado por la institución.

Excelente me parece la propuesta hecha en asamblea por los integrantes del Consejo Universitario y el rector de la UAQ, de trabajar para que ningún joven se quede sin estudiar por problemas económicos y en demandar mayor apoyo al estado para atender a 14 mil jóvenes que no pudieron ser admitidos en el nuevo ciclo escolar, pues sólo cupieron 6,700 de más de 20 mil aspirantes. Allí expresaron que mediante ahorros y un proceso de austeridad, la máxima casa de estudios pudo recibir a 250 estudiantes más respecto del año anterior, pero la gran mayoría de los solicitantes quedaron fuera.

“Desde el año 2000, cuando sumamos el presupuesto estatal y federal, no da para cubrir ni siquiera la nómina. El subsidio no ha sido suficiente incluso para poder cumplir las obligaciones laborales mas el gasto corriente que tenemos”, expresó Herrera Ruiz. Y manifestó que “la baja de recursos económicos para el financiamiento de la universidad ha repercutido directamente en el nivel de aceptación de estudiantes de nuevo ingreso provocando que en 2016 de 19 mil 600 aspirantes, se rechazaran 12 mil 300, y en 2017 la demanda ha crecido en 10%, por lo tuvimos alrededor de 21 mil solicitantes, rechazando muchos mas. Por eso la universidad esta exigiendo un presupuesto suficiente no solo para mejorar la calidad académica que tenemos sino para evitar que más jóvenes se queden sin estudiar. No es posible tener 12 mil jóvenes que no tengan un espacio en la universidad”.

 

Al gobierno de la república y de los estados, como Querétaro “no les cae el veinte” que la ignorancia mata a los pueblos, que para que México pueda alcanzar niveles óptimos de crecimiento y reducir la brecha con los países desarrollados tiene que hacer una inversión estratégica en educación, ciencia y tecnología. Dijo bien José Martí, “cuesta mucho educar un hombre, pero cuesta más no educarlo”. Nuestra sociedad requiere contar con un sistema educativo público de calidad y suficiente que ofrezca a sus jóvenes la oportunidad de integrarse a la sociedad de manera productiva.

 

[email protected]

@jggrave

Comentarios

Comentarios