Jerónimo Gurrola Grave

ANTORCHA CAMPESINA

No basta la buena voluntad

Por unanimidad se aprobó en la sesión de Pleno de la LIX Legislatura de Querétaro, el presupuesto de egresos de 37 mil 500 millones de pesos que el estado ejercerá durante 2019, ligeramente superior en uno por ciento al presupuesto de 2018 y 1.5 por ciento más por concepto de recursos propios. De esta cantidad, acordaron asignarles a los municipios, 5 mil 540 millones de pesos, al poder legislativo, 315 millones de pesos; al poder judicial, 853 millones de pesos; a los organismos autónomos y tribunales administrativos, 1 mil 207 millones de pesos; a las entidades paraestatales del sector educativo, 11 mil 710 millones de pesos y a las entidades paraestatales del sector salud, 3 mil 997 millones de pesos.

En la misma sesión, los diputados acordaron la cantidad de recursos asignada a cada municipio y las bases y plazos para la distribución de las participaciones federales e iniciativas de reforma que conforman la miscelánea fiscal presentada por la comisión de planeación y presupuesto. Todo, según se dijo, “buscando un equilibrio armónico en la calidad de vida de los habitantes, permitiendo redistribuir la riqueza a través del gasto público e impulsar un desarrollo económico y social, justo y equitativo en beneficio de todos los sectores de la sociedad queretana, especialmente de aquellos quienes por su situación de vulnerabilidad requieren más apoyo”.

Pues bien, considerando precisamente el acuerdo de los diputados, de buscar un equilibrio armónico en la calidad de vida de los habitantes de cada municipio y tratando de fortalecer a los más vulnerables, a aquellos que generalmente se ven menos favorecidos, los colonos, campesinos y estudiantes de los municipios del estado, organizados en el Movimiento Antorchista, se dieron a la tarea de reunirse en sus respectivos centros educativos, comunidades y colonias de los 18 municipios para consensar entre ellos, y elaborar sus respectivas solicitudes de las necesidades más urgentes, para entregarlas a sus respectivos presidentes municipales, de manera que fueran consideradas en los programas de obras del 2019.

Hasta ahora, con excepción de algún alcalde arrogante y de poco talento, los que han recibido a las representaciones antorchistas como, Querétaro, Corregidora, El Marqués, Pedro Escobedo, Colón, Tolimán, Peñamiller, Pinal de Amoles, Jalpan de Serra, Amealco, etcétera, haciendo en ese momento una revisión rápida de las necesidades planteadas, manifestaron su aprobación, comprometiéndose a hacer una revisión detallada, someterlas a consideración de sus cabildos respectivos y a responder por escrito, cuáles de éstas serán incorporadas como parte de sus programas de obra del 2019.

Obviamente, aunque las necesidades de la gente son muchas, debido a que históricamente ha habido muy poco interés, por no decir que nulo, de las autoridades por mejorar sus condiciones materiales, a pesar de las miles de promesas que hacen los políticos en cada elección, las que están solicitando no son obras superfluas, suntuosas o para beneficio de los líderes (por aquello de “La Antorcha Mundial” intermediaria, según el presidente de la república), son sólo las de mayor urgencia, esencialmente, las mismas solicitadas hace 3, 6 y 9 años: agua potable, drenajes, ampliaciones de luz, mejoramiento de calles, rampas de cemento para caminos transitados pero de difícil acceso o aulas para escuelas de nivel básico. 

Por esta razón, las familias marginadas, organizadas en el Movimiento Antorchista  reconocen y agradecen el buen trato recibido hasta hoy por los alcaldes, pero esperan que en esta ocasión no suceda como en las anteriores administraciones municipales, en las que aplazan una y otra vez la respuesta para “brincar” el período de las programaciones y concluir finalmente, con miles de pretextos, que sus solicitudes no son posibles de realizarse, por lo que a partir de la primer quincena de enero regresarán por sus respuestas, pues no basta la buena voluntad. Como dijera el pueblo, representado en Sancho Panza por Don Miguel de Cervantes: “Más vale un ‹toma› que dos ‹te daré”.

PD. Deseo a todos los antorchistas y amigos, que dentro de lo que cabe, pasen una bonita navidad y un extraordinario fin de año 2018, preparándonos para enfrentar con unidad los retos del 2019.

Comentarios

Comentarios