Jerónimo Gurrola Grave

ANTORCHA CAMPESINA

AMLO confronta a los mexicanos

Fiel a su particular forma de ser, desde los discursos de agradecimiento pronunciados en su recorrido por varias ciudades del país, posterior a su elección, Andrés Manuel López Obrador se ha venido comportando más, como un irrespetuoso y vengativo, que como un presidente inteligente y equilibrado, interesado en limar las diferencias surgidas durante la campaña, preocupado por la unidad, el progreso y el bienestar de todos los mexicanos, independientemente de color, credo e ideología.

Desde su primer discurso, en Guaymas, Sonora, se dio a la tarea de acusar sin razón, a las organizaciones sociales de pedir y recibir dinero de programas sociales para dárselos a sus agremiados. Dijo: “habrá apoyos con tarjeta, directos, sin intermediarios, nada de agrupaciones, no a la Antorcha Mundial”. En Mexicali, Baja California, AMLO, señaló que a partir del 1º de diciembre los apoyos serán personalizados: “Nada de que soy de la organización Francisco Villa, Emiliano Zapata, la Antorcha no sé de qué, y ‘me tienes que entregar a mí el apoyo porque yo se lo voy a repartir a la gente’. Y como los grandes pensadores de la humanidad, sentenció: ¡lo que diga mi dedito, no, eso se acabó, me canso ganso!

En Querétaro, mencionó: “se va a dar trabajo a 38 mil ninis, como aprendices, con sueldos de 3 mil 600 pesos mensuales; habrá becas para estudiantes de la universidad de 2,400 pesos mensuales; los estudiantes de preparatoria recibirán 800 pesos mensuales”. Y, “va a continuar el programa Prospera sólo que no se va a entregar a intermediarios como la organización, Constitución del 17, Emiliano Zapata, o la Antorcha Mundial; nada de que a mí me vas a dar el dinero y yo se lo voy a entregar a la gente; va a ser directo a la gente; se están levantando censos casa por casa y dispondrán de su dinero sin intermediarios, ni dinero en efectivo, porque no llega o llega con moches”.   

Y así ha dicho en todos lados: Tepic, Pachuca, San Luis Potosí, Cuernavaca, Morelia, Mérida, en el programa, “Primer grado”, de Televisa, y hace 2 días, en Jojutla, Morelos. Para los antorchistas es una deferencia y un honor que el señor presidente de la república los tenga siempre presente y sean parte de sus discursos llamándolos “Antorcha Mundial”, seguramente por ser una organización con fuerza y presencia nacional, integrada por millones de mexicanos pobres pero politizados y conscientes, dirigidos por uno de los hombres más honestos y brillantes de nuestra época, el Ing. Aquiles Córdova Morán.

No ha habido, hasta donde se sabe, dirigentes de organizaciones que hayan recibido dinero de manera directa de los programas sociales del gobierno, como dice López Obrador. ¿Dónde, en qué Estado o municipio, de cuál dependencia, a cuál dirigente antorchista se le ha entregado dinero para que éste a su vez lo entregue a sus agremiados? Conviene que en lugar de discursos aporte pruebas para darles mayor sustento, y los denuncie legalmente, ya que de no hacerlo, quedará como cómplice o como quien aprovecha el poder del pueblo perseguir y acosar a las organizaciones sociales.

Ciertamente, Antorcha Campesina como organización legal y con respaldo de los artículos 8º y 9º de nuestra Constitución Política, a través de sus alcaldes, diputados locales y federales, gestiona la inclusión en programas y obras de primera necesidad para los mexicanos pobres (no de sus líderes) y olvidados de México que representa, que ejecutan los gobiernos, pero nunca, en ningún momento pide o exige dinero en efectivo para sus agremiados para usarlos con fines electoreros, como reiteradamente acusa el presidente.

  ¿Por qué AMLO, en lugar de acosar, dividir y llamar peligrosamente al linchamiento de los lideres de las organizaciones sociales, de jueces y magistrados, de una parte de los empresarios y de todos los mexicanos que opinan distinto a él y a su partido, en temas como el nuevo aeropuerto de la Ciudad de México y de la reforma educativa, entre otros, no actúa responsablemente, como el Presidente de todos los mexicanos y los llama a la unidad, la paz y la concordia, para que unidos trabajen por una patria de paz y de progreso para todos? Los antorchistas, como siempre, seguiremos trabajando con respeto, sin caer en provocaciones y dentro del marco legal que establece nuestra constitución.

Comentarios

Comentarios